Sports de ca Nostra

Rafa Nadal cae en dos sets(7-6 y 7-6) ante Thiem y se complica su pase a semifinales

Dominic Thiem tiene pie y medio en las semifinales de la Copa Masters tras derrotar este martes a Rafael Nadal por 7-6(7) y 7-6(4), en 2 horas y 25 minutos. Sigue invicto y accede al liderato del grupo Londres. Le vale el triunfo de Stefanos Tsitsipas sobre Andrey Rublev en el cierre del día para estar entre los cuatro mejores del torneo.

Era la sexta victoria del austriaco sobre el balear y tan sólo la segunda en superficie dura. Y es que sus duelos se habían convertido en un clásico de la tierra. El último precedente entre ambos había caído para el pupilo de Nicolás Massú, en los cuartos del pasado Open de Australia.

Dominic jugó entonces su mejor tenis y se encontró un rival al que le faltaba rodaje. Rafa ha llegado en forma a Londres, pero no le ha dado para tomarse la revancha en la superficie que menos éxito ha tenido a lo largo de su carrera. Si sólo ha ganado 93 partidos a cubierto no es fruto de la casualidad. La pelota no le coge tanto efecto y todo va mucho más rápido con lo que la táctica juega un papel secundario.

A Nadal no se le dan bien los ‘tie break’ con Thiem. Perdió los tres del último duelo entre ambos en Australia. Y también los dos de hoy en Londres. Rafa desperdició una ventaja de 5-2, con dos saques, y un 6-5 y 7-6 en la manga inicial. Esas dos primeras pelotas de set podían significar un punto de inflexión.

La victoria en el parcial del austriaco quería decir que el español debía esperar seguro al partido entre Rublev y Tsitsipas para saber si tenía ya billete para las semifinales de la cita de maestros.

La segunda raqueta ATP disfrutó del primer punto de rotura nada más empezar el segundo acto. De nada sirvió porque su rival se quitaba la presión con derechas ganadoras. La soltura que había mostrado Nadal en el debut con Rublev no era la misma. Es que Thiem no es el ruso, que pagó la novatada.

El austriaco, al que se le había visto dolorido de su rodilla derecha en el estreno con Tsitsipas, apoyaba como un elefante cada vez que conectaba sus mortíferos tiros. Rafa logró, por fin, el ‘break’ en el séptimo juego de la continuación. Le duró cinco minutos la alegría porque Dominic no estaba dispuesto a irse a un tercer set. Firmó las tablas a cuatro en su primera rotura.

Tres bolas salvadas

Nadal levantó un 0-40 con tres pelotas de partido en contra en el décimo juego. Sólo él podía cambiar el guión de un resultado tan en contra. Mentalmente estaba tocado por la intensidad pero no hundido. Murió con las botas puestas y su ventaja es que sigue dependiendo de él para seguir vivo en la competición. Necesita ganar a Tsitsipas el jueves.

El triunfo le permite a Thiem seguir soñando con la opción matemática de superar al manacorí en el ranking al final del certamen en caso de levantar el trofeo y que Rafa no sume más.

Los comentarios están cerrados.