Sports de ca Nostra

Joan Mir y la fiabilidad del campeón: otro podio y otro paso hacia el título

El piloto de Suzuki sube a un cajón por sexta vez en las últimas ocho carreras y sus rivales, Quartararo, Viñales y Dovizioso, se hunden

Quien quiera puede pensar que fue un maleficio, pero la psicología es capaz de explicar por qué se agarrotaron los músculos, por qué se atrofiaron los reflejos, por qué se acumularon los errores. Ausente Marc Márquez por lesión, hasta tres pilotos pudieron ser rey y los tres acabaron desesperados. Andrea DoviziosoMaverick Viñales y Fabio Quartararo, todos vivieron su hundimiento hasta que en Alcañiz apareció un piloto con las espaldas anchas, con la mente limpia, con el pulso estable. Si no sufre una caída en las últimas tres carreras, Joan Mir, de sólo 23 años, casi un rookie de MotoGP, será campeón de un Mundial en el que era imposible confiar en alguien, sólo en él.

Quizá por su juventud, quizá por su tranquilidad, el piloto de Suzuki acumuló este domingo su sexto podio en las últimas ocho carreras y amplió su liderato hasta los 14 puntos sobre Quartararo, los 19 puntos sobre Viñales y los 28 puntos sobre Dovizioso, que ya ni es cuarto en la clasificación. Le superó Franco Morbidelli, que ganó una carrera sin historia, con el italiano en cabeza desde la primera curva y Álex Rins, segundo, en una persecución eterna. La verdadera acción estuvo siempre por detrás, con un Mir impecable, remontando desde la cuarta fila dela parrilla y frenando a Álex Márquez hasta la caída de éste.

En ningún momento esta temporada Mir ha cometido los errores que cometieron Dovizioso, Viñales o Quartararo y si finalmente es campeón su éxito se explicará así. Al contrario que Dovizioso, Mir ha sabido mantener una estupenda relación con su equipo y sobre todo con su moto, una Suzuki que parece hecha a medida. Al contrario que Viñales, Mir nunca ha dudado de sus propias posibilidades ni se ha centrado en factores externos: la pista, los neumáticos y hasta el orden de las carreras. Y al contrario que Quartararo, Mir no se confió cuando, la semana pasada, las matemáticas se pusieron a su favor y el título se hizo posibilidad.

elmundo.es

Los comentarios están cerrados.