La copa se derrama para el Valeriano Alles al perder 3-1 con el UCAM Murcia

9 febrero 2013 | Por lorenzo | Categoria: Polideportivo

La maldici√≥n copera se prolonga un a√Īo m√°s. El Valeriano All√©s queda fuera de carrera en la Copa de la Reina apeado por el UCAM Murcia, a pesar del prometedor arranque de partido. Pes√≥ la homogeneidad de un rival que mostr√≥ mayor resistencia f√≠sica y, sobre todo, m√°s rapidez y claridad en sus movimientos. Respaldado por una recepci√≥n envidiable y una regularidad en el ataque incuestionable, las levantinas acabaron pasando a cuchillo al conjunto de Menorca.

Se vieron s√≠ntomas de presi√≥n en el inicio, con un juego deslavazado en ambos campos que apenas permit√≠a enlazar un recorrido l√≥gico del encuentro, plagado de errores en el saque y en la colocaci√≥n, de recurso al ‚Äėblock out‚Äô para moverse sobre seguro en una cancha que resultaba para ciutadellenques y murcianas un campo de minas. Escaso nivel, a decir verdad, para tratarse de los cuartos de una competici√≥n que enfrenta a los seis mejores equipos de la √©lite nacional y que mostraba, en realidad, a dos bloques nerviosos y temerosos.

Sobre ese escenario, desconocido, los parciales se movieron en términos de igualdad hasta que el Valeriano Allés dio un paso al frente de la mano de Rese McNatt y D’Amaro para abrir brecha. Bastó con que apretasen en las dos bandas de la red, otorgasen una mínima dosis de intensidad a su pegada y revolucionasen, sin demasiado impulso sus rotaciones de balón (13-18).

Su rival parec√≠a mantenerse en estado de hibernaci√≥n, pendiente de un cambio de rumbo en su metodolog√≠a de juego (y actitud) que elevase su nivel de prestaciones. Y pareci√≥ encontrarlo gracias a Patricia Barrio que elev√≥ el tono del equipo y de Carlota Garc√≠a que situ√≥ el parcial en los t√©rminos del comienzo en el √ļltimo suspiro (23-24) a pesar de la contundencia de McNatt y Sorokina.

Un ataque de zaguero advertido por los colegiados a la estadounidense acab√≥ por prolongar el desarrollo del punto que ella misma parec√≠a asegurar por el carril derecho desde la segunda l√≠nea. No fue as√≠. Menorca mostraba mejor defensa en la recepci√≥n del ataque y un arrojo incombustible, cada vez que formaba su contra, con mucha mayor rapidez, y obligaba a las levantinas a hacer un enorme sobresfuerzo para anotarse un set interminable (30-32) entre el aplauso un√°nime del p√ļblico que premiaba el desenlace final, apasionante.

En el segundo acto, vuelta al tajo. Los mismos equipos, el mismo escenario y el mismo contexto. El equilibrio de fuerzas volvió a dejarse ver en un luminoso que parecía caminar sobre la red, sin decantarse (6-6, 11-11) hasta que, más por constancia y regularidad que por superioridad, el UCAM forzó un tiempo muerto abierto sobre un parcial que convertía a Barrio en la jugadora más determinante del choque (16-13).

Vuelta a empezar, en realidad, NcNatt, sin rastro de sus problemas en el codo, apareció desde la estratosfera de a zona 4 para equiparar los méritos (18-17) y el cruce entró en una fase mucho más intensa de la que, no obstante, las murcianas acabaron sacando tajada. Con paso firme, acabaron proponiendo un escenario desesperante para las bermellonas (24-18), obligadas a luchar a la desesperada por una recuperación que no llegó (25-20).

El choque entraba, eso sí, en fase creciente. El Valeriano Allés respondía al palo iniciando una ofensiva sin cuartel cimentada en el remate de McNatt en la derecha, y en la solvencia del bloqueo. Pero a la norteamericana acabaron pillándole el tranquillo, la defensa perdiendo fuerza y Murcia ganando impulso gracias a la solvencia de su segunda línea (8-7). El duelo se volvía imprevisible. Pero al final igual de decepcionante para el Valeriano ante un bloque en racha, avalado por la celeridad de sus movimientos y la capacidad en recuperación, la recepción y colocación. Fueron los elementos que acabaron desarbolando la resistencia bermellona (25-23).

Para entonces las pupilas de Bep Llorens se movían en la reserva, sin apenas combustible, y en el cuadro de Pascual Saurín funcionaba todo como la seda, dando entrada en el festival a Alba Sánchez, Encarnación García y María José Corral que aportaba criterio a una orquesta perfectamente engrasada y en plenitud desde el punto de vista físico (25-12). (Menorca.info)

Comentarios cerrados