Sports de ca Nostra

Sergi Enrich y Dani Nieto, dos Baleares en búsqueda de la gloria en Madrid

sergi enrichEnrich y Dani Nieto. Uno, menorquín y de 1990; el otro, mallorquín y de 1991. El primero, un delantero de área, un hombre-gol, un nueve de los que ya no abundan; el segundo, un futbolista de banda, de gran velocidad y mejor desborde, extremo de los de toda la vida. El primero, formado en la cantera del Mallorca, con el que llegó a debutar en Primera; el segundo, pulido en el Espanyol, al que llegó con 16 años.Y ahora sus caminos se encuentran en la Agrupación Deportiva Alcorcón. Todo, con un mismo objetivo: seguir creciendo, seguir evolucionando, para regresar más pronto que tarde a Primera y, con ello, llevar a este humilde conjunto de la periferia madrileña a cumplir todos sus sueños. Y desde luego, parece claro que lo están consiguiendo.

Sergi Enrich, un portento de la naturaleza

Sergi Enrich Ametller nace en Ciutadella, Menorca, el 26 de febrero de 1990. Y a los 14 años, después de explotar en el Penya Ciutadella cadete, llega al Mallorca. En ello influyó, desde luego, su enorme potencial, pero también su afición mallorquinista. Y es que en ese momento, además del conjunto bermellón, también Real Madrid y Barcelona quisieron hacerse con sus servicios. Pero él lo tenía claro.

En la cantera mallorquinista fue creciendo, generalmente en categorías superiores a las que indicaba su edad porque, al igual que ocurre con su paisano Sergio Lllull -del que Sergi se declara gran admirador, “es el mejor deportista menorquín de la historia”-, tiene unas capacidades físicas y atléticas desmesuradas. Hasta que, en un Torneo Illes Balears se produce su debut con el primer equipo. Fue en Maó, en su isla. Logró dos goles, y se quedó entrenando a las órdenes de Manzano, hasta que el 24 de enero de 2010 se produce su estreno en Primera División, en el campo del Espanyol. “Debutar en Primera con la camiseta del Mallorca fue un sueño hecho realidad”, confiesa el menorquín.

A partir de ahí, un año más con Laudrup alternando el primer equipo con el filial, otro año cedido en el Recreativo de Huelva, donde firmó una buena temporada hasta que el club cambió de directiva y entrenador y decidió prescindir de los cedidos pensando en la siguiente temporada, y este año, de nuevo cedido en el Alcorcón. “Quería quedarme en el Mallorca, pero el entrenador decidió que debía seguir adquiriendo experiencia en Segunda, y aquí estamos, aprendiendo al máximo”.

Dani Nieto, una perla por explotar

La carrera de Daniel Nieto Vela (Magaluf, 4 de mayo de 1991) poco o nada tiene que ver con la del menorquín. Comienza jugando en el Playas de Calvià, y a los 13 años se incorpora a la disciplina del Mallorca, donde se configura como una gran promesa.

 

Los comentarios están cerrados.