Sports de ca Nostra

Cerdá encarga la lápida del Mallorca

Luto MallorcaVayan tomando asiento, pónganse cómodos y dispónganse a asistir en directo al más que probable principio del fin del Real Mallorca, que, a este paso, no celebrará el centenario.

Biel Cerdá (el presidentísimo 5,3%) situará este jueves a la entidad ante un mundo que nada tiene que ver con el del fútbol, en el que no sabe desenvolverse y para el que está desastrosamente asesorado.

A algunos de ustedes, estas afirmaciones les pueden parecer catastrofistas, pero los hechos sólo auguran un gran desastre. Cerdá (que sigue siendo presidente provisional) consumará hoy su traición a Serra Ferrer y llevará al nivel de Alerta Roja el secuestro del club que viene protagonizando durante sus idas y venidas a Barcelona.

Sin pretender llegar a la suela de los zapatos a Isaac Asimov, hacer un pronóstico de lo que va a suceder a corto plazo resulta no demasiado complicado.

Nunca antes el Consejo de Administración de un club de fútbol había sometido al entrenador al examen que Cerdá le ha preparado para hoy a José Luis Oltra, que tendrá que comparecer ante los accionistas para explicar las necesidades del equipo para lo que queda de temporada. Y lo hace sin querer escuchar al responsable del área deportiva, amigo durante años y socio sindicado, Lorenzo Serra Ferrer. Un escarnio.

Y todo esto no lo hace un individuo que ya tiene a Oltra y los jugadores en contra tras atreverse a entrar en el vestuario justo antes de un partido y a humillar a los 10 jugadores llegados en verano tratándolos de inútiles.

Este es el presidente que tiene el Mallorca y que, a base del secuestro a Serra Ferrer y las constantes traiciones al pobler lleva el mando de un club que, ahora sí, inicia su deriva.

Explíquese si no, qué entrenador querrá fichar por el Mallorca a sabiendas de que no tendrá un interlocutor directo sino que tendrá que pasar exámenes ante un Consejo de Administración. En este sentido, debe usted saber que todos los entrenadores del mundo, antes de decidir aceptar una oferta de trabajo, exigen saber quién será su único interlocutor ante el que tendrá que rendir cuentas. Normalmente eso se produce ante el director deportivo. (Sin ir más lejos, recuerden por qué Pizzi ha ido al Valencia). En el Real Mallorca, eso se ha acabado.

Pregúntese también a qué jugadores podrá fichar el Mallorca si, como pasará a partir de hoy, todos los contactos, todas las gestiones y todas las negociaciones se van a tener que comunicar al Consejo de Administración, con lo lenta que resultará así cualquier operación. Al Mallorca de Cerdá le adelantará la competencia por la izquierda y por la derecha. Además, el jugador que acabe llegando, deberá saber que el presidente romperá cuando quiera la liturgia del vestuario, la rutina de los partidos, y podrá decir públicamente que es un petardo.

Ha llegado el Mallorca del Chiquipark, de despedir empleados y de externalizar funciones y servicios. Aunque lo cierto es que todo esto Cerdá ya lo viene haciendo impunemente. El tiempo le podrá la dura realidad ante la cara.

El Consejo de este jueves es el principio del fin, y Cerdá el máximo responsable, pero no el único. Para el viaje concreto de dilapidar al máximo accionista, el pollencí ha creado la tormenta perfecta, con rayos, truenos y olas de 11 metros: Pedro Terrasa y Utz Claassen le acompañan en este corto viaje. Ambos consejeros, con los ojos inyectados en sangre, no ven más allá de la denostación de Serra Ferrer. Sangre que les impide ver que a ellos Cerdá les hará lo mismo que al pobler. O lo que es lo mismo, que Cerdá es incluso peor que ellos.

El menú está servido. La historia recordará al “hombre solo”, Biel Cerdá. Solo en el club a base de traiciones, broncas, vejaciones y despidos. Solo en el mallorquinismo porque ni peñas ni supporters ni aficionados le reconocen como “su” presidente. Solo institucionalmente porque ni Ajuntament de Palma ni Govern se fian un pelo de él y además lo evidencian dejándolo solo en su “palco patatilla”.

Que empiece la función. Contengan las lágrimas.

Fuente mallorcadiario.com
foto sportsdecanostra.com

Los comentarios están cerrados.