Sports de ca Nostra

Indignación general ante la opción de retrasar a enero el inicio de fútbol modesto

Jugadores y dirigentes de clubes estallan ante la medida que estaría barajando la RFEF debido a los repuntes de contagios por coronavirus

La noticia de que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) estaría sopesando la posibilidad de retrasar hasta enero el inicio de las competiciones a partir de Segunda B ha sentado como un jarro de agua fría entre los clubes, que han mostrado su preocupación y su indignación por los contratiempos que les podría suponer. La información la avanzó este viernes el digital Iusport, pero no hay nada en claro. Entre otras cosas porque mañana hay una reunión clave en la que Luis Rubiales, presidente de la RFEF, abordará el asunto con los presidentes de las federaciones territoriales.

De momento, los posibles afectados por esta medida, en caso de llevarse a cabo, han alzado la voz. «Solo pido que se tome una decisión justa y coherente respecto al fútbol ‘no profesional’. Miles de familias pertenecemos a otras categorías que no son Primera y Segunda División y también necesitamos trabajar y seguir creciendo. Tocará seguir esperando una vez más», comentó Pedro Torres, futbolista del Hércules.

«¿Y los profesionales de la ligas ‘no profesionales’ que hacemos? Habrá que aprender a torear, que eso sí se puede», afirmó el entrenador Jon Larreategui, de la Cultural de Durango, también en su perfil de Twitter.

«La categoría ‘no profesional’ como nos llaman, vivimos de esto, necesitamos pan que llevar a casa como cualquier otro trabajador. Llevamos meses trabajando en la sombra con los pocos recursos que tenemos para llegar en las condiciones óptimas de cara a la próxima temporada», afirmó Julio Iricibar, portero del Izarra.

Precisamente, el hecho de considerar a la Segunda B como no profesional, y dejarla abandonada en comparación con Primera y Segunda, indignó a sus integrantes. Uno de los que se pronunció fue Manuel Gómez Fontao, presidente del San Fernando: «Ya esta bien de ver al fútbol de 2 b como amateur. Seguridad Social, 370.000 euros. IRPF, 280.000 euros. 48 trabajadores dados de alta en Seguridad Social y otros puestos de trabajo indirectos. Si no se puede jugar por salud, no se juega. PERO AMATEURS NO SOMOS»,explicó en Twitter.

Amadeo Salvo, crítico

Amadeo Salvo, presidente de la UD Ibiza, se mostró crítico con esto y dio «toda la razón» a Gómez Fontao. «Muchos miles de familias viven de la Segunda B. En el @ibizaud las 22 fichas son profesionales, igual que los de Primera y Segunda división. Además todos tienen contrato profesional. NO SOMOS AMATEURS y tenemos una responsabilidad enorme ante nuestros trabajadores».

Ante la situación de incertidumbre, clubes como el Real Murcia han aplazado el inicio de la pretemporada, que tenían prevista para mañana, a la espera de lo que salga de la reunión, en la que ha pedido estar la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE).

«Al tratarse en dicha reunión asuntos de vital importancia para el colectivo de futbolistas, AFE ha solicitado asistir a este encuentro, en el que se tomarán decisiones sobre cómo y cuándo se podrán iniciar las diferentes competiciones de la próxima temporada», señala el comunicado de AFE.

La FFIB ni confirma, ni descarta

Miquel Bestard, presidente de la Federació de Futbol de les Illes Balears (FFIB), se mostró «cauto» a la hora de valorar la posibilidad de que se acabe retrasando el inicio de las Ligas no profesionales. A ese respecto, indicó a Diario de Ibiza: «Por ahora no hay nada en firme. Hasta el lunes que nos reunamos no se sabrá nada. Tenemos que hablar de muchos temas porque dependemos también de Sanidad, del COE, del Gobierno, del Govern y de muchas otras cosas más».

«No hay nada decidido y no tenemos constancia de que se vayan a retrasar las competiciones, aunque todo depende mucho de la situación en la que estamos», detalló el dirigente federativo, al tiempo que matizó: «Todos sabemos que en estos momentos no hay ninguna certeza de nada. Lo que hoy es negro, mañana puede ser verde. Se trata de una situación que no es buena y que no hemos tenido nunca. Cuando llegue el momento todo se estudiará, pero no es una decisión que al final deban tomar solamente las federaciones. Es muy difícil tomar decisiones porque hay que meditar muy bien las cosas antes de decidir nada y hablar con todos los clubes. El fútbol es nuestra vida».

 

Los comentarios están cerrados.