Sports de ca Nostra

Bunyola se rinde a Miquel Bestard

d48de002Miquel Bestard vivió ayer un día que no olvidará nunca. Y es que el presidente de la Federació de Futbol de les Illes Balears, persona curtida en mil batallas, se emocionó como nunca al recibir el multitudinario y cálido homenaje de su pueblo natal, Bunyola, y del balompié balear en general, que se citó en el terreno de juego de esta localidad para rendir público tributo a «una gran persona que lo ha dado todo por el fútbol», como significó en varias ocasiones Jaume Isern, alcalde de Bunyola.
Fueron muchos los que acudieron ayer a felicitar a Miquel Bestard por su dilatada trayectoria y por todo lo que ha hecho y está haciendo por el balompié balear. Todos los estamentos de la federación estuvieron representados y fueron muchos los presidentes de clubes que quisieron estar con el bunyolí en esos momentos especiales.
Miquel Bestard, que empezó su andadura en el balompié como jugador del Bunyola, donde también fue entrenador, vivió su momento más emotivo cuando destapó junto con Jaume Isern la placa que luce en el campo de fútbol de Bunyola, que desde ayer lleva su nombre.
También recibió la insignia de oro del Ajuntament de Bunyola por su «ejemplo como deportista, entrenador, jugador y directivo en toda su trayectoria». Los clubes más representativos del balompié balear, el Mallorca, y el Binissalem, el decano, le hicieron entrega de distintas distinciones también en homenaje a su «buen hacer durante todos estos años en el fútbol».
Los jugadores veteranos del Bunyola, que muchos de ellos estuvieron a las órdenes de Bestard, también acudieron en masa para entregarle una placa y arroparle en este homenaje. El ambiente fue festivo y tuvo la presencia de los Gegants de Bunyola, que aportaron su granito de arena a este evento.
El presidente de la Balear fue también el protagonista en la entrega de los trofeos del I Torneig Miquel Bestard de la categoría alevín y benjamín, que se ha disputado este fin de semana en Bunyola.
Jaume Valles (DM)

Los comentarios están cerrados.