1-1. El Leganés frena a la UD Ibiza en Can Misses

13 marzo 2022 | Por lorenzo | Categoria:
El equipo ibicenco suma un nuevo empate tras adelantarse en el marcador gracias a un penalti señalado por el VAR.

UD Ibiza ha sumado esta tarde un punto con sabor agridulce frente al Leganés en el encuentro correspondiente a la jornada 31ª de LaLiga SmartBank disputado en el estadio de Can Misses (1-1). El conjunto ibicenco ha dejado escapar el triunfo después de adelantarse en el marcador a los 56 minutos de partido gracias a un gol de Guerrero en el rechace de un penalti lanzado por él mismo y que decretó el VAR por falta sobre Rubén en una acción a balón parado. El Leganés, que ha antepuesto su solidez defensiva a un fútbol de ataque, consiguió el empate 10 minutos después por mediación de Rober Ibáñez tras una acción desgraciada dentro del área pequeña.

Pardo estrenó los guantes de Germán a los 2 minutos en una falta lateral muy peligrosa que el portero despejó con dificultades a córner. Aunque la iniciativa era de los celestes, la presión alta del Leganés le permitió armar algún contragolpe como el conducido por José Arnáiz a los 7 minutos, que finalizó con un potente disparo aunque centrado que atajó abajo Germán.

Con la baja de Manu Molina al mando de las operaciones, el trivote que conformaron Diop, Appin y Javi Lara –que volvía al once tras seis jornadas– tardó en acoplarse y las transiciones de la UD Ibiza carecieron al inicio de fluidez y profundidad. Los de Jémez chocaban una y otra vez contra el muro plantado por el disciplinado cuadro madrileño, aunque la propuesta del conjunto isleño se fue consolidando con el paso de los minutos.

Raúl Sánchez, la gran novedad en la alineación celeste, comenzó a aparecer por el perfil zurdo aunque fue con la pierna diestra con la que remachó un robo en ataque de Escobar. El disparo del debutante se marchó a las nubes, pero mostró el camino para el asedio al área rival. A los 18 minutos, el carrilero argentino encontró una fisura por su banda y puso un excelente centro al segundo palo, donde no llegó por un palmo Fran Grima, el otro lateral del equipo. Poco después le llegó el turno a Cristian Herrera, que tras internarse en el área remató por bajo encontrando la respuesta del guardameta Dani Jiménez. El goleador canario lo probó pasada la media hora de juego con un eslalon hasta el corazón del área, donde le frenó la retaguardia de Nafti.

El elevado volumen de faltas y las pérdidas de tiempo frenaron el ritmo y el ímpetu de la UD Ibiza ante un Leganés instruido para destruir; así, la primera mitad se consumió sin grandes ocasiones para mover el marcador.

Goles en la segunda parte

Paco Jémez no esperó más para refrescar las ideas de su equipo en ataque y dio entrada a Ekain por un Appin menos brillante que en jornadas anteriores. El técnico canario agitó la coctelera y movió a futbolistas de sitio para tratar de quebrar el rigor táctico de su rival. Sin apenas tiempo para asentar el nuevo plan, el Leganés congeló por unos segundos Can Misses tras un error defensivo de Fran Grima que permitió a Yoel Bárcenas batir a Germán, aunque la acción quedó invalidada por fuera de juego (min. 50). El VAR, que había ratificado la infracción anterior, llamó al colegiado solo un minuto después por un forcejeo en el área contraria que acabó con Rubén por los suelos. Tras comprobarlo en el monitor, Trujillo Suárez decretó penalti favorable a los celestes y amonestó a Sergio González por la agresión. El suspense continuó cuando Dani Jiménez repelió el lanzamiento de Guerrero, pero nada pudo hacer ante el rechace a bocajarro del punta toledano, que estableció el 1-0 en segunda instancia (min. 56).

El Leganés, que había permanecido buena parte del encuentro agazapado, avanzó líneas en busca del empate y lo consiguió muy pronto, solo 10 minutos después, cuando el recién incorporado Rober Ibáñez cazó un balón en el área pequeña que nadie en la zaga ibicenca supo despejar para elevar las tablas al marcador.

El revés cayó como una losa en el equipo ibicenco, sabedor de que había sido superior a su rival hasta el momento y de la importancia de consolidar con una victoria el empate obtenido en Ponferrada. Sin más dilación, Paco Jémez introdujo más pólvora dando entrada a Miki Villar y a Nono. Sin embargo, la producción ofensiva se estancó y el técnico no aguantó mucho más para meter a Sergio Castel, que reaparecía después de dos encuentros sin participar. Nada fue suficiente ante un Leganés sólido y correoso que no dio concesiones hasta el pitido final para certificar un empate que frena la escalada del equipo ibicenco a la zona de ‘play-off’.

Diariodeibiza

Comentarios cerrados