Sports de ca Nostra

La Peña empieza a otear el descenso al perder en Alcoy por (3-0)

La Peña Deportiva se acercó ayer un poco más al abismo del descenso a Tercera División tras la derrota frente al Alcoyano por 3-0, en un partido en que el desacierto fue la cruz para un bloque peñista al que se le acumulan los problemas en este tramo final de Liga. Los ibicencos sufrieron un importante revés en la pelea por la permanencia, que se complica sobremanera.

Las matemáticas aún le dan opciones a los peñistas, pero en función de los resultados que se produzcan en hoy domingo las cuentas podrían empezar a no estar muy claras para los de Santa Eulària, que a pesar de todo no se rinden y se ven capacitados para ganar los tres partidos que les restan para acabar el campeonato (frente al Cornellà, el Ebro y el Villarreal B).

En el inicio, el cuadro balear avisó con dos llegadas. La primera con el saque de una falta lateral que no remató por centímetros Navarro en la frontal del área pequeña; y en la segunda, Cendrós enganchó un potente disparó que el omnipresente Bañuz envió a córner.

El Deportivo despertó rápidamente para evitar el sufrimiento experimentado dos semanas antes contra el colista. El cancerbero visitante Imanol salvó el primer gol rechazando con su mano derecha el disparo a bocajarro de Mario Fuentes. Nieto habilitó el balón a Poley en el interior del área, pero el chut del andaluz acabó en saque de esquina.

Cuando la primera parte agonizaba se produjo una falta en las inmediaciones del área por mano del visitante Pau Pomar. Poley, el más listo de la clase, vio hueco por fuera de la barrera y sorprendió a Imanol con un lanzamiento próximo al palo.

La segunda parte comenzó con ligero dominio local. El técnico del Peña Deportiva, Dani Mori, introdujo pronto los cambios de Gorriz y De Val para tratar de equilibrar el marcador. A punto estuvo de conseguirlo Pepe Bernal, pero tropezó, de nuevo, con los reflejos del cancerbero ilicitano, que envío el esférico a saque de esquina.

De lo que pudo ser el 1-1 se pasó al 2-0. La réplica del Deportivo se fraguó con una genialidad de Nieto, que recibió el pase de Gonzalo Poley. El extremo se adornó ante el lateral Marcos, con sombrero incluido, dejando caer el balón para golpearlo con la pierna derecha lejos del alcance del portero balear.

La guinda para los locales llegó nuevamente a balón parado, en este caso con un lanzamiento lateral a cargo de Gonzalo Poley. El esférico fue teledirigido a la cabeza de Mariano Sanz que se elevó entre los centrales para incrustarlo en la escuadra. Los tres goles pesaron como una losa en la Peña Deportiva. Aunque el equipo ibicenco aún dispuso de una última oportunidad, gracias a un buen testarazo de Gorriz, que fue abortado por Bañuz, todo un muro infranqueable ayer para los de la Villa del Río.

Pendientes de lo que pase hoy

El bloque de Santa Eulària estará hoy muy pendiente de los resultados de sus rivales más directos. Con 35 puntos, los pitiusos se encuentran penúltimos y están a dos puntos del Formentera (que recibe al Sabadell) y del Llagostera (que se mide al Atlético Baleares). Justo por encima de formenterenses y catalanes está el bloque mallorquín, que es el que marca la primera línea de salvación –la de la promoción– y que tiene tres puntos más que los peñistas.

Un poco más arriba, con 39 puntos, cuatro más que la Peña, se ubican el Saguntino (que juega con el Ontinyent) y el Olot (que se verá las caras con el Mallorca). Habrá que ver qué marcadores se producen hoy.

 

Diariodeibiza

Los comentarios están cerrados.