Casa Rural en Asturias. Reserva tus vacaciones al 630.938.965
Sports de ca Nostra

A pesar de todo, El Mallorca sigue dependiendo de sí mismo

mallorca.El Mallorca sigue dependiendo de sí mismo cuando solo faltan dos jornadas para la conclusión de la Liga Adelante a pesar del empate en Girona (1-1). Las derrotas del Castilla ante el Córdoba (2-0) y del Alavés ante el Eibar (1-0) facilitan que los rojillos sigan fuera de los puestos de descenso a Segunda B, aunque la ventaja sigue siendo mínima porque solo es de un punto sobre el filial blanco. Además, el tropiezo del Jaén ante la Ponferradina (0-1) también complica las cosas a los andaluces, con solo un punto más que el Mallorca.

Sin embargo, los pupilos de Javier Olaizola están obligados a ganar al Las Palmas o a empatar, como mal menor, el próximo sábado para no entrar entre los cuatro últimos puestos en la tabla porque si cayera frente a los canarios, cualquier triunfo del Girona, que visita a la Ponferradina, que está virtualmente salvada, Alavés, que se mide al Numancia, que ya está casi de vacaciones, y el Castilla, que recibe al Sabadell, complicaría mucho la vida a los baleares.

El que ya está de fiesta es el Eibar, que ya es de Primera División después de su triunfo frente al Alavés y la derrota del Las Palmas ante el Recreativo (2-3). Los vascos, que tras quedarse a tan sólo tres puntos del ascenso en la temporada 2004-2005, logró en esta ocasión la ansiada promoción a la Liga BBVA.

Un ascenso en que ha sido pieza clave el mediapunta gallego Jota Peleteiro, autor de diez goles en la presente campaña, entre ellos el zurdazo desde fuera del área que dio ayer el triunfo a los suyos y el pasaporte a Primera División. Victoria en la que también jugó un papel determinante el portero Xabi Irureta, que con dos soberbias paradas en los minutos finales, permitió que los guipuzcoanos rompiesen la racha de cinco encuentros consecutivos sin vencer en Ipurúa. Una dinámica negativa con la que no pudo acabar el Deportivo de La Coruña, que sumó ayer su quinta jornada consecutiva sin vencer, tras caer por 2-1 ante el Numancia, en un choque en el que los gallegos pagaron la expulsión de Núñez por doble tarjeta amarilla a los 60 minutos de juego. Eso sí, un empate del Dépor en las dos próximas jornadas les daría el billete de su regreso a la elite.  S.A. (Diariodemallorca.es

Los comentarios están cerrados.