Amadeo Salvo aparca su idea ; un nuevo estadio con capacidad para entre 12.000 y 15.000 espectadores y una ciudad deportiva

8 junio 2021 | Por lorenzo | Categoria: FĂștbol, FĂștbol de 2B

 

Las obras del estadio de Can Misses ya estån en marcha. Ayer los operarios comenzaron a retirar el césped sintético, el primer paso para convertir al estadio municipal en una alfombra de hierba natural. Amadeo Salvo, el såbado durante la firma del convenio de cesión de uso, avisó de que se tendrån que llevar a cabo, contando también con el anexo, mås de 56 intervenciones y que supondrån un coste al club de 2,3 millones de euros.
La maquinaria ya estå en marcha con el firme objetivo de llegar en perfectas condiciones para el fin de semana del 22 de agosto cuando se disputarå la segunda jornada. La UD Ibiza se comprometerå con la LaLiga a que tendrå listo el estadio para ese día.

Este es el primer paso de un plan que en el futuro serĂĄ mucho mayor. Una gran ambiciĂłn de la presidencia que de momento se queda aparcada: la construcciĂłn de un nuevo estadio con capacidad para entre 12.000 y 15.000 espectadores. Salvo nunca ocultĂł que su idea es construir un campo nuevo y una ciudad deportiva, unos proyectos que ya estĂĄn estudiados, pero que de momento deben esperar.

Tras firmar el convenio, Salvo explicĂł que lo «primero» es consolidarse en el fĂștbol profesional y que por eso en esta primera etapa harĂĄ «lo mĂ­nimo posible» en cuanto a obras de infraestructura. El club sabe que tiene dos años para adaptarse a la normativa de LaLiga y que en este primer curso es posible que no se alcance el mĂ­nimo de aforo, cifrado en 6.000. El club estĂĄ todavĂ­a estudiando cĂłmo influirĂĄn las gradas prefabricadas a los tiros de cĂĄmara. Salvo estima que hay unos 5.500 asientos garantizados.

InversiĂłn

Al ser cuestionado el sĂĄbado sobrela idea de construir un gran estadio, Salvo fue claro: «Lo tenemos estudiado, pero eso no se puede hacer con una cesiĂłn de uso de dos años, tienes que ir a otros niveles administrativos a largo plazo porque si no, no puedes amortizarlo. Si tĂș inviertes 25 millones en un estadio y tienes dos años de uso, tienes que amortizar 12,5 millones cada año. TendrĂ­as grandes pĂ©rdidas y llevarĂ­as a la sociedad a la quiebra».

Ademås, explicó que en el emplazamiento actual, en un futuro, se podría llegar a esos 15.000 espectadores: «En la huella del estadio tal y como estå hoy, con ocho metros de retranqueo, hay unas posibilidades de 10.000 espectadores aproximadamente. Si nos fuésemos a un retranqueo de cinco metros con la línea de calle, tendríamos una posibilidad de 15.000». «Una capacidad, que si nos mantuviésemos o ascendiéramos, es lo que necesita la isla, pero eso es adelantarse demasiado», apuntó.

 

Periodiodeibiza

Comentarios cerrados