Sports de ca Nostra

El plan de Cerdà: ser amo absoluto

Biel CerdaOs reproduzco el artículo que publicamos hoy en EL MUNDO bajo el título “un club secuestrado”. Describe la situación exacta en la que se encuentra el Mallorca bajo la influencia de Biel Cerdà. Una huída hacia adelante de Serra Ferrer con consecuencias nefastas:

Primero fue Jaume Cladera, más tarde Miquel Coca y ahora el siguiente objetivo es Llorenç Serra Ferrer. Biel Cerdà se mantiene firme en su objetivo de convertirse en todopoderoso dueño del Real Mallorca pese a ser propietario de apenas el 5,3% del total de acciones del club. Un porcentaje muy escaso, pero suficiente para quedarse con los cuatro ases en el primer descarte.
La fuente de poder de Cerdà procede de un sobrante de acciones que pertenecían a Mateu Alemany, y que Serra Ferrer renunció a comprar porque le parecía un ratio insignificante. Tal y como anticipó hace meses EL MUNDO, ese 0,4 raquítico es lo que inclina la balanza de un lado o del otro, y lo que ha permitido al actual presidente elegir en qué bando quedarse.
Cerdá se ha movido con mucha sutileza en un océano infestado de tiburones. Primero utilizó a Claassen y a Terrasa haciéndoles creer que estaba de su parte en el plan que había urdido para derrocar a Serra Ferrer, cuando en realidad lo que pretendía era derribar a Jaume Cladera, con quien estaba enfrentado desde hacía meses.
Conseguido su primer objetivo, el segundo fue mucho más sencillo. Ahora había que deshacerse de Miquel Coca, que compartía bando con Cladera. Cerdá utilizó su nuevo status en el club para ir restándole influencia en base a la contratación de un servicio externo jurídico. En realidad esa ha sido la base de toda su política: la externalización. Ha llegado un momento en el que en el club apenas quedan caras reconocibles. Raro es el día que no se presenta alguien desconocido para dirigir un nuevo departamento o para reforzar otro. ¿Cuál es el coste de eso? De momento nadie lo sabe.
Ese contrato de sindicación es el arma de destrucción masiva que permite a Cerdà mantener en alto su báculo. Aunque ningún contrato en esta vida es irrompible y siempre existen cláusulas que permiten resolverlo, lo cierto es que ambos se comprometieron por escrito a mantenerse unidos hasta 2020. Fue una huída hacia adelante de Serra Ferrer, que no tuvo más remedio que aceptar unas condiciones leoninas a cambio de que su «amigo» no cambiara de bando y se aliara con Claasssen y Terrasa. El resultado es que el accionista mayoritario del club (45,8%) está en manos de alguien que tan sólo ostenta el 5,3%. La realidad es tan triste como deprimente: Serra Ferrer no puede fichar un solo futbolista sin la autorización de Cerdà, Serra Ferrer no puede echar a Oltra sin la autorización de Cerdà…En cambio, a Cerdà le basta con estampar una firma para que su palabra se convierta en ley, en virtud de su condición de presidente del Consejo.
Sin embargo su ambición no se detiene ahí. Lo quiere controlar todo. Incluso la dirección deportiva. Por eso ha elaborado un plan cuyo único objetivo es aislar a Serra Ferrer hasta conseguir que abandone el barco, aprovechando además que el máximo accionista lleva meses sufriendo problemas de salud que no son graves, pero sí molestos, y que le provocan frecuentes accesos de fiebre.
El movimiento más reciente de Cerdà apunta directamente a la línea de flotación del equipo de Serra Ferrer. En concreto, a sus colaboradores. El primero en ser torpedeado ha sido la mano derecha del vicepresidente, Damon Mark, al que se convocó en las oficinas del club para comunicarle que se le practicaba una reducción de salario y además se le exigía la devolución de unas cantidades de dinero ya cobradas.
La órbita de Serra Ferrer en el Mallorca cada día es más reducida. Apenas se le ve por el club. Se encierra en su despacho de laCiudad Deportiva con Gabi Vidal y Manolo Molina y trabaja lo que puede.o lo que le deja Cerdà. ¿Hasta cuando aguantará esta situación? Lo lógico es pensar que acabe explotando pronto, aunque lo cierto es que, de momento, traga y calla.  TOMEU  MAURA

Los comentarios están cerrados.