Sports de ca Nostra

FERRIOLENSE – C.D. CIDE (2-0) ; LLEGA LA PRIMERA DERROTA DE LA LIGA EN SON FERRIOL:

En la jornada 9 de la Liga Nacional Juvenil llegó la primera derrota del Cide (2-0) en el campo del Ferriolense, un equipo que explota sus virtudes como ninguno y que cuando se adelanta en el marcador sabe cómo “matar” los partidos.

En esta novena jornada se citaban en Son Ferriol los únicos dos equipos que, hasta esa fecha, estaban invictos en la competición. Cada uno con su estilo, en el partido del sábado, demostraron los motivos de la excelente situación de ambos en la tabla clasificatoria. Partido, por cierto, de muchos reencuentros, varios de los jugadores del Cide, incluido su entrenador, habían estado en el club Son Ferriol.

En esta ocasión el entrenador visitante, Pascual Pomares, dispuso al equipo estudiantil con un 1-4-3-3 (o su variante 1-4-1-4-1, nunca llegó a ver las diferencias). Damián García estuvo bajo palos. La línea de cuatro de atrás la formaron Hugo Zamora, Ismael Ramón, Ángel Jiménez y Alfredo Rodríguez. Pau Mateu se situó en el pivote con Pedro García Bussy y David Herreros en los interiores. La tripleta atacante la conformaron Saúl Bautista, Alberto Sánchez y Xavi Balaguer. En ocasiones, durante la primera parte, daba la impresión que Xavi y David intercambiaban su posición.

Esa disposición en el campo se presupone que es para controlar el balón, tener un fútbol ofensivo y llegar por fuera para “matar” por dentro. Los pupilos de Pomares cumplieron a rajatabla el mandato del míster en la primera parte. Cuando el Cide tenía el balón, éste circulaba con rapidez, llegaba rápido a las bandas, especialmente la derecha de Saúl, y se llegaba al área local con mucho peligro. En ese dominio alterno habitual en estos partidos tan igualados, el Ferriolense también tenía, por momentos, el balón pero siempre se encontró a un Cide muy bien plantado sobre el terreno de juego. Los de Son Ferriol buscaban con insistencia a sus dos jugadores de referencia, Daniel Gomera que jugó un gran partido y a Kelly Adeniyi por la banda derecha donde siempre se encontró con Alfredo Rodríguez que lo secó durante muchas fases de esa primera parte. A medida que pasaban los minutos el fútbol estudiantil se iba imponiendo. Saúl rompía una y otra vez por su banda. Su par, Ramón Gayá, nunca pudo con él y las ayudas siempre llegaban tarde. Con este panorama, la pregunta es obvia, ¿por qué no marcó el Cide en esa primera parte? La respuesta tiene nombre y apellidos: Santiago Mayero. El cancerbero local salvó al Ferrio de encajar más de un gol. Enumeremos las ocasiones. A los pocos minutos una entrada de Saúl y posterior centro es rematado alto por Alberto. Pocos minutos después, David Herreros dispara raso ajustado al palo tras centro de Saúl y Mayero realiza su primera intervención de mérito. Saúl se revuelve dentro del área, es trabado por un defensa, penalti claro, lanza la pena máxima Alberto, detiene Mayero. Alfredo profundiza por banda izquierda, cede a Herreros que vuelve a rematar raso y ajustado y vuelve a encontrarse con la mano milagrosa de Mayero. No se crean que el “festival Mayero” se acaba aquí, ni mucho menos. El excelente cancerbero local le sacó otra abajo a Saúl y voló literalmente para sacar un balón que iba pegado al larguero tras gran testarazo de Pau Mateu después de una falta muy bien puesta por la zurda de David Herreros. Excepcional la primera parte del cancerbero local, sin duda salvó a su equipo. ¿El Ferrio llegó en esa primera parte? Poco, muy poco. La más clara la tuvo su mejor delantero, David Gomera, que se encontró con una también muy buena salida/intervención de Juanan Naranjo que había salido en sustitución de un lesionado Damián que tuvo que retirarse tras una mala caída. Acabó la primera parte con un injusto, muy injusto 0-0. El comentario en el descanso entre el numeroso público que asistió al municipal de Son Ferriol era unánime, en el fútbol ya se sabe, el que perdona …

Pues sí, la máxima se cumplió. A los 25 segundos de la reanudación una mala salida de balón de dos de los jugadores más seguros del equipo en esta faceta, Ángel Jiménez y Pau Mateu, provocó un robo de balón y el capitán ferrioler Antoni Alomar aprovecha la ocasión, Juanan rechaza el primer remate pero el rebote vuelve a Alomar que dispara al fondo de las mallas, 1-0. El sacar el balón controlado desde tu portería tiene sus riesgos pero, si este es tu estilo, debes morir con él. Les aseguro que al Ferriolense este gol no se lo hacen, ni en una sola ocasión los locales sacaron el balón controlado desde atrás. Tras el gol vinieron unos minutos de zozobra en los visitantes. Parecía haber cierto miedo en sacar el balón controlado. Sin embargo desde el banquillo, Pomares, insistía en mantener el estilo, desde aquí un aplauso para el entrenador estudiantil, soy de los que piensa que hay que morir con tu estilo. Hablando de estilo. Tras el 1-0, se cambiaron las tornas. Podía afirmar, y más de uno estará de acuerdo, que el partido del Cide se acabó en el segundo 25 de la segunda parte y empezó el partido del Ferriolense. Con el marcador a favor los de Toni Sánchez se mueven como pez en el agua. Manejan a las mil maravillas ese otro futbol que es lícito y da muchos puntos aunque sea poco vistoso. Dicho esto, hay que resaltar que la presión del Ferriolense en tres cuartos de campo en la segunda parte fue muy superior que en la primera lo que forzó algún error del Cide en la salida de balón. En esta ocasión, las balas que Pomares se guardó en el banquillo no dieron el vuelco esperado al partido. Entraron, por este orden, Amadou Konate, Marco Jaume y Alex Olowu. El partido no cambió su rumbo. El Cide no llegaba. Apenas inquietó a Mayero que vivió una segunda parte mucha más plácida que la primera. El Ferriolense, en cambio, llegó y mucho. Juanan tuvo varias intervenciones de mérito, un gol anulado por presunto fuera de juego y algún disparo franco que se fue fuera hubieron podido aumentar los dígitos a favor de los locales. Ya en las postrimerías del partido, con un Cide volcado buscando el empate, llego la sentencia en forma de contraataque que culminó el mejor jugador del Ferrio, Dani Gomera. 2-0 y fin de partido, se consumaba la primera derrota de los estudiantiles frente a un Ferrio que sigue invicto y cuarto en la tabla.

Un partido con dos partes claramente diferenciadas que se vio muy marcado por el primer gol local que supuso un giro de 180º en el encuentro. El Cide sigue allí, séptimo a tres puntos del líder que, en una liga tan igualada y competida como esta, es depender de ti mismo, no tengo ninguna duda. La semana que viene visita Son Rapinya un Menorca que viene pisando fuerte por detrás. A seguir, no queda otra, hay mimbres y equipo técnico para remontar la decepción de esta primera derrota, no tengo ninguna duda.

Acta del partido:

http://www.ffib.es/Fed/NPcd/NFG_CmpPartido?cod_primaria=1000110&CodActa=466535

Fotos del partido:

 

Joan Mateu Barceló

Los comentarios están cerrados.