Sports de ca Nostra

«El Portmany no me va a decir quién tiene que pitar en Sant Antoni»

221dEl delegado insular de árbitros, Gregorio Toledo, quiso salir al paso de las duras críticas que ha recibido por parte del Portmany por el arbitraje de Josep Roig el pasado domingo en el partido contra el Génova y que costó a los de Sant Antoni la eliminación de la fase de ascenso a Tercera División: « Aquí lo único que se ha dicho es que el Portmany ha tenido cinco expulsiones, pero no se habla de si Josep Roig ha pitado bien o mal. Yo no ví todo el encuentro, pero por lo que me han dicho las expulsiones fueron todas justas con el reglamento en la mano. Pienso que a Josep no se le fue el partido de las manos, sino que tuvo que sostenerlo».

Toledo piensa que desde el banquillo portmanyista no se supo controlar al equipo: «Creo que fue al entrenador –en referencia a Vicente Fernández– el que no supo tranquilizar a sus jugadores. Con qué misión salió un jugador que no duró ni diez minutos en el campo –habla de la segunda expulsión de Curuné– y le da un codazo a un contrario. El técnico tenía que pedir más calma a sus futbolistas y eso de que el encuentro fue de guante blanco, como manifestó después del partido, no es verdad porque tengo entendido que hubo bastante juego brusco». «Lo único que hizo el árbitro es tratar de coger las riendas de una situación incontrolada y no fue a perseguir al Portmany, que quiso ganar por lo civil o por lo criminal», añadió.

Molesto con Juan José Forneri
El máximo dirigente del colectivo insular arbitral se mostró molesto por las declaraciones que hizo a Diario de Ibiza en la edición del miércoles el presidente del Portmany, Juan José Forneri, en contra de Josep Roig: «Él no es quien para opinar quién tiene que dirigir o no el encuentro. Mientras yo sea delegado insular nadie me dirá quién tiene que pitar aquí. Si será o no bienvenido a Sant Antoni es un problema del Portmany, pero a Josep lo veo muy capacitado para arbitrar cualquier choque. Lo único que tiene que haber por parte de los clubes es colaboración para que cualquier árbitro pueda dirigir la contienda en condiciones».

Gregorio Toledo quiso aclarar que los únicos colegiados que podían pitar este choque de las Pitiusas eran Josep Roig u Óscar Roig y explicó los motivos: « Yo designo dos árbitros de las Pitiusas en el inicio de esta temporada, como en otras anteriores, que están capacitados para aspirar a subir a Tercera División, que se hace mediante un ranking balear durante la campaña –ascienden los tres primeros de esta clasificación por informes desde Palma–, y dirigen encuentros de la Preferente insular y cinco partidos de la Preferente de Mallorca, donde han tenido una puntuación buena».

«Tanto Óscar (Roig), que acabó en el undécimo puesto – de un total de 31 árbitros candidatos– con 71,50 puntos, como Josep (Roig), quien fue decimotercero con 71, eran los únicos de Ibiza y Formentera que podían dirigir al Portmany en una fase de ascenso. Todas las temporadas se ha hecho igual y han pitado las liguillas los que estaban designados para aspirar al ascenso a Tercera de nuestras islas», prosiguió.

Toledo negó que hubiera colegiados que no hubieran pasado las pruebas físicas o tácticas: «Eso es falso. Todos los que arbitran en Preferente –un total de seis– han pasado las pruebas pertinentes, pero estos no podían pitar en play-off».

El delegado insular de árbitros indicó que no tendrá problemas de reunirse con el Portmany para acercar posturas: «Nosotros no tenemos nada en contra de este club y estoy a disposición de ellos para lo que haga falta, pero lo que no admito son amenazas de que no seremos bien recibidos en Sant Antoni». Gregorio Toledo reconoció que habló con Josep Roig después del encuentro: «Él me ha dicho que tenía la conciencia tranquila y que pitó lo que vio».

52 árbitros en esta temporada
Toledo destacó que el arbitraje en las Pitiusas goza de buena salud y que se está haciendo un buen trabajo desde la delegación: «Cuando entré de delegado en 2003 solo teníamos 10 árbitros y ahora disponemos de 52. De ellos tres pitan en Tercera (Alberto Morena, Jaume Bardají y Miguel Candel), seis en Preferente (Luis y Daniel Fernández Cardona, Juan José Cebrián Seco, Julián Córdoba, Óscar Roig y Josep Roig) y el resto se reparten entre las categorías inferiores, aunque hay algún partido de Liga Interpueblos que puede arbitrar uno que no sea de Preferente, pero en casos aislados. Ahora más del 50 por ciento de nuestros árbitros no tienen más de 19 años y eso demuestra que se está haciendo una buena formación. Se están haciendo cursos de formación para que salgan más árbitros».

De todas formas, el dirigente arbitral reconoció que hay un estancamiento para que suban colegiados a la Preferente: «El último que subió fue precisamente Josep Roig hace por lo menos cinco años porque considerábamos que los que venían por detrás no estaban capacitados para subir de categoría, aunque la próxima temporada habrá tres que asciendan a la Preferente, Roberto Cuñado, Fernando Suárez y Manuel Varó».

Por último, Gregorio Toledo lanzó un mensaje a los clubes pitiusos: «Que todos estén tranquilos porque los colegiados están capacitados para pitar los partidos de cualquier categoría, pero que nadie vea que haya arbitrajes mal intencionados».

Los comentarios están cerrados.