Menorca C.F. ; El laboratorio de Marcial, Director Deportivo

29 diciembre 2012 | Por lorenzo | Categoria:

El director de cantera del Menorca explica el modelo que ha situado al club en primera lĂ­nea insular

Es el primero en llegar al Estadio MahonĂ©s. Y el Ășltimo en marchar. AsĂ­ a diario, cada semana, mes a mes, rutina cuya optimizaciĂłn redunda plenamente en el CD Menorca, su gran pasiĂłn. Referimos a Marcial PĂ©rez (1975), un clĂĄsico del escenario local, mĂĄximo responsable de la potente factorĂ­a azulgrana y uno de los grandes artĂ­fices de la evoluciĂłn mostrada por la entidad decana del fĂștbol insular durante el 2012 que apaga en breve.

MĂĄs de veinte años han transcurrido desde que ingresara en el club, entonces en condiciĂłn de jugador. Unos cuantos tambiĂ©n desde que JosĂ© Viedma le concediera casi aleatoriamente la opciĂłn de entrenar y acumula un cuatrienio en primera lĂ­nea, justo desde que Ángel RĂ­o inaugurase su penĂșltimo mandato. Junto a LluĂ­s Vidal, una de las personas de las que mĂĄs se ha empapado de conocimiento, Marcial ha reimpulsado y devuelto a la cantera azulgrana al espacio que por historia y tradiciĂłn corresponde, implantando un sofisticado y meticuloso modelo de trabajo, sin Ă©mulo en nuestros lĂ­mites insulares, cuya base, en que combina constancia, tecnologĂ­a y sentimiento, localiza en las entrañas del Estadio, en una dependencia jalonada en sus muros por trofeos e ilustres fotografĂ­as que evocan a perpetuidad lo magno que es el Menorca. Es el laboratorio de Marcial. «Mi sangre es azulgrana y lo hago todo desde el corazĂłn; mi gran aspiraciĂłn es estar toda la vida en este club», asegura el ‘arquitecto’ de la fĂĄbrica de talentos menorquinista.

La semana empieza, una cualquiera. «Desde el lunes por la mañana nos dedicamos a recopilar e insertar en un disco duro todos los datos recogidos durante el fin de semana; vĂ­deos, estadĂ­sticas… filmamos todos los partidos que se juegan en el campo del Menorca y realizamos un seguimiento exhaustivo de cada uno de los jugadores de la cantera, detallando sobre el papel todos sus movimientos en el campo. Con los vĂ­deos, una vez en el ordenador, creamos el archivo, que se emite por un circuito cerrado en el Estadio durante toda la semana, analizamos fallos colectiva e individualmente, trasladamos informes a los propios futbolistas y a sus padres, controlamos su rendimiento acadĂ©mico, marcamos objetivos a mejorar a los equipos…», explica Marcial, arduo proceso que reclama la inestimable ayuda «de VĂ­ctor Finestres, mi mano derecha, una persona fundamental aquĂ­, o Joan Pons, preparador de porteros», y de la treintena de entrenadores y monitores que conforman la estructura tĂ©cnica azulgrana; «sin ellos no serĂ­a posible funcionar de este modo y que todos seamos exjugadores del club hace que la implicaciĂłn y el esfuerzo sean mĂĄximos, sabemos las penurias que sufrimos en el pasado, sin luz y sin agua en el campo… el Menorca tiene ahora unas magnĂ­ficas instalaciones, pero sabe cuidarlas y explotarlas, que es tan importante como tenerlas», desvela Marcial.

Esa interacciĂłn entre entrenadores a que hacĂ­a alusiĂłn el director de la factorĂ­a azulgrana es otro de los puntos cruciales en su funcionamiento. «Mantenemos reuniones periĂłdicas, determinamos los ejercicios y variantes a seguir en las sesiones y marcamos un objetivo mensual; mejorar el ataque, la presiĂłn… lo hacemos desde fĂștbol 5 hasta f8 con la premisa de que se diviertan, y a partir de f8 hasta infantiles con mayor exigencia», detalla Marcial, que en referencia a cadetes y juveniles, «priman otras cuestiones y los resultados prevalecen; queremos que el B ascienda a Liga Nacional, es una prioridad, como tambiĂ©n lo es conservar la plaza en DivisiĂłn de Honor».

«En funciĂłn de lo que veo en los vĂ­deos marco una u otra pauta», sigue este tĂ©cnico y menorquinista convencido, cuyo sistema deriva de «la experiencia acumulada durante años; soy una persona muy observadora y constante, siempre estoy tomando notas, aprendĂ­ muchĂ­simo de LluĂ­s Vidal, tambiĂ©n de otros como Diego Sintes en su dĂ­a, pero sobre todo de Vidal…», anota. «Ángel RĂ­o, al que considero un gran presidente, nos dio las llaves del club, confiĂł en nosotros. Las ganas de crecer y de que el Menorca sea cada vez mĂĄs grande es lo que nos mueve a trabajar duro e innovar», abunda Marcial, que considera a la que gestiona «una cantera muy importante; el Penya Ciutadella y otros clubes en general estĂĄn haciendo las cosas bien, pero creo que nosotros estamos por encima, tenemos en cada categorĂ­a cinco o seis jugadores que sobresalen de la media y eso es muy difĂ­cil… aquĂ­ la cantera es lo primero y ante todo estĂĄn los futbolistas, pues sin ellos los entrenadores no harĂ­amos nada».

Otro significativo dato que aporta Marcial es que «aquĂ­ los niños son del Menorca y despuĂ©s del equipo de la tele; durante mucho tiempo esa fue la gran baza de la UniĂłn, que era un sentimiento, y el Menorca englobaba a gente mĂĄs adinerada… el Menorca es ahora un sentimiento». «EstĂĄ claro que la Ă©poca dorada del fĂștbol menorquĂ­n fueron los 50-60’ y eso no volverĂĄ, pero es por una cuestiĂłn econĂłmica, pues en la Isla existe mucha capacidad y se hacen las cosas bien… quizĂĄ falte esa referencia», razona Marcial, que en ese sentido «resalta» la presencia en DivisiĂłn de Honor y ve factible «que el Menorca llegue a Tercera, pues Juan Romero estĂĄ haciendo una gran labor y equipo tenemos». Asumirla «dependerĂĄ del presidente, pero el Menorca nunca renuncia a nada», subraya Marcial, cuyo padre escribiĂł importantes fragmentos en la historia de la UniĂłn. «SĂ­, pero yo amo al Menorca, trabajo para Ă©l con el corazĂłn, no por dinero, y tengo claro que no trabajarĂ© en ningĂșn otro sitio, aunque aquĂ­ me dieran la patada; nunca serĂ© un mercenario del fĂștbol y siempre darĂ© todo por el Menorca», termina Marcial.

Comentarios cerrados