Sports de ca Nostra

Condena a la agresión sufrida por el colegiado José Luis Fernández Cardona

ImageProxyLa final de la Copa Federación juvenil entre la Penya Blanc i Blava y Sa Pedrera Blava acabó de muy malos modos con la agresión que sufrió el colegiado José Luis Fernández Cardona por parte del jugador blanquiazul Cristian Rodríguez, que afronta una sanción que puede ser de entre seis meses y dos años.

“El chaval perdió los papeles porque, si no, no tiene explicación. Fue un encuentro correcto y en el que no hubo nada. Quizá fue por haber perdido cuando eran los favoritos o que sus compañeros le recriminaron cosas que hacía mal durante el partido. El propio entrenador le llamó la atención y yo le amonesté por dirigirse a mí en tono ofensivo y le mandé callar. Pero no le falté al respeto, ni a él ni a su madre, como señala el jugador. La agresión que sufrí no es justificable”, afirma Fernández.

El incidente ocurrió una vez finalizado el encuentro con victoria para Sa Pedrera Blava por 0-1. “En ese momento el jugador vino hacia mí para pedirme explicaciones por la tarjeta que le saqué en el minuto 51. Se encaró y yo di un paso atrás, cuando me lanzó un puñetazo que pude esquivar. Después me empujó con las dos manos y me tiró al suelo. Me quiso dar un par de patadas, pero los otros jugadores le separaron”, relata el colegiado.

“En catorce años que llevo como árbitro nunca me había pasado nada parecido. Siempre hay gente que se pone nerviosa y te llega a amenazar, pero nunca he llegado a temer por mi integridad física. Tampoco pensé que, en esta ocasión, el futbolista fuese a llegar tan lejos, pero más que nada fue la intención, porque por suerte no pasó nada serio”, afirma.

Cristian Rodríguez, que ha sido expulsado de la Penya Blanc i Blava, será duramente sancionado, aunque depende ahora del Comité de Competición. “Hay un baremo y depende de cómo califican el hecho, si agresión o menosprecio al árbitro, le puede caer un tipo de sanción u otra. Lo normal es que el tiempo sea bastante largo”, añade Fernández, que no denunció al jugador y que en el acta arbitral “me limito a describir lo que pasó. No soy yo el que debe decidir si fue una agresión o no. Eso le corresponde al comité”.

Fuente: Noudiari.es

Los comentarios están cerrados.