Sports de ca Nostra

R.C.D.Mallorca El tratamiento erróneo

Captura-de-pantalla-2016-07-23-a-las-11.53.13Si algo demostró Maheta Molango a su llegada al club el pasado mes de enero fue su conocimiento sobre la situación del Mallorca. Al equipo que se encontró el suizo incrustado en el descenso le faltaba gol. Y de manera alarmante, además. Es por ello que se arremangó y lanzó a traer delanteros que aliviaran los males del equipo. Sin importar además lo mucho que hubiese que gastar o el número de efectivos que fuesen necesarios incorporar. Acertó en el diagnóstico, pero erró casi fatalmente en el tratamiento.

El Mallorca necesitaba gol, sí. Pero no solo le urgía un nombre que las empujase entre los tres palos, si no también quien generase las oportunidades. Porque, si algo le faltó al Mallorca el año pasado, fueron futbolistas que entregasen el balón en ventaja para sus compañeros. Había lagunas en la finalización, pero también (y muchas) en la construcción del juego. Ahí, ni el incansable pero poco creativo Sissoko, niYuste, un futbolista de toque excesivamente simple, pudieron hacer nada. Tampoco Ros, quien nunca cumplió las expectativas, ni el novel Damià dieron la talla. Además, la lesión y los consiguientes problemas de forma de Brandon, lo más parecido a un media punta que tenía la plantilla, ayudaron.

En esta pretemporada Molango, con Javi Recio a su derecha, parece decidido a solventar sus errores. Entre los primeros movimientos que realizó el equipo se encontraron los fichajes de dos centrocampistas. Uno de recuperación y llegada como Juan Rodríguez; el otro de pura construcción, Juan Domínguez. Además, días después firmó al hombre que debe marcar diferencias en el juego interior: Culio. En la sala de máquinas, donde se ganan y pierden partidos, el argentino está llamado a ser líder del equipo.

En ese sentido, la planificación no se ha limitado al primer equipo. Con ficha del equipo filial se ha incorporado a un puñado de futbolistas destinados cubrir esa necesidad de último pase. Jugadores comoFernando CanoAntoine Letievant, Alex Serrano, Héctor Escrich o Enzo Lombardo han llegado al club para nutrir, a medio o largo plazo, del último pase al primer equipo. Queda claro que difícilmente todos llegarán a formar parte del primer equipo, pero la intención es que el equipo filial actúe como un buscador de oro en en lecho de un río: cribar y separar las piedras areniscas para encontrar las pepitas de oro.

Ahí, el club ha efectuado una doble planificación, una de cara a un presente inmediato y otra mirando hacia del futuro. La clave será conseguir cierta continuidad en la generación de oportunidades.

Y acertar con los delanteros que las empujen, claro.

futboldesdemallorca-T.Maura

Los comentarios están cerrados.