Sports de ca Nostra

Los clubes deciden el futuro del voleibol español tras un impacto de 200.000 euros por el Covid

Entre encogerse para sobrevivir y la expansión que permita aumentar los ingresos. Son las dos propuestas que los candidatos a la presidencia de la Real Federación Española de Voleibol (Rfevb) plantean para el futuro de este deporte en España.

 

Por un lado, Agustín Martín, presidente de la Rfevb que intentará renovar, el próximo 8 de diciembre, su sexto mandato al frente de la entidad, asegura que “hay que tener una economía ajustada”. Por el otro, Maribel Zamora, presidenta de la federación catalana de este deporte y candidata a la presidencia, que apuesta por la comunicación como una de las palancas que le dé más difusión al deporte y, en consecuencia, mayores ingresos propios.

 

Ambos candidatos tendrán que hacer frente a una situación compleja, pues el voleibol español generó en la temporada 2019-2020 unas pérdidas de 200.000 euros. Eso sí, el presidente asegura que se pudo hacer frente a estos números rojos con un plan de contingencia que se puso en marcha en marzo y que le costó a la federación un millón de euros.

 

Por un lado, la federación aplicó una extensión de las cuotas de los clubes que le costó a la entidad medio millón de euros. Por otro lado, la entidad pública tuvo que invertir 300.000 euros en su división de vóley playa y otros 200.000 euros se destinaron a cubrir las pérdidas generadas por el Covid-19.

 

 

 

“Teníamos mucho dinero en el banco y el dinero está para gastarlo”, asegura Martín, que afirma que las federaciones no deben generar un benefició per se, aunque defiende que “la gestión que hemos hecho en los pasados años, nos permitió ahorrar y tener un colchón que nos ha servido ahora para ayudar a los clubes”.

 

Además, la Rfevb, una de las primeras federaciones nacionales en anunciar la suspensión de las competiciones con el estallido de la pandemia, también repartió ayudas de hasta 7.000 euros a los clubes para hacer frente “a la disminución de la actividad”, la principal afectación para los clubes.

 

De hecho, el presidente señala que “a pesar de que la pandemia nos ha golpeado de lleno en algunas competiciones que hemos tenido que suspender, la situación se ha controlado en el aspecto económico”. Sin embargo, Martín reconoce que, si la situación se mantiene, “veremos que sucede el año que viene”.

Ante este escenario, la candidata a la presidencia señala que “si bien es cierto que la Rfevb está saneada económicamente, se generan unas pérdidas porque no se realizan los controles presupuestarios necesarios para saber como se van a cerrar los ejercicios”. “La federación tiene una estructura de hace veinte años”, apostilla Zamora.

 

 

 

 

La presidenta de la Federación Catalana de Voleibol (Fcv) se muestra mucho más preocupada ante el impacto del coronavirus. “El voleibol está viviendo esta situación de una forma muy tensionada”, asegura, “en Cataluña está siendo muy sangrante especialmente por los cierres que afectan a la línea de flotación de los clubes, que no podrán cobrar las cuotas si no pueden volver a los entrenamientos”.

 

A pesar de sus discrepancias, Zamora también es partidaria de que las federaciones no persigan un beneficio como objetivo. “Tan malo es generar pérdidas como tener un beneficio desorbitado, porque esto implica que no has sido capaz de reinvertir tus ingresos en el deporte”, apostilla la candidata.

 

Donde también coinciden ambos candidatos es en la necesidad de reducir la dependencia de las ayudas públicas. Por ahora, la Rfevb genera un 25% de sus ingresos gracias a las subvenciones del Consejo Superior de Deportes, según explica el presidente. En ambos casos, consideran esenciales estas inversiones para conseguir que el deporte pueda dar un salto de cualidad en los próximos años.

 

En este sentido, Zamora, que afirma tener conversaciones “muy avanzadas con varias empresas que confían en nuestro proyecto y que están dispuestas a invertir”, apuesta por implementar un nuevo departamento de comunicación en la federación que ayude a desarrollar una plataforma online para retransmitir partidos y que de visibilidad al deporte.

 

 

 

 

“Queremos que sea la federación la responsable de garantizar los requisitos necesarios para que la retransmisión sea de cualidad”, afirma la candidata que considera que los ingresos que genera la federación podrían aumentar de forma exponencial “y más si cuentas con dos modalidades a desarrollar”.

 

Por su parte, Martín pone énfasis en la promoción del deporte base y en la organización de nuevos eventos para conseguir generar nuevos ingresos. Aunque asegura que “no es momento de buscar el crecimiento, sería un hipócrita si lo dijera; nuestro objetivo es mantenernos y controlar el impacto que pueda suponer la pandemia”.

 

Como promesas electorales, el actual presidente destaca el mantenimiento de las cuotas a los equipos y mantener los salarios del personal de la Rfevb. En este sentido, Zamora asegura que, si llega a la presidencia, promete optimizar los recursos y un mayor control económico, así como la generación de nuevos ingresos que potencien al voleibol español.

 

PALCO23

Los comentarios están cerrados.