Una desgracia y la eficacia del Granada tumban a la UD Ibiza por (02) ante el Granada

15 agosto 2022 | Por lorenzo | Categoria: Fútbol, Fútbol Regional
Un desafortunado gol en propia puerta de Goldar tras el descanso allana el triunfo nazarí en Can Misses | El equipo de Javi Baraja deja buenas sensaciones pero indolencia en ataque uRegresan Castel y Rodado

La UD Ibiza inició anoche su andadura en LaLiga SmartBank con una derrota frente al Granada CF por 0-2, en un encuentro marcado por la eficacia del conjunto nazarí en la segunda mitad, que arrancó con un desafortunado tanto de David Goldar en propia puerta. Los de Aitor Karanka, máximos aspirantes a regresar a Primera, dejaron detalles de su enorme potencial y solidez defensiva ante una UD Ibiza indolente en ambas áreas pero atrevida con el balón en los pies.

El técnico celeste Javier Baraja no pudo estrenarse con buen pie al frente del equipo celeste, pero su planteamiento y el desparpajo de algunos de sus más jóvenes pupilos dejaron buenas sensaciones entre una afición que pobló con cerca de 4.000 asistentes las gradas del estadio Palladium Can Misses.

Saltó con presión alta el Granada frente a un paciente Ibiza que no se dejó asustar. A los seis minutos, Goldar taponó el remate cruzado de Uzuni tras una buena transición de los nazaríes que cogió dormida a la medular celeste. El central gallego se encargó de secar las tentativas del cuadro de Karanka, más punzante que los isleños en ataque dada la notable calidad de sus futbolistas. Así, Puertas tuvo una buena opción tras desbordar con habilidad a Zé Carlos en el vértice del área, pero su peligroso centro no encontró rematador.

Los de Baraja trataban de sacar el balón jugado buscando apariciones entre líneas, pero el Granada no dio concesiones hasta la aparición de Armando, que con dos exquisitas asistencias propició una doble tentativa rozando el 25 de partido. El disparo cruzado de Herrera fue repelido por la zaga en la primera y Suleiman, en la continuación, remató al palo largo muy desviado.

Tras la pausa de hidratación pudo marcar el conjunto nazarí, después de una preciosa triangulación entre Callejón y Uzuni que el extremo albano finalizó en carrera con un golpeo colocado que se marchó rozando el poste.

Respondió Suli al más puro estilo Vinicius, con una veloz cabalgada en la que dejó atrás a todos sus rivales para definir mal, con poco ángulo y con un zapatazo a las nubes.

Poco después, el extremo celeste perdió el balón en un pase horizontal permitiendo una contra que pudo materializar el Granada, pero el chut colocado de Puertas se fue lamiendo el larguero. Petrovic lo probó después con un disparo idéntico que tuvo que despejar a córner con apuros Fuzato, y un último remate demasiado cruzado de Ricard certificó la superioridad del equipo rojiblanco hasta el descanso, al que se llegó con tablas en el marcador.

Desafortunada segunda parte

La UD Ibiza necesitaba meter una marcha más. Velocidad en las combinaciones y movilidad en ataque para abrir espacios en la poderosa zaga nazarí.

Sin embargo, una acción desgraciada acabó con la imbatibilidad celeste cuando Goldar se marcó en propia puerta a los 50 minutos. Puertas volvió a irrumpir por el centro y cedió en ventaja para Uzuni, cuyo remate por bajo sacó Fuzato. El balón rechazó en Goldar, que acabó introduciendo el balón en la portería de forma involuntaria (0-1).

La UD Ibiza tocó a rebato y en los minutos siguientes apretó en busca de la igualada. Darío fue el más incisivo en esta fase pero Ekain rozó el empate tras una gran combinación por banda izquierda entre Javi Vázquez y Suli, que encontró al vasco en el área mediante una asistencia con el exterior del pie.

Baraja movió ficha a los 64 minutos dando entrada a Diop para reforzar la medular y a Sergio Castel, ovacionado en su regreso a Can Misses, por un desfondado Darío. Poco después ingresaron Appin y Miki Villar por el lesionado Ze Carlos, pero de nada sirvió cuando Arezo, recién incorporado al campo, le ganó la espalda a Martín tras un pase en largo de Ricard y batió con un potente disparo centrado a Fuzato (min. 73). 0-2 y partido sentenciado.

De nada sirvieron los esfuerzos de un Ibiza que nunca arrojó la toalla –y en el que debutó tras un año cedido Ángel Rodado– ante un poderoso rival más práctico y efectivo que arrollador en la segunda mitad.

Diariodeibiza

Comentarios cerrados