Sports de ca Nostra

1-0. Final feliz en Son Moix

12799217_10207460354380844_6202839944836307806_nEl Mallorca cierra con una importantísima victoria el día de su Centenario y suma tres puntos vitales en su lucha por mantener la categoría. El equipo se impuso a un rival como el Oviedo, que venía con un bagaje de 12 jornadas de imbatibilidad, aupado a su magnífico rendimiento defensivo, hasta el punto de que Cabrero no tuvo que realizar ni una sola intervención.

El partido apenas dejó oportunidades de gol. Ni una sola en la primera parte, en la que se produjo la jugada clave de la tarde. A los 37 minutos el árbitro expulsó de manera exagerada al lateral Bautista y eso marcó el resultado porque sorprendentemente el entrenador del Oviedo no cubrió esa posición, y por ahí Lago Júnior hizo estragos en el comienzo del segundo tiempo. Su primera llegada hasta la línea de fondo no la pudo rematar Brandon, pero la segunda acabó con un gol en propia puerta del defensa central David Fernández. Sergio Egea rectficó y puso de inmediato a Peña en el campo, pero ya era demasiado tarde.

Con ventaja en el marcador y en número de jugadores, el Mallorca tocó a retirada y se dedicó a defender el resultado, lo que consiguió sin demasiados apuros porque el Oviedo, pese a lanzarse al ataque, fue incapaz de disparar entre los tres palos salvo en un sencillo cabezazo del central Verdés a las manos de Cabrero.

Gran resultado, que por encima de todo es lo que importa, y magnífico día en general para el mallorquinismo. Ojalá esta puesta de larga del Centenario sirva para comenzar una nueva era.

Tomeu Maura   Futboldesdemallorca

Los comentarios están cerrados.