La UD Ibiza se blinda en Can Misses ante 4.200 aficionados

27 febrero 2022 | Por lorenzo | Categoria: Fútbol, Fútbol de 2B

 Los más de 4.200 aficionados que acudieron al estadio se marcharon encantados con el fútbol desplegado por ambos equipos.

 

Además de la constancia en la consecución de resultados favorables, uno de los aspectos que hacen a los equipos candidatos a todo pasa por tener un fortín inexpugnable para los rivales. Y la UD Ibiza anterior a Paco Jémez era de todo menos infalible en Can Misses. De hecho, hasta febrero ocupaba posiciones de descenso en la estadística de partidos como local. Ayer, frente al potente Huesca, el equipo ibicenco ofreció un auténtico espectáculo y encadenó su segunda victoria en casa, tras la del FC Cartagena por idéntico resultado, la tercera en los cuatro últimos compromisos ligueros en el coliseo celeste. Solo el Real Zaragoza logró llevarse un punto como botín en un choque estigmatizado a los 25 minutos por los dos goles obtenidos por el equipo maño.

Otro conjunto aragonés se topó ayer con la magia de Can Misses. El Huesca llegaba con la vitola de favorito por su linaje y por sus refuerzos invernales (con hasta cuatro incorporaciones procedentes de Primera), pero poco pudo hacer ante el ímpetu y la eficacia de un Ibiza dinámico y avasallador.

Más de 4.200 aficionados disfrutaron ayer con el fútbol total de ambos contendientes. Valientes, descarados, lanzados a por la victoria, Ibiza y Huesca protagonizaron una función estelar en Can Misses que arrancó de manera fulgurante con los tantos de Goldar y de Joaquín, este último validado por un VAR que volvió a corregir la decisión del árbitro para desconsuelo de los isleños. Tras un precioso intercambio de ocasiones, salpicado con paradones y varios postes de por medio, Cristian Herrera empujó el balón servido en bandeja de plata por Kevin Appin para certificar un triunfo que mantiene vivo el sueño de la UD Ibiza por seguir haciendo historia en el fútbol español. Próxima parada, Ponferrada.

Diariodeibiza

Comentarios cerrados