Sports de ca Nostra

Crisis abierta en el Formentera tras las críticas al entrenador

Las declaraciones de Álvaro sobre su mala relación con García Sanjuán caen como un jarro de agua fría en el club

El presente de la Sociedad Deportiva Formentera ha cambiado de manera radical durante los últimos meses, en los que ha pasado de eliminar en dieciseisavos de Copa del Rey al Athletic Club con un gol de Álvaro Muñiz a sufrir dos derrotas consecutivas en Liga y la marcha de jugadores cruciales como Fernando Liñán y el propio centrocampista asturiano. Y es que, además, la salida del héroe de San Mamés no ha sido de cualquier manera y ha atacado frontalmente al técnico aragonés Tito García Sanjuán. Una tormenta que puede acabar siendo mayor de lo previsto.

El club cerró filas ayer, un día en el que se marcó como estrategia de comunicación el silencio y dio la jornada libre a los futbolistas y al cuerpo técnico. Está previsto que retomen la actividad hoy a las 20 horas, una sesión en la que ya no estará Álvaro, que se desvinculará del equipo.

«En 29 años nunca me he cruzado con un entrenador como él. No comparto ni su idea de tratar a las personas ni la de jugar. Ha sido un poco desagradable conmigo. Como sé que no me va a sacar rendimiento, por su manera de ser, prefiero marcharme», afirmó en exclusiva a Diario de Ibiza el futbolista, quien también entrará en la historia del club por ser el primer fichaje oficial del Formentera en Segunda División B.

Los últimos 15 días están siendo convulsos en el Formentera pese a que el mantra más repetido fue el de «el sueño de la Copa». Los rumores aseguraban que existía una mala relación entre algunos miembros de la plantilla y García Sanjuán, y se materializó el lunes en las palabras de Álvaro. No obstante, otros jugadores del equipo han aseverado que no existe ningún problema con García Sanjuán y que es un «tema personal» de Muñiz con el míster aragonés.

Declaraciones tras la Copa

Tampoco ha sentado bien que las declaraciones lleguen después de la competición copera, cuando se podría haber desvinculado del club antes. El equipo tampoco está pasando por su mejor momento de juego. Los pitusos han marcado únicamente un gol en los últimos cuatro partidos oficiales (en la ida de los octavos de Copa ante el Deportivo Alavés) y ha encajado dos derrotas consecutivas en Liga ante rivales directos por conseguir la permanencia como la Peña Deportiva (0-1) y el Atlético Baleares (1-0). Una dinámica que, junto a las dificultades en los despachos, puede hacer que el equipo sufra más de lo esperado para mantener la categoría después de una primera vuelta brillante.

Desde la directiva temen que el conflicto afecte una plantilla debilitada por las lesiones y que, además, está viendo salir a hombres tan importantes como Liñán y Álvaro, que lo han hecho antes de que el Formentera haya presentado alguna alternativa para poner sobre el césped en un tramo decisivo de la temporada. De momento, los únicos refuerzos han sido el juvenil Álex Puertas y el mallorquín David Crepso, ambos sin experiencia en la categoría de bronce del fútbol español.

La ley del silencio también se ha apoderado de las redes sociales de las jugadores del Formentera, en los que ayer todavía se podían leer mensajes sobre su participación en la Copa del Rey. Ni rastro de las sensaciones tras las dos últimas derrotas ni reacciones acerca de las duras palabras de Álvaro Muñiz.

La polémica ha caído sobre el entrenador que revolucionó el club tras la salida de Luis Elcacho y que ha llevado a los formenterenses a sus cotas más altas: un título de Tercera, un ascenso a Segunda B y a eliminar a un Primera División en la Copa del Rey. Un preparador que firmó por dos temporadas el pasado verano y que, después de su paso por Finlandia, tiene muy buen cartel en España, especialmente en Aragón. Múltiples síntomas que invitan a pensar que el proyecto podría cambiar para la temporada 2018-19.

Diariodeibiza

 

Los comentarios están cerrados.