Sports de ca Nostra

Final dobles Masters ; Fernando Verdasco – David Marrero 7-5, 6-7(3) y 10-7 Bob – Mike Bryan !!!Campeones!!!

1384200226_extras_noticia_foton_7_0Fernando Verdasco y David Marrero se coronaron como campeones del dobles de la Copa Masters 2013 después de doblegar en la final a Bob y Mike Bryan. La dupla española toma el relevo de Marcel Granollers y Marc López en el palmarés del torneo de maestros y se convierten en la tercera dupla que consigue ganar este evento.

Los hermanos Bryan no solo son la mejor pareja del momento, hito sustentado en los once títulos (Sidney, Open Australia, Memphis, Indian Wells, Madrid, Roma, Roland Garros, Queen’s, Wimbledon, Cincinnati, París) que han conseguido levantar esta temporada y el bagaje de 82-13 con el que cierran el ejercicio. Sin embargo, en el último capítulo de la temporada se toparon con la pareja formada por Fernando Verdasco y David Marrero, que se impusieron a los estadounidenses por un marcador de 7-5, 6-7(3) y 10-7 tras una hora y cuarenta y tres minutos de juego en el choque que abrió la jornada en la Pista Central del O2 Arena.

Cuando David Marrero decidió dejar de lado su carrera individual, donde su mejor ranking fue el 143 (febrero de 2010), probó suerte con varias parejas hasta formalizar su relación con Fernando Verdasco, que siempre ha mantenido el dobles como complemento a su andadura individual. Tras ganar los torneos de Buenos Aires, Acapulco y Umag la temporada pasada y quedarse a las puertas de entrar en la Copa Masters, decidieron darse otra oportunidad este ejercicio para poder sacarse esa espina. A pesar de conseguir únicamente un cetro (San Petersburgo) esta temporada, la dupla formada por el canario y el madrileño se ganaron el billete para las finales ATP, en la que a pesar de ser novatos llegaron con merecimiento a la final.

Un último partido bien merecía un último esfuerzo y la opción de poner matrícula a una temporada sobresaliente. El equilibrio del primer set no se rompió hasta el final. Los Bryan tuvieron opción de quiebre en el sexto juego con un punto decisivo y en el octavo donde dejaron escapar un 0-40 (cuatro bolas de set). Fernando y David, por su parte, no aprovecharon el punto decisivo del noveno parcial pero sí quebraron en el undécimo, siendo Marrero quien sellara con su servicio el primer acto a su favor tras 42 minutos de acción. Puño en alto, mirada cómplice a la grada y balón de confianza ante una misión que dejaba de ser imposible.

La buena sintonía continuó en el segundo acto, donde tanto con saque de Bob como de Mike los españoles tuvieron opción de ruptura con el punto decisivo en el primer, tercer y quinto juego. El ranking y la historia parecían ser favorables a Fernando y David, mejor combinados sobre el tapete y mezclando su confianza con calidad para hacer de los Bryan sombras de sí mismo. Salvaron un importante punto decisivo en el décimo juego (bola de set) y llevaron la manga al tie-break. La muerte súbita estuvo mejor gestionada en el arranque por los estadounidenses, que se hicieron con una ventaja (2-0) que acabaron por administrar hasta hacerse con el set y equilibrar la balanza.

Llegaron al súper tie-break con igualdad hasta en el número de puntos ganados hasta ese momento (74). El título iba a depender de pequeños detalles, giros de muñeca o trucos de chistera. Comenzó bien para los españoles con un saque directo de Verdasco y un mini-break ejecutado con un pasante de derecha de Marrero, una renta defendida en la cinta hasta estirar el parcial al 4-1, 6-3 y 8-5. Tirand de cabza y corazón, acabaron abrazados en el centro de la pista celebrando una gesta histórica.

A pesar de que el dobles es una modalidad maltratada y poco reconocida en España, nuestros jugadores se encargan de demostrar que es otra fuete de éxitos. Válganos como ejemplo la Copa Masters, donde el bagaje hasta día de hoy es de tres títulos (Juan Gisbert y Manuel Orantes en Estocolmo 1975, Marc López y Marcel Granollers en 2012, y Fernando Verdasco y David Marrero en 2013) amén de dos finales (Emilio Sánchez Vicario y Sergio Casal en Londres 1988 y Sanctuary Cove 1990).

Los comentarios están cerrados.