Sports de ca Nostra

CAMPOS – ESTUDIANTES (3-4) LLEGA EN CAMPOS LA PRIMERA VICTORIA FUERA DE CASA

En la jornada 8 llegó en Campos la primera victoria fuera de casa (3-4) del Estudiantes en la Liga de Cadetes de Primera Regional. Una victoria muy trabajada frente a un Campos mucho más físico que el Estudiantes y con un público que apretó y mucho en su estadio.

En esta ocasión, Miquel Seguí optó por disponer al Estudiantes con un 1-3-5-2, sistema que mantuvo durante casi todo el partido hasta los últimos diez minutos que pasó al 1-4-2-3-1. Martín Fortes estuvo bajo palos. Los tres centrales fueron Marc Mateu, Lendy Vargas y Gabi Alomar. Serigne Sall Papito e Izan Segovia se colocaron en el doble pivote con Cristian Marín en la media punta. Los carriles fueron para Joan Sampol por la izquierda y Alpha Oumar Diallo por la derecha. Quedando en punta de ataque Luis Perruca y Fafanding Cisse.

El Estudiantes entró bien el partido. El Campos le cedió el balón y el Estudiantes lo quería. Los visitantes tenían el balón pero seguramente fue una trampa en la que cayó el equipo estudiantil ya que el Campos, en el minuto cinco, se adelantó en el marcador. Un balón dividido en el centro del campo es ganado por los jugadores campaners mucho más físicos. El esférico llega a los dos jugadores con más calidad del equipo local, Cristian Correa mete un muy buen pase a Lucca Serrano que no puede ser interceptado por Marc Mateu, Lucca se planta delante de Martín y con calidad introduce el balón en las mallas estudiantiles. Buen gol del buen delantero del Campos en la primera llegada de los locales. Ya he dicho en otras ocasiones que el Estudiantes nunca le pierde la cara al partido y ese gol tempranero espabiló si cabe todavía más a los visitantes. El balón empezó a circular, Izan y Papito controlaban el centro del campo. En ocasiones se buscaban diagonales desde la posición de central, Gabi Alomar y Marc Mateu lo intentaron en varias ocasiones pero sin éxito. El Campos estaba muy agazapado en su campo y no permitía ganar las espaldas, esperaban los locales alguna contra para matar el partido, contra que no llegó. El dominio del Estudiantes era claro. En el minuto 12 llega, desde un saque de banda, el balón a Fafa que se inventa una jugada zafándose de dos defensas y en posición de línea de fondo en la banda zurda mete con la derecha un balón increíble a Oumar en el segundo palo que el carrilero diestro remata de cabeza prácticamente en la línea de gol, 1-1 y se hacía justicia en el marcador. Se entró en unos minutos de alternativa en el juego, cada uno con su estilo. No había un claro dominador del partido. El Campos intentaba inquietar a Martín en el balón directo que no cuajaba gracias a que la defensa estudiantil se fue entonando a medida que pasaba el partido. El Campos también utilizó y mucho su otra arma, el balón parado. Cualquier falta en campo contrario y córner era lanzado dentro del área visitante buscando el remate de los fornidos jugadores locales. Así llegó el segundo gol local. Saque de esquina muy bien botado, ligero empujón a su marcador del jugador local que no ve el árbitro y Ali Nabbouti remata de cabeza de forma inapelable, nada pudo hacer el buen cancerbero visitante. 2-1 y de nuevo, tocaba remontar. Se volvía a repetir el guión tras el 1-0. El Campos agazapado buscando una contra y el Estudiantes intentando llegar con peligro. A la media hora de la primera parte, un balón que el 99% de los jugadores dan por perdido es recuperado por Fafa que forma parte del 1% restante. El cancerbero local, fuera de sitio, lanza el balón fuera de banda, Fafa lo saca rápidamente a Perruca dentro del área cae o es derribado, penalti algo dudoso pero que es marcado por el colegiado que es quien manda. Fafanding Cisse transforma la pena máxima, de nuevo tablas en el marcador. Cinco minutos después, una buena combinación por banda izquierda entre Alomar y Sampol llega a Fafa que, muy escorado, se marcha con rapidez de su marcador, Ricardo Mendes, quien lo empuja sin posibilidad de tocar balón. El colegiado considera que la acción es merecedora de la segunda amarillo, la primera fue en el penalti a Perruca, el Campos se queda con un hombre menos y quedaban 45 minutos para el final. Peor no se le podían poner las cosas a los locales, o sí. En las postrimerías de la primera parte un muy buen balón de Perruca es perfectamente aprovechado por Fafa que por rapidez se va de los dos centrales y bate a Iker Colombo de perfecta vaselina. 2-3 y se consumaba la remontada. Quedaban 40 minutos pero los locales estaban ya con uno menos.

En la segunda parte entró Martín Quiroga por Oumar Diallo. Martín se colocó en la media punta desplazando a Cristian al carril diestro. A los siete minutos de la reanudación fue precisamente Quiroga quien culmina una magnífica jugada de equipo que inicia Izan en la posición de pivote, el pase de Izan traslada el balón a Cristian quien cede de cabeza a Fafa, el pichichi estudiantil cede a Martín Quiroga que remata con maestría rasa al palo corto, 2-4 y parecía que la victoria se consumaba. Nada más lejos de la realidad. Se entró en una fase de partido y juego donde el Campos tenía todas las de ganar. El Estudiantes se contagió algo de ese fútbol directo y de fuerza de los locales. En los visitantes empezó el carrusel de cambios, hasta cinco jugadores de campo entraron para refrescar al equipo. El Campos, con un jugador menos durante toda la segunda parte, empujó y mucho. El peligro venía sobre todo a balón parado. La diferencia física en faltas y saques de esquina pesaba más que la diferencia en número de jugadores. A los 68 minutos un falta lanzada desde casi el centro del campo y escorada se envenena, Martín mide mal o le empujan dentro del área, no lo tengo claro, pero el balón llega a Abdelmonain Amine sobre la línea de gol tras superar al cancerbero visitante, el central campaner sólo tiene que empujar el balón, 3-4. Le tocaba sufrir al Estudiantes. El Campos creyó en la remontada y empujó. Desde la grada los ánimos locales se convertían en palabras algo más fuertes que no reproduciré en esta crónica. Consecuencia, algún jugador se tomó la justicia por su mano y algún otro se llevó algún recuerdo a modo de golpetazo en la cara tras empujón desproporcionado, cosas del fútbol cuando desde la grada se calienta demasiado, una lástima. Me reconocerán que, aunque el señor colegiado tenía el gatillo fácil, dos rojas y nueve amarillas no es muy habitual en un partido de cadetes. En esa fase final del partido no se jugó nada o casi nada, pese a que el Campos insistió en el balón parado el gol del empate no llegó y se consumó la primera victoria estudiantil fuera de casa.

Partido complicado para un equipo de primer año que, sin duda, hará crecer y madurar a los chavales. Victoria dura del Estudiantes que los sitúa quintos en la tabla. La semana que viene toca descansar y recuperar fuerzas, lo van a necesitar.

Enlace al acta del partido:

http://www.ffib.es/Fed/NPcd/NFG_CmpPartido?cod_primaria=1000110&CodActa=465901&cod_acta=465901

Joan Mateu Barceló para sportsdecanostra

Los comentarios están cerrados.