Sports de ca Nostra

El Mercadal corteja al Norteño para establecer un acuerdo de filiación

420Hay en el fútbol rivalidades históricas. Aficiones prácticamente irreconciliables. Clubes que son ancestralmente enemigos íntimos. Es la historia de antagonismos innatos Como ser del Barça o del Real Madrid. Y a pequeña escala, amar al Mercadal o sentir los colores del Norteño. Hasta ahora ha sido casi imposible conjugar ambos sentimientos. Pero hay veces que hasta la animadversión deportiva más intensa se relaja y se enciende la bombilla para cerciorarse que, quizá, un acuerdo de vinculación no es tan mala idea. Ni para unos ni para otros. En eso están Mercadal y Norteño. Las batallas en Regional y Tercera entre un equipo y otro son página pasada. Ahora ha llegado el momento de remar juntos.

La semana que viene Xavier Llull, mandatario del equipo de Fornells y Antoni Palliser, cabeza visible del Mercadal, se sentarán en una misma mesa para tratar de cerrar un acuerdo de filiación entre ambas entidades. La idea es que el equipo de Víctor Pérez pueda nutrir en caso de necesidad al Mercadal de Lluís Vidal en Tercera. La filiación también resuelve una papeleta a los rojiblancos en cuanto que a la ausencia de equipo juvenil el año próximo en Sant Martí y la posibilidad por lo tanto de dar salida hacia Fornells y la Regional a los jóvenes que emerjan de la Escuela de Fútbol.

Esa es la alternativa que pretende el club de Antoni Palliser una vez su intención de sacar un equipo B en Preferente ha quedado de momento en nada. Sobre todo por la dificultad rojiblanca para reunir jugadores, muchos de los cuales en años anteriores tras ser descartados para jugar en Tercera dieron el salto a Fornells y ahora son reticentes a volver.

Como contraprestación a la filiación del Norteño con el Mercadal la entidad de Xavier Llull colmaría uno de sus sueños más longevos: la creación de un equipo de fútbol base. En efecto, el Norteño armaría un equipo juvenil que entrenaría durante la semana en Es Mercadal y jugaría los fines de semana en el campo de Las Arenas de Fornells. Más allá del cruce de sentimientos todo se erige en ventajas ante la posibilidad de que Mercadal y Norteño se abracen. A nivel institucional también se ve con buenos ojos una vinculación de este tipo y el aprovechamiento de sinergias e instalaciones. La rivalidad entre Mercadal y Norteño lleva camino de convertirse pronto en un anacronismo.

Los comentarios están cerrados.