Sports de ca Nostra

Baloncesto; La Asamblea da el visto bueno a la Primera y la Junior Balear

137323775053436-1-4colhdnLa asamblea de la Federació de Bàsquet de les Illes Balears respaldó ayer por unanimidad la puesta en escena, un año después, de la Primera División Nacional, grupo Balear, y una Liga Balear de la categoría Junior, aunque ésta queda supeditada a que el Govern Balear la dote de una partida suficiente como para poder hacer frente a sus desplazamientos.
De un año a otro ha cambiado que el nuevo sistema de financiación del Govern permitirá que los clubes no tengan que adelantar el dinero para la compra del billetaje como sí les pasaba entonces lo que acabó motivando la retirada de los equipos y la desaparición de la categoría.

Los asambleístas que se citaron en el Parc Bit de Palma, entre ellos los menorquines Antoni Sánchez, delegado insular, Paco Franco (Alcázar), Rosendo Pons (CCE Sant Lluís) y Xavi Martos (Ferreries) dieron el visto bueno a estas dos categorías que pretenden recuperar un mayor nivel el baloncesto del archipiélago.

En principio la Primera Nacional, grupo Balear, la van a integrar siete equipos, aunque la Federació estaría dispuesta, incluso, a ponerla en competición con solo seis. “Lo ideal sería que al menos hubiera ocho conjuntos para que la Liga tuviera una duración más ajustada a la temporada”, explica el representante menorquín, Paco Franco, presente en la cita asamblearia.

Esta competición contará, a falta de que se cierre la inscripción el próximo día 11, con cuatro equipos menorquines y tres mallorquines. CB La Salle Mahón, CB Ferreries, CD Alcázar y CCE Sant Lluís, junto a los mallorquines Bàsquet Mallorca, Bahía San Agustín y La Salle Palma que son los que han mostrado interés en participar en este campeonato, al que también podría sumarse el Cide Palma.

La tarifa de inscripción para los equipos que entren en esta categoría es de 800 euros, además del seguro de 55 euros por jugadores, 50 más por la licencia federativa, que sube a los 90 euros para los entrenadores y a 40 euros para los delegados. El coste de los arbitrajes ascenderá a 300 euros por partido.

La asamblea del baloncesto balear también acordó que la celebración de la fase balear de la categoría Autonómica para determinar los ascensos a Primera se haga la próxima temporada mediante una Final a cuatro. Además se puso sobre la mesa la idea de hacer coincidir esta final a cuatro senior autonómica con la de la categoría alevín en la misma pista de juego a imagen y semejanza de la minicopa del Rey.

Los comentarios están cerrados.