Sports de ca Nostra

Dos refuerzos como una catedral del Palma Futsal

Bruno Taffy y Joao, presentados como dos símbolos del club bajo la majestuosa figura de la Catedral de Palma. Ambos regresan al club en el que jugaron cuatro años después de dos temporadas fuera. Taffy: “Cuando me llamaron vi la misma pasión de hace seis años”.

Bruno Taffy y Joao han regresado al Palma Futsal por la puerta grande después de dos años en el exilio. Ambos han seguido vidas casi paralelas con su regreso a la que fue su casa durante cuatro temporadas. Cuatro años compartiendo un vestuario en el que firmaron el mejor capítulo deportivo de los veinte años de historia de la entidad. Sus actuaciones les valieron para dar el salto a los dos equipos de referencia del fútbol sala nacional y ahora regresan para aportar su calidad y hacer que el Palma Futsal siga creciendo hacia cotas y retos impensables cuando aterrizaron por primera vez en Palma hace seis años.

Ambos se han convertido en dos símbolos del club y del crecimiento de la entidad y como tales fueron presentados bajo la atenta mirada de la Catedral de Palma, uno de los símbolos de la ciudad y una de las imágenes más destacadas de Mallorca, desde la terraza del Restaurante Varadero, uno de los patrocinadores del club y que posee uno de los balcones más excelentes de la geografía balear.

Bruno Taffy: “Cuando me llamó el Palma vi la misma ilusión que hace seis años y esto me ha hecho volver”

El pívot brasileño, Bruno Taffy, regresa al Palma Futsal después de dos años y aseguraba ante los medios de comunicación que lo hace con la misma pasión e ilusión que en su primera etapa en el equipo verde pistacho.

Taffy reconoció en el acto realizado en el Restaurante Varadero que regresa al Palma Futsal porque está muy agradecido por el trato que recibió en su primera etapa en el club. Dijo que “es un placer” volver a la isla aunque mucha gente le pregunta el por qué. “Mucha gente me pregunta por qué he venido a Palma. Primero porque estoy muy agradecido de lo que hizo por mí el Palma. Hace seis años ya no jugaba y ellos apostaron por mí. Cuando recibí la llamada de José Tirado para traerme de vuelta vi la misma pasión que vi hace seis años y que yo comparto. Esto es lo que me hizo querer volver”, explicó.

Para el brasileño regresar al Palma no es un paso atrás en su carrera. Considera que “se está haciendo una plantilla de grandísimos jugadores” y asegura que les espera “una temporada ilusionante”. Para él, su vuelta es un nuevo reto en su carrera deportiva. “Siempre he buscado retos en mi vida y el Palma es un equipo que está creciendo y que quiere seguir creciendo. Lo tiene todo para estar arriba. Desde fuera la gente ve el trabajo que hace el club y se le respeta. Vengo como llegué hace seis años. Con muchas ganas pero con más experiencia”, aseguró.

Joao: “Aquí me siento como en casa”

Para Joao Batista también es un motivo de felicidad volver a vestir la elástica verde pistacho del Palma Futsal después de dos años fuera de la entidad. En su acto de presentación junto a Bruno Taffy aseguró que “la sensación de volver es especial” por que se siente “como en casa” en Mallorca. Al igual que su compañero, el ala también recuerda con nostalgia su primera etapa en el club y eso ha sido clave en su decisión. “Recuerdo como si fuera ayer cuando hace seis años me llamó el Palma Futsal. Era un sueño para mí venir a España. Espero disfrutar mucho del fútbol sala y se avecina una temporada muy ambiciosa”, declaró en el Restaurante Varadero.

Joao destacó la labor del entrenador Antonio Vadillo que “está haciendo una muy buena carrera en el equipo” y espera poder ayudarle a progresar. Destaca la ambición del club y espera participar en el crecimiento del club con su trabajo. “El club es muy ambicioso y espero aportar mi granito de arena para subir ese escalón. Hay competiciones en las que podemos dar la sorpresa pero tenemos que pensar partido a partido. Ahora mismo es muy complicado hablar de títulos”, destacó.

Hijos ilustres

El presidente del Palma Futsal, Miquel Jaume, compareció “con una alegría inmensa” para presentar a dos hijos ilustres del club como Joao y Bruno Taffy que defendieron su elástica durante cuatro temporadas. “Son como si fueran dos hijos nuestros porque crecieron como futbolistas aquí y se han hecho jugadores importantes en el fútbol sala mundial. Poder recuperarlos una satisfacción enorme”, manifestó con orgullo el presidente.

Sendas operaciones han sido complicadas pero finalmente han llegado a buen puerto y han servido de regalo para un año especial para la entidad que cumple veinte años de su fundación. Por ello, Miquel Jaume se ha mostrado agradecido a los jugadores por el esfuerzo realizado por volver al Palma. “Tengo que agradecerles que hayan apostado por nuestro proyecto otra vez porque son jugadores de una dimensión superior. Han creído en nuestro proyecto y han venido a abanderarlo. Estoy convencido que van a darnos grandes alegrías. Sus incorporaciones son dar un salto de calidad”, declaró.

Por su parte, el director deportivo del club, José Tirado, destacaba que ambos son “grandísimas personas que llevan el ADN Palma Futsal” y reconocía que eran la guinda al pastel de una temporada especial. “Este año es especial y teníamos que hacer la mejor plantilla. Ahora trabajaremos para hacer el mejor equipo pero entendíamos que teníamos que hacer algo diferente y especial. Había que hacer todo lo que estaba en nuestras manos para que jugadores como Joao y Taffy lideraran este proyecto. Hemos traído a los mejores y estoy seguro que vamos a disfrutar mucho con ellos”, explicó.

Este miércoles, a las 12:00 horas, en el Restaurante Sandro, el club presentará al último de los refuerzos, el argentino Mati Rosa.

Palma Futsal

Los comentarios están cerrados.