Gino y Mora, dos locos del Ushua√Įa Ibiza Voley

8 marzo 2013 | Por lorenzo | Categoria: Polideportivo

¬≠¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ¬†Juan Carlos Bustos era un profesor de Educaci√≥n F√≠sica que dedic√≥ su vida a inculcar el amor por el deporte a infinidad de chavales en la remota Patagonia argentina de la d√©cada de los 70. Natural del norte del pa√≠s sudamericano, este tucumano viaj√≥ por las regiones australes de su gigantesca naci√≥n armado con una pelota de voleibol. Con ella, gan√≥ para su causa a Antonio Gino Corona Lattanzi (o, simplemente, Toni Gino), elegido el pasado martes como mejor entrenador de la Superliga espa√Īola, que recuerda con infinito cari√Īo al que fuera su docente cuando cursaba la educaci√≥n secundaria en Luis Beltr√°n, una peque√Īa localidad enclavada en el centro de la provincia de R√≠o Negro.

En medio de ¬ęmiradas de √°reas lacustres¬Ľ ‚Äďcomo describi√≥ el cantautor barcelon√©s Manolo Garc√≠a hace unos a√Īos y en verso a la patria chica del t√©cnico del Ushua√Įa Ibiza Voley, en un tema bautizado con el nombre de la regi√≥n‚Äď fue creciendo la afici√≥n por este deporte del argentino, que se ha dedicado a expandirla por Eivissa durante las m√°s de dos d√©cadas que lleva afincado en la isla. ¬ęToni es un loco del v√≥ley. Se podr√≠a decir que pasa las 24 horas del d√≠a pensando en la pelota. Seguro que hay mejores entrenadores, pero no he visto a ninguno que lo sienta tanto como √©l¬Ľ, afirma rotundo Javi Escandell.

El presidente del Club Voleibol Eivissa es, en definitiva, una de las ¬īv√≠ctimas¬ī a las que Gino inocul√≥ el virus de la disciplina de la red. Este empresario vin√≠cola meti√≥ la cabeza en la entidad porque una de sus hijas jugaba en las categor√≠as inferiores. ¬ęCuando empec√©, no ten√≠a ni idea¬Ľ. Cinco a√Īos despu√©s, preside una junta que debe cuadrar presupuestos con varios ceros a la derecha, con la presi√≥n de encontrar refuerzos que mejoren el bloque de pitiusos que ha llevado al equipo de Primera Balear a Superliga en solo cinco temporadas. Uno de esos fichajes fue el de Carlos Mora. ¬ŅSu rendimiento? ¬ęMejor imposible¬Ľ.

El colocador del curso en la Superliga es un chico a punto de hacer 23 a√Īos que puede abanderar a la generaci√≥n llamada a recuperar el prestigio perdido del v√≥ley espa√Īol. Unos a√Īos mayor que Andr√©s Villena, √Āngel Trinidad o Gerard Osorio (el tr√≠o de ases que dej√≥ al C.V. Eivissa sin Copa Pr√≠ncipe la campa√Īa pasada), el rubio y espigado Mora a√ļna un ramillete de virtudes que le convierten en un voleibolista total. ¬ęEs un diamante en bruto, sobre todo por su inteligencia sobre la pista¬Ľ, le radiograf√≠a Gino.

Los puntos fuertes de Mora pivotan en torno a su cerebro. Sus compa√Īeros agradecen su facilidad para leer los partidos, habilidad que, unida a una gran t√©cnica, le convierten en el distribuidor perfecto . De intuici√≥n, concepto que no se puede entrenar, va sobrado. Por eso, sus 196 cent√≠metros no le sirven solo para bloquear aceptablemente; tambi√©n sabe cu√°ndo y c√≥mo rematar. De hecho, su t√©cnico le ha utilizado varias veces como opuesto.

¬ęCuando lo ten√≠amos en la cantera ya sab√≠amos que estaba llamado a hacer algo grande¬Ľ, resume al otro lado del tel√©fono con un marcado acento el macedonio Aleksander Stevovski. Este balc√°nico de 37 a√Īos es toda una instituci√≥n en el Sant Pere i Sant Pau, el club se√Īero de Tarragona, la f√°brica en la que moldearon al fen√≥meno Mora. En la temporada 2010/2011, el equipo de la antigua Tarraco enton√≥ su canto de cisne en Superliga.

Trece temporadas en las nubes no les sirvieron a los catalanes (ahora en Primera Nacional) para evitar que los arrastrase el tsunami ‚Äďprovocado por una sencilla ecuaci√≥n: m√°s categor√≠as y c√°nones, unido a la crisis econ√≥mica, origin√≥ como consecuencia la renuncia de muchos clubes a seguir en la √©lite‚Äď que ha vaciado de competidores a las divisiones estatales desde que se cre√≥ la Superliga 2 hace un lustro. Ese ep√≠logo lo vivi√≥ en primera persona el actual jugador ibicenco, ya que fue el suplente de Vladimir (el hermano peque√Īo de Aleksander), debutando con los mejores gracias a Blas Ortega.

De √≠dolo a compa√Īero
Edmond Solanas ha pasado de ser uno de los √≠dolos del talentoso tarraconense al jugar varios a√Īos en el Sant Pere i Sant Pau (tambi√©n comparti√≥ vestuario en Lleida con el mayor de los Stevovski) a uno de sus mejores aliados entre los amarillos. ¬ęCharly es un fen√≥meno en todos los sentidos. Fuera de la cancha se le ve t√≠mido y buenazo. As√≠ es. Se vuelca much√≠simo con sus amigos. Por eso ha encajado tan bien en la isla. Durante los partidos, toma el mando, saca todo su car√°cter¬Ľ, comenta el carism√°tico receptor. El capit√°n refleja la comuni√≥n entre Mora y el entorno del club. No en vano, el ¬ī16¬ī utiliz√≥ su Facebook, para agradecer a compa√Īeros, t√©cnicos, directivos y afici√≥n el haber vivido una campa√Īa ¬ęinolvidable donde solo falt√≥ un poco de suerte¬Ľ. Mora ilustraba en palabras su implicaci√≥n en una entidad en la que tambi√©n ha entrenado al cadete masculino.

Identidades inseparables
Por su lado, el t√©cnico del Ushua√Įa disfruta con los peque√Īos detalles. Por ejemplo, que fuera Pepe Cardenache ‚Äď¬ęun veterano que no pierde la ilusi√≥n¬Ľ‚Äď el primero que le llamase para felicitarle por el premio que le ha concedido la Federaci√≥n Espa√Īola. Gino no puede disociar el v√≥ley de su trabajo como maestro de Educaci√≥n F√≠sica en Sa Real. ¬ęEst√°n unidos. Pese a todo lo que estamos viendo en nuestra sociedad, el deporte y la escuela ense√Īan los mismos valores¬Ľ, resume este incansable cultivador de canteranos.

Por caprichos vitales, Carlos Mora, su prolongaci√≥n en la cancha y con potencial para ser un buen entrenador en el futuro, estudia tambi√©n para poder ejercer como maestro alg√ļn d√≠a. Tras verse fuera de los play-offs y a la espera de una llamada de la selecci√≥n espa√Īola, el colocador ha vuelto a su ciudad natal para terminar el grado de Magisterio. Si el v√≥ley no le da de comer, el catal√°n intentar√° ganarse la vida como su mentor en las Piti√ľses. Gino perdi√≥ la pista hace a√Īos a Bustos, apodado El Negro por su morena tez regada con sangre guaran√≠. ¬ęNo s√© si seguir√° vivo¬Ľ, informa el t√©cnico. All√° donde est√©, feliz estar√° el tucumano al ver que su semilla ha creado escuela al otro lado del Charco.

Protagonistas

Javier Escandell, presidente del Club Voleibol Eivissa
Carlos es un tipo que se hace querer. Para m√≠ es como un hijo o un sobrino¬Ľ
¬ęNo es f√°cil acertar, pero con √©l hemos dado en el clavo. El verano pasado conseguimos una joya como jugador y como persona¬Ľ.

Carlos Mora, jugador del Ushua√Įa Ibiza Voley
Me encantar√≠a seguir un a√Īo m√°s en este proyecto que encabeza Toni Gino¬Ľ
¬ęTanto dentro como fuera de la pista hemos sido un grupo unido y eso es algo muy dif√≠cil de conseguir¬Ľ escribi√≥ el colocador en su Facebook.

Toni Gino, técnico del Club Voleibol Eivissa
Al ¬īNegro¬ī Bustos nunca le vi hacer un mal gesto, por √©l aprend√≠ todo lo que s√©¬Ľ
¬ęEn 1991, al a√Īo de estar en Eivissa pude ir a entrenar a Trento, en Italia. No acept√© y ahora estamos en Superliga. La vida da muchas vueltas¬Ľ.

Comentarios cerrados