Sports de ca Nostra

Florencio Conde (At.Villacarlos Juvenil)»Estoy tranquilo, es una injusticia, no hice nada»

aaaaMenos enérgico de lo habitual, Florencio Conde está todavía asimilando el varapalo de un mes de inhabilitación con el que ha sido castigado por el Comité de Competición de la Federación de Fútbol de les Illes Balears.

“Prefiero no hacer ningún tipo de valoración”, susurra el presidente del Atlético Villacarlos, que ha sido duramente sancionado a raíz del menosprecio directo hacia el árbitro así como problemas en la grada, según denuncia el colegiado Puigserver Trobat en el acta del partido de Liga Nacional Juvenil que enfrentó al conjunto amarillo y al Manacor en el campo municipal de Na Capallera, el pasado 24 de marzo

. Otro damnificado es el entrenador de Es Castell, José Luis Bahamonde, que presenció el partido desde la grada igual que Conde y que también ha sido sancionado con dos partidos.

“Estoy tranquilo, tengo la conciencia tranquila, es una injusticia porque no hice nada”, lamenta un Conde que se muestra cauto a la hora de posicionarse con la polémica y que asegura que recurrirá la sanción en Madrid, en el Comité de Competición, porque está convencido de que se trata de una injusticia.

Los hechos corresponden al duelo que enfrentó al Atlético Villacarlos, por entonces segundo clasificado que otorga el ascenso a División de Honor, y al Manacor, cuarto y a tres puntos de los amarillos. El partido acabó con 3-2 favorable a los manacoríns gracias al gol que rompía el empate en el 86 de Adrián Pera. Los amarillos se quejan que tanto el 3-2 como el 2-1, fueron logrados con la mano y que por lo tanto no debieron subir al marcador. Además, denuncian una actitud negligente por parte del colegiado y del auxiliar.

Por su parte, el árbitro, redacto en el acta que al acabar el partido hubo una batalla campal motivada por las protestas de los jugadores del Villacarlos mientras en la grada Bahamonde y Conde, siempre según la versión del colegiado, se enfrentaron a la hinchada local y menospreciaron a Puigserver Trobat.

El presidente amarillo lamenta que “desde que la nueva junta directiva llegamos al club impusimos un código ético de comportamiento para todos nuestros jugadores y aunque no haya hecho nada malo y lo considere una injusticia debo dar la cara ante los chavales” y asegura que “no dejaremos que esto quede así, debo hablar con los otros miembros de la junta para ver qué medidas tomamos aunque la primera será la de recurrir la sanción en el Comité de Competición en Madrid”.

Bahamonde, dos partidos

Otro damnificado por el acta de Puigserver Trobat es el entrenador, José Luis Bahamonde, que en el momento de la polémica se encontraba cumpliendo otra sanción. En su caso, el Comité lo ha castigado con dos partidos más fuera del terreno de juego.
Además, el máximo juez del fútbol balear ha impuesto una multa de 30 euros al Atlético Villacarlos. (menorcainfo)

Los comentarios están cerrados.