Sports de ca Nostra

LIGA NACIONAL JUVENIL ; SUFRIDA VICTORIA EN SON RAPINYA CIDE – PEÑA DEPORTIVA (2-1)

Sufrida victoria del Cide (2-1) en Son Rapinya contra una Peña Deportiva que demostró ser un buen equipo, que maneja muy bien el balón pero que estuvo falto de pegada. La victoria estudiantil le permite al Cide seguir invicto en los puestos de privilegio de la Liga Nacional Juvenil.

El Cide se dispuso inicialmente en el campo con un 1-4-3-3. Damián estuvo bajo palos. En esta ocasión la línea de atrás la conformaron Iago Álvarez, Alfredo Rodríguez, Ángel Jiménez y Jordi Casas. Pau Mateu se situó como único pivote con David Herreros y Marco Jaume en los interiores. En línea de ataque se colocaron Alex Olowu, Xavi Balaguer y Amadou Konate. Cambio de sistema y cambio de jugadores. Como comentábamos la semana pasada el Cide está mostrando tener un buen fondo de armario, todos los jugadores son importantes y nadie es titular indiscutible.

El de este sábado por la tarde era un partido trampa para el Cide. Se venía de ganar al líder en su campo con un fútbol extraordinario y, en estas ocasiones, es complicado controlar el subidón que supone este tipo de victorias. Desconozco si ese fue el motivo pero la realidad es que el Cide no entró demasiado bien en el partido. Es cierto que a los pocos minutos del pitido inicial David Herreros enganchó con su zurda un magnífico disparo raso que se fue lamiendo el palo de la portería visitante. La oportunidad del buen centrocampista estudiantil fue un espejismo. Pese a la disposición de los locales en el terreno de juego que, supuestamente, desea tener el balón, el esférico fue de los visitantes durante casi toda la primera parte. No sé si de forma consciente o por el buen fútbol e intensidad de la Peña, el Cide nunca fue dominador del balón en esos primeros cuarenta y cinco minutos. No es menos cierto que los de Santa Eulària des Riu tampoco llegaron con claridad a la meta defendida por Damián. Un disparo cruzado que se marchó fuera a la izquierda del buen cancerbero local fue la ocasión más clara de los ibicencos. Mediado el primer tiempo, y a la vista que las cosas no funcionaban, los locales cambiaron el dibujo pasando a un 1-4-2-3-1. David Herreros retrasó su posición y se colocó en el doble pivote junto a Pau Mateu y Marco Jaume se ubicó en la media punta. Los locales mejoraron algo pero el balón seguía teniendo un dueño, la Penya Deportiva que seguía adoleciendo de profundidad y pegada. Iban pasando los minutos y no había nada relevante a reseñar. En el minuto 45, los locales meten un balón en el área sin aparente peligro que es rematado de cabeza por Xavi Balaguer. El cancerbero visitante, Daniel García, llega muy tarde y arrolla al “9” del Cide, penalti claro, absurdo pero claro. El propio Xavi fue el encargado de transformar la pena máxima con su maestría habitual. Tras el 1-0 la colegiada Amy Peñalver pitó el final de la primera parte. Nos íbamos a los vestuarios con una victoria local que, vistos los méritos de unos y otros no era demasiado merecida. Nada sacó la Peña Deportiva de su buena primera parte donde le penalizó su falta de gol.

La segunda parte empezó sin cambios desde el banquillo. Pese a que estaban los mismos jugadores sobre el terreno de juego, el Cide pareció funcionar algo mejor. Ya no se llegaba tarde a las coberturas, el centro del campo tenía el balón y lo movía con criterio, las bandas eran profundas y el balón merodeaba la portería visitante. El Cide pareció salir dispuesto a no tentar más a la suerte y a sentenciar el partido. Pues le ocurrió justo lo contrario. A los cinco minutos de la reanudación, la colegiada vuelve a marcar el punto fatídico pero en esta ocasión en contra de los colegiales. Sinceramente, desde mi posición, no vi penalti, para mí el balón pegó claramente en el abdomen de Amadou y no en la mando pero … yo no pitaba. El buen centrocampista y capitán de la Penya, Ángel de la Fuente, transforma la pena máxima, 1-1. En estos últimos partidos del Cide, los jugadores que han salido desde el banquillo han sido determinantes en el devenir de los encuentro. El partido contra la Peña no fue la excepción. Entraron por este orden Saúl Bautista, Pedro García Bussy y Alberto Sánchez, los tres fueron determinantes para conseguir la victoria final. El Cide volvió a tomar el control del partido, el dominio era cada vez más claro de los locales. Se dominaba pero faltaba la llegada y la pegada. Avisó Alberto que remató al palo tras excelente asistencia de Bussy que rompió hasta línea de fondo desde la posición de pivote. La sentencia llega pocos minutos después, un excelente centro de Saúl desde su banda derecha es magistralmente rematado por Alberto con un gran giro de cuello, el testarazo del ariete besa las mallas de la Penya, 2-1, nada pudo hacer el cancerbero visitante. La Peña lo intentó en los minutos finales pero seguían adoleciendo de pegada, poco o nada inquietaron a Damián. En los minutos finales, Gabriel Ramis sustituyó a un exhausto Amadou Konate y le dio, si cabe, algo más de profundidad a la banda izquierda.

Victoria complicada del Cide frente a un muy buen rival que tiene un trato de balón exquisito pero que, al menos en el partido contra los colegiales, adoleció de una falta de gol que se penaliza con puntos en una liga tan competitiva como la Liga Nacional Juvenil. La semana que viene toca visitar Son Ferriol, un campo complicado donde los haya y de no muy grato recuerdo para el Cide por la severa derrota del año pasado.

Acta del partido:

http://www.ffib.es/Fed/NPcd/NFG_CmpPartido?cod_primaria=1000110&CodActa=466527&cod_acta=466527

Fotos del partido:

Joan Mateu Barceló

Los comentarios están cerrados.