Sports de ca Nostra

El colista Elche Ilicitano, ridiculiza al Mallorca B y le endosa un 2-5 en Son Bibiloni

LDM010CD002_191501_MANUALUn desastre. Eso fue lo que se vio ayer en la Ciutat Esportiva. El que tenía que ser el partido de la resurrección del Mallorca B se convirtió en el del calvario del filial rojillo frente a un Elche Ilicitano entusiasta que, con orden, mordiente y una dosis extraordinaria de autoestima, se hizo merecedor del triunfo, completando los de Vicente Mir un gran partido. Aunque la duda quedará, ya que el trabajo de los franjiverdes tuvo sus frutos en gran parte por las facilidades dadas por un ayer desconocido filial rojillo.

De salida, el Mallorca B regaló dos goles. Mejor posicionados sobre la cancha y con tensión –que no con nervios–, los ilicitanos se percataron enseguida de la fragilidad que mostraba la zaga local. Samu, en acción personal lo probó y ´barraca´. Ajustó su disparo al palo derecho del marco de Royo, subiendo el 0-1 al marcador.

Los rojillos, convertidos en un manojo de nervios, buscaron la igualada por testiculina. La masa gris no existía, y eso lo pagó caro. Un balón bombeado sobre el área rojilla acabó con el remate inverosímil del central franjiverde Luca Iotti al fondo de la portería ante la retratada defensa local. El filial rojillo, con dos mazazos de consideración, vio de pronto la luz con el gol de Cedric –que así rompía su larga sequía goleadora– tras acción personal del ayer número 10 local. Un gol balsámico que tranquilizó los ánimos del once de Javier Olaizola, aunque el juego no estaba siendo ni mucho menos para darle la vuelta al marcador.

Tras el reparador intermedio, parecía que todo iba a cambiar. Salida en tromba de los locales, ocasiones para Julen, Cedric y Tià Sastre y el Mallorca B que vivió los mejores momentos del partido. La lástima es que solo fueran diez los minutos que duró la clarividencia local. Vicente Mir, viendo que su equipo apenas pasaba de la zona central, sacó artillería pesada para sentenciar a la contra. Moha Traoré, un auténtico portento físico, y Liberto, un notable extremo con gol, salieron a la cancha. El Ilicitano volvió a estirar líneas, a tener el balón, y también a marcar. Y lo hicieron desde la estrategia, en un saque de falta con centro al área local que remató Luca Iotti, más solo que la una porque la zaga local estaba a otra cosa, para colocar el balón con la testa por toda la escuadra.

Con todo, de nuevo Cedric enchufó al Mallorca B en el partido casi de inmediato. Incluso tuvo en sus botas la posibilidad de empatar el partido con unas manos del Elche Ilicitano que fueron castigadas con pena máxima.

Pero el de ayer no era el partido del filial. El lanzamiento de Cedric lo repelió el cancerbero Pol, Connor no supo aprovechar el rechace del portero y los visitantes, al contragolpe, encontraron un descomunal boquete por el flanco derecho. Liberto no tuvo problemas y batió de tiro cruzado a Royo.

Del 3-3 al 2-4 en cuestión de segundos y partido virtualmente cerrado. El quinto gol, que también llegó por el costado diestro de la zaga local, con ´roto´ incluido de Liberto a un Kasim con cintura de madera en esa acción, sirvió para poner el candado a un partido que desnuda los problemas que hoy en día tiene un filial rojillo que empieza a parecerse demasiado al primer equipo de Miquel Soler.

Mallorca B: Royo, Joan Sastre (Vidal, min. 55), Gabri, Raúl, Kasim, Vallejo, Sergio Cortés (Connor, min. 74), Tià Sastre, Julen, Cedric y Brandon (James, min. 65).

Elche Ilicitano: Pol, Pepe Romero, Porcar, Gálvez, Luca Iotti (Fran, min. 65), Iván Agudo, Sergi, Mario Arqués, Samu, Joaquín (Liberto, min. 50) y Rubio (Moha, min. 54).

Goles: 0-1, min. 14; Samu. 0-2, min. 21; Luca Iotti. 1-2, min. 24; Cedric. 1-3, min. 55; Luca Iotti. 2-3, min. 57; Cedric. 2-4, min. 80, Liberto. 2-5, min. 85; Liberto.

Árbitro: Benjumea Álvarez (Comité Andaluz).

Tarjetas amarillas: A Kasim, Brandon, Vidal, Raúl y Julen (Mallorca B); y a Arqués, Moha, Romero e Iván Agudo.
diariodemallorca.es

Los comentarios están cerrados.