Sports de ca Nostra

Tolerancia cero con la violencia

La salvaje agresión a Diego Romero, futbolista del Son Verí, hace saltar todas las alarmas federativas

El partido que enfrentó este fin de semana al Rotlet Molinar con el Son Verí, de la Primera Regional Preferente de Mallorca, va a arrastrar cola de manera larga y tendida de cara al futuro del fútbol balear como consecuencia inmediata a la salvaje agresión que sufrió Diego Romero, futbolista del Son Verí, por parte de Iván Bonnin ´Bote´, el delantero del Rotlet Molinar que presuntamente atacó al exjugador del Formentera y del Sant Jordi propinándole un fuerte mordisco en la nariz que le provocó importantes heridas.

Sobre tan lamentables hechos, Miquel Bestard, presidente de la Federación Balear (FFIB), aseguró ayer: «Estamos muy disgustados con esto que ha pasado. Lo sucedido entre estos dos futbolistas nos deja muy consternados porque es algo que no debería pasar ni en el mundo del fútbol ni tampoco fuera de él. Es una verdadera lástima que se haya producido esta agresión porque desde la Federación nos estamos esforzando mucho para que en nuestro fútbol impere siempre el fair-play en todos los campos».

 

«Se trata de un comportamiento y de unos actos que son inaceptables en el deporte. Sabemos que todo esto es producto de un ´pique´ entre los dos futbolistas que viene desde muy atrás y que ha acabado con esta grave agresión cuando el partido ya se había terminado», añadió el máximo responsable del fútbol balear.

Ante tales hechos, el ente federativo tomará cartas en el asunto de una manera contundente, al objeto de atajar la posibilidad de que vuelva a producirse algo similar y de castigar cualquier comportamiento antideportivo parecido de cara al futuro.

«La Federación ha abierto una investigación para obtener información y ver si se pueden sacar conclusiones en claro de las versiones que han dado los autores de este lamentable episodio. Lo que está claro es que desde esta Federación, después de lo que sucedio el año pasado con lo de Alaró, no va a consentir ni lo más mínimo en temas de violencia como éste», sentenció el presidente de la balear.

Asimismo, el máximo dirigente federativo subrayó: «Son hechos muy graves y vamos a seguir una línea dura a la hora de llevar adelante este caso. Es complicado evitar que en algún sitio pueda suceder algo que nunca debería pasar, pero, por eso, nosotros tenemos que ser todo lo contundentes que podamos a la hora de castigar y de sancionar actuaciones de esta gravedad porque es nuestra política y nuestra propia obligación como Federación que somos».

 

Diariodeibiza

Los comentarios están cerrados.