Sports de ca Nostra

Regional Ibiza; 3-0. Poco fútbol para tantos goles en el Sant Jordi-Ciudad de Ibiza

2301El partido más esperado de la Regional pitiusa tuvo casi de todo: goles, emoción, público, lesiones, un susto de miedo, quejas arbitrales y hasta bengalas en la grada al empezar el duelo entre el Sant Jordi y el Ciudad de Ibiza. Solamente faltó una cosa: fútbol.

Los dos equipos se tenían ganas y se vio en cuanto empezó a rodar el balón. Juego sin florituras, pases largos, presión y ni un metro de ventaja al rival. Ningún equipo tenía tiempo de pensar y menos de dar tres pases seguidos porque las continuas faltas acabaron con cualquier atisbo de creatividad.

Sin embargo, Adrián Ramos pudo abrir el marcador nada más empezar el partido, pero su disparo se marchó fuera por poco.

El Ciudad de Ibiza controlaba hasta que llegó el descontrol. Minuto 15, el central Marcos se lesiona y la entrada de Iván obliga a modificar toda la defensa. Mala suerte, pero es que a la media hora de juego el lateral izquierdo Ricki sufrió un tirón y también se tuvo que ir a la ducha, dando entrada a Cardona y a otra defensa modificada sobre la marcha, con el consiguiente desbarajuste táctico que fue aprovechado momentáneamente por los locales para tener más el balón, pero sin ningún peligro.

Fue una primera parte mala, tensa, con muchas imprecisiones y demasiadas interrupciones.
La segunda mitad empezó bien para el Sant Jordi y al minuto marcó su primer gol, obra de Angorrilla, que aprovechó un saque de falta lateral.

El Ciudad de Ibiza lo encajó mal y se fue en busca del empate, pero ayer no era el día del equipo de Vila, puesto que en el minuto 56 su delantero Carlos Fernández tuvo que ser evacuado en ambulancia tras golpearse en el suelo y perder el conocimiento varios minutos.

El futbolista fue evacuado con una conmoción y el partido siguió como estaba: llevando la iniciativa los hombres de David Torres, pero con poco mordiente y flaqueza en las piernas por el susto que les dio Carlos Fernández y por el gran esfuerzo que hicieron ayer.

Los de Vila trataban de superar a la buena defensa del Sant Jordi, pero era misión imposible, y para redondear una noche nefasta, cuando más atacaban llegó el segundo gol, obra de Adrián Ramos, que fue más veloz que el defensa en el minuto 81.

Galera pudo recortar distancias a continuación pero el gol llegó en su portería, cuando otra vez Adrián Ramos marcaba el 3-0 y daba cerrojazo a un partido en el que se pudo comprobar que los títulos se los disputarán entre ellos. Ayer, el Sant Jordi se llevó la batalla. Falta saber quién ganará la guerra Diariodeibiza.es

Los comentarios están cerrados.