El Avarca de Menorca, sin quinta consecutiva

13 marzo 2022 | Por lorenzo | Categoria: Polideportivo

 

No hubo quinta victoria consecutiva y un Avarca de Menorca a la caza de la cuarta posición para tener un mejor emparejamiento en el play off liguero cayó derrotado ante un desinhibido Cajasol Vóley Dos Hermanas que con la permanencia conseguida hace apenas unos días ofreció un emocionante partido a su parroquia. Tras adelantarse por 2-0 y ver como las menorquinas igualaban, la victoria pudo caer de cualquier lado en el set del desempate. La cuarta plaza ahora, también en manos de lo que haga el Sant Cugat.

El Avarca de Menorca salió muy enchufado (1-4) con una gran defensa y poniendo en apuros a una recepción sevillana que sólo mejoraría con el avanzar del cronómetro (6-7), pero no lo suficiente como para remontar un marcador que siguió siendo favorable a las menorquinas por su superioridad en la cinta (7-11 y tiempo muerto local). Un parón que mejoró a las andaluzas pues de la mano de Medina recuperaron terreno (12-13) y obligaron a Llorens a mover su banquillo y exigir un plus a las suyas en ataque (14-17 y tiempo muerto local). De nuevo el Dos Hermanas cogió aire limpio e incluso consiguió remontar (18-17 y tiempo muerto de Llorens), llevando el duelo a un final de manga muy incómodo (21-18) del que no lograría recuperarse (25-22).

Las andaluzas tenían la moral por las nubes y eso se dejó notar en el inicio (7-3) y en el transcurso del segundo cuarto, porque aunque el Avarca peleó su suerte (9-8), pero en todo momento se le vio muy incómodo (14-9) ante un rival al que le salía todo (19-15) y que muy fuerte en el saque se fue directo a por el set (22-17 y tiempo muerto de Llorens) sin que las de rosa pudieran evitarlo pues sus errores fueron graves y variopintos. Al final 25-21.

Un 3-1 inicial en el tercero con más errores en el saque y en ataque de las menorquinas no era la mejor noticia para las de Llorens, pero el equipo se agarró a la potencia de Westergaard y el entrenador local José Manuel González tenía que parar el juego (4-7), insuflando ánimo por enésima vez a un Dos Hermanas que recuperó lo perdido (9-9) mandando el set a una zona muy peligrosa pues el Menorca jugaba al todo o nada (9-9). Pero quizás esa tensión total le vino bien a las de Llorens, porque aumentó su concentración defensiva (12-16) y puso la base para una victoria parcial bastante cómoda (18-22) para seguir vivas en el duelo. Al final 20-25.

Una vez más Avarca comenzó a remolque (3-1) y le costaría horrores recuperar la igualdad (9-9). El Oliva Arena animaba con todo y en el siguiente tramo el marcador bailó a uno y otro lado sin que las ventajas superaran los dos puntos, pero el Avarca llegó arriba al final (19-21) y no sin algún apuro (21-21 después del tiempo muerto) llevó el partido al set de desempate (21-25).

Otras vez las sevillanas empezaron mejor (2-2), pero el Avarca empató rápido (3-3) y se vería entonces un set precioso de alternancias constantes y mínimas rentas (la máxima un 6-8). Con todo por decidirse y mucha tensión, la peruana local Frías brillaba con luz propia ante un Avarca donde Westergaard tomaba toda la responsabilidad (12-13 tras un gran bloqueo de Pejkovic. De vuelta al juego tras el tiempo muerto el partido vivía un nuevo empate, en esta ocasión por una dudosa decisión arbitral, y Frías con un saque muy profundo obtenía un punto de partido que no llegaría en ese momento, porque la emoción siguió con puntos muy largos, algún toque de la pelota en el techo, errores en el servicio y un desenlace no apto para cardiacos en el que la moneda finalmente cayó de lado local pues Wanda mandó largo el último remate (20-18).

Menorcainfo

Comentarios cerrados