Color√≠n, colorado, este cuento…

22 marzo 2015 | Por lorenzo | Categoria: Real Mallorca

untitledEl tiempo se le acaba al Mallorca, y parece que de forma definitiva. Tras el inesperado tropiezo en Mendizorroza, todo pasaba por una victoria ante la Llagostera para seguir so√Īando con la ansiada sexta plaza, el √ļltimo clavo ardiendo al que agarrarse. Pero, salvo milagro, ya no ser√° posible. Y menos jugando como ayer, al ralent√≠ en la primera parte y con urgencias, siempre malas consejeras, en la segunda. Es verdad que el equipo sufri√≥ demasiado castigo ante un rival que como mucho mereci√≥ el empate. Pero el f√ļtbol no entiende de justicias o injusticias, sino de goles, y el que marc√≥ ayer fue el equipo catal√°n, que sin quererlo se ha metido de lleno en la lucha por entrar en la promoci√≥n.

Parec√≠a que hab√≠a pasado a la historia regalar una parte al rival. Pero no. Ayer se repiti√≥ la pel√≠cula tantas veces vista. El Mallorca afront√≥ el partido dormido, dando por hecho que las ocasiones llegar√≠an. De inmediado se vio porqu√© la Llagostera llegaba con cuatro victorias y dos empates en sus √ļltimos seis partidos. Es un equipo inc√≥modo, un incordio para cualquiera. Se cierran bien atr√°s, todos juntitos, quit√°ndose el bal√≥n de encima sin complejos.

El Mallorca sufre en el centro del campo, normalmente porque est√° en inferioridad. Al actuar con dos interiores como extremos ‚Äďayer de nuevo Pereira y Arana‚Äď, Joao y Yuste no dan abasto. Es la manta de Tin: lo que se pierde por ah√≠ se gana por all√°.

La primera parte fue un puro horror, nada nuevo por estos lares, del que participó con destacado protagonismo un Mallorca infame, acobardado, como si enfrente tuviese a una maquinaria poderosa y no a un grupo de modestos entre los modestos. Un desierto inabarcable, vacío, sin el menor atisbo de vida. Así fue un buen tramo del partido que afligió ayer al Iberostar. La estadística ahorra cualquier tipo de retórica: en la primera parte, solo hubo un remate a puerta. El autor fue Joselu y llegó en el minuto 39, cuando un centro de Xisco se estrelló en la cruceta de la portería de René. El estadio era ya una sucesión de bostezos.

Asomaron de nuevo las carencias en el Mallorca. Este nuevo equipo de Soler destacaba hasta la semana pasada por tener imaginaci√≥n. Pero es un grupo sin electricidad ni vocaci√≥n guerrillera. Ante un rival peque√Īo en lo futbol√≠stico y en lo institucional, el Mallorca pas√≥ un calvario. Es verdad que en la segunda parte disfrut√≥ de varias ocasiones para marcar, pero fall√≥ el remate final. Unas veces fuera, otras el portero y la mayor√≠a por la empanada mental mostrada durante toda la tarde. Xisco estuvo condenado a errar por las profundidades de la galaxia, a distancias siderales de la pelota. No se le puede reprochar falta de voluntad. Baj√≥ al centro del campo, se abri√≥ a las bandas y, como no le llegaba otra cosa, hasta acab√≥ tirando centros. Todo, menos lo suyo, que es recibir en el √°rea.

Fue todo un tratado de impotencia que al Mallorca se le convirti√≥ en un sufrimiento de urgencias cuando a falta de diez minutos marc√≥ Sergio Le√≥n. La defensa del Mallorca se durmi√≥ en un saque de falta lanzado por Pitu. Algunos hablando entre ellos, otros mirando las musara√Īas, la realidad es que Le√≥n se qued√≥ solo ante Cabrero y le bati√≥. Sin duda un premio excesivo porque no hab√≠a hecho nada el equipo de Carrillo para llevarse los tres puntos. Pero fue m√°s listo. Aprovech√≥ su ocasi√≥n y nadie puede decir que su victoria no sea justa.

Con Marco ya en el campo y con Bigas retirado por su enésima lesión, el Mallorca se lanzó con todo, pero sin convicción. No hubo una sola ocasión más de gol. El golpe fue demasiado fuerte como para reaccionar. No fue una derrota más. La de ayer condena al equipo a luchar por no se sabe qué hasta final de temporada, que no acaba hasta la primera semana de junio. Lo mejor es llegar a los cincuenta puntos cuanto antes y pensar en la próxima temporada. Esta ya es historia.

Iberostar Estadio (6.594 espectadores)

Real Mallorca: Cabrero; Cendrós (Fofo, m.83), Bigas (Agus, m.72), Truyols, Gulan; Joao, Yuste; Pereira, Arana (Marco, m.70); Joselu y Xisco.

UE Llagostera: René; Masó, Alcalá, Ruymán, De los Reyes; Jordi López (Tito, m.72), Pitu, Querol, Ríos (Tarradellas, m.90), Juanjo y Arturo (Sergio León, m.46).

Goles: 0-1, Sergio León aprovecha una indecisión de la defensa en un saque de falta para batir a Cabrero (m. 80).

√Ārbitro: Munuera Montero (comit√© andaluz).

T. amarillas: Bigas (m.3), Jordi López (m.19), Truyols (m.27), Arturo (m.44), Joao (m.80)
Diariodemallorca

Comentarios cerrados