Sports de ca Nostra

El Palma Futsal despide un 2019 de crecimiento deportivo

El conjunto mallorquín despide el año con la sensación de haber seguido dando pasos hacia adelante a nivel deportivo siguiendo muy cerca de los grandes del fútbol sala nacional pero con la sensación de que algo bueno les espera para un 2020 en el que quieren seguir haciendo historia. En la memoria queda la eliminatoria de semifinales del playoff ante el Barça y en la que el Palma estuvo a un penalti de clasificarse para la final por el título y la UEFA Futsal Cup.

Se acerca el final de año y es el momento en el que todo el mundo hace balance de lo que ha sido el 2019 para ellos. En este sentido, el entrenador del Palma Futsal, Antonio Vadillo, y uno de sus capitanes, Tomaz, han echado la vista atrás para valorar lo que han sido 365 días muy intensos de mucha emoción y muchos grandes retos que ha vivido el conjunto verde pistacho. En todo este tiempo, la escuadra balear ha vivido eliminatorias de Copa del Rey, la última Copa de España en Valencia y, como momento más destacado del año, una excelente participación en el playoff por el título en el que eliminaron a Movistar Inter y cayeron en una semifinal de máxima emoción ante el FC Barcelona en la que los blaugranas tuvieron que sacar sus dos partidos de local en la tanda de penaltis. Del 2019, el técnico jerezano se queda con que la plantilla ha ganado madurez gracias al gran número de encuentros con mucho en juego que disputó su equipo en el tramo final del pasado curso y que han sido clave en el crecimiento del grupo de cara al presente y al futuro. “Nos fuimos de todas las competiciones mereciendo algo más por ocasiones, por juego y por las situaciones que se habían dado en cada partido. Nos pasó en la Copa del Rey en Jaén y en la Copa de España contra Movistar Inter. Eso hizo que el equipo fuera madurando más, aprendiera a interpretar diferentes situaciones del partido sobre todo en momentos de estrés y el equipo se acabó de empacar para el final de la Liga. Luego el equipo mostró su máxima expresión en el playoff eliminando al Inter y en unas semifinales apasionantes contra el Barça”, analizaba Vadillo desde la tranquilidad que ha dado el tiempo.

Sobre lo que va de temporada, el entrenador sigue con sensaciones muy parecidas. Vadillo está satisfecho con el trabajo de los suyos en el día a día y con el rendimiento que ofrecen el fin de semana aunque, eso sí, consciente de que quedan muchos aspectos a mejorar, sobre todo la finalización, que, reconoce, está penalizando mucho al Palma en este tramo inicial. Este factor propinó el tachón de la temporada, la eliminación de Copa del Rey y del que quieren reponerse con más fuerza en las dos competiciones que todavía quedan por delante y que afrontan con la máxima ilusión: “el tropiezo de Betis nos ha marcado muchísimo porque entendemos que hicimos méritos suficientes para ganar pero nos penalizó la falta de acierto a portería”, reconocía un Vadillo que ya ha pasado página y que tras todos los obstáculos que han ido poniéndose en el camino del Palma Futsal se muestra más que satisfecho con los suyos. “Esta temporada empezó movidita. Sabíamos que Paradynski se iba a ElPozo y después apareció lo de Taffy que nos trastocó un poco los planes. Habíamos trabajado con antelación, teníamos tres fichajes de garantías y decidimos no salir al mercado. Empezó la temporada con problemas lesivos y esto nos condicionó. Empezó con derrota la Liga pero estábamos trabajando bien y dimos un paso al frente. Ahora hemos acabado una buena primera vuelta que pudimos hacer muy buena con todo el tema de los récords. No fuimos capaces porque nos volvió a penalizar mucho la falta de acierto de cara a gol. En líneas generales veo bien al equipo”, explicó.

La plantilla verde pistacho también pone buena nota a lo que ha sido el 2019 en lo deportivo aunque también queda latente la insatisfacción e inconformismo que caracteriza un equipo ganados. Uno de sus capitanes, Tomaz, dice que “el balance general en lo deportivo es muy bueno” porque, añade, “el equipo ha estado a un buen nivel de competición y de jugar pero nos queda una espinita de que en los momentos claves no hemos sabido dar ese paso adelante, pero en general nos ha dejado satisfechos por los partidos que hemos hecho, la Liga, el playoff de la temporada pasada y solo nos queda seguir currando y mejorar cada día para intentar lograr algo bonito esta temporada”. El cierre brasileño lamenta que “hemos podido hacer historia pero calculando fríamente ha sido una buena primera vuelta y hay que seguir así, sin bajar de esta línea” para quien sabe si algún día aspirar a levantar algún título.

En el plano más personal, Tomaz se muestra satisfecho sin matices en un año que ha sido muy bueno en lo deportivo pero todavía mejor en lo personal con el nacimiento de su primera hija. Todo esto en conjunto han hecho un 2019 inolvidable para el jugador brasileño: “2019 para mí ha sido muy bueno y muy bonito. Desde la temporada pasada que hicimos un gran playoff contra Barça que me salí un poco y el nacimiento de mi hija que ha sido algo precioso, la mejor cosa del mundo. Deportivamente, esta temporada, me están saliendo muchas cosas como hacer goles que me estaban faltando, sigo jugando bien pero todo lo que sea para ayudar al equipo lo seguiré intentando y ojalá sigan llegando los goles y las victorias”.

Un 2020 para soñar

La vista se centra ya en el 2020 en el que el Palma Futsal tiene un año apasionante por delante con la disputa de la Copa de España en marzo ya garantizada y en una buena situación para tratar de alcanzar el playoff por el título de Liga e, incluso, para hacerlo partiendo desde una buena situación. El entrenador del Palma Futsal pide salud, trabajo y algo de suerte en los momentos decisivos: “Pido que nos respeten las lesiones, que sigamos todos los que estamos, que el equipo vaya creciendo y que sigamos trabajando como lo estamos haciendo. Principalmente salud, que es lo que más tenemos que buscar, y que ese factor de suerte en momentos puntuales nos favorezca alguna vez”. Por su parte, Tomaz pide “al 2020 que seamos un equipo paciente porque tenemos que saber esperar las cosas buenas pero que peleemos para estar arriba porque tenemos muchas oportunidades y no las podemos dejar escapar”.

PFS

Los comentarios están cerrados.