Sports de ca Nostra

Chichi Un hombre con «experiencia» para el Baleares

Pep Sanso dijo BASTA a los energumenos

Pep Sansó se cansó de aguantar a los cuatro energúmenos que cada quince días iban al Estadio Balear a insultarle, no a ver fútbol, y se largó. En en el adiós le acompañó Pau Albertí, cuyo prestigio en el mundo del fútbol está fuera de toda duda. Chapeau para Pau. Y sombrerazo también para Tolo Cursach, dueño del Atlético Baleares, y su machaca, Fernando Crespí, dedicado al cometido de presidente. Ambos han tenido, todo hay que decirlo, una postura digna de elogio en esta crisis.

Paco Soler, más conocido como Chichi en el mundo del fútbol, ha sustituído a Sansó. Enhorabuena también a Cursach por la decisión. «Quien ha causado el estropicio», o sea, «el responsable de los fichajes», debió pensar Cursach, que arregle el desaguisado.

Y pienso que Cursach ha estado acertado. Después de todo, Chichi es un hombre de sobrada experiencia en eso de descender equipos. Se le conocen dos experiencias como entrenador y ambas las salvó con éxito. La primera en el Beira Mar, un equipo de Primera División lusa que había comprado Cursach y al que Chichi, no sin esfuerzo, logró descender. Luego, en 2009, fue el cuarto entrenador del Atlético Baleares. Después de Cazorla, Vich y López. Pero fue él, Chichi, quien consumó el descenso del Atlético Baleares a Tercera División.

Por cierto, me comentan que Inverfútbol, de Tolo Cursach, ha cesado en su actividad. El único residuo que le queda es Chichi. Que se ande con tiento Cursach. Todavía pueden causarle muchos destrozos…
a fernando crespí le quedan 133 días para que pueda cumplir su promesa de que él, y su jefe futbolero, Tolo Cursach, puedan ceder, «a casi coste cero», las acciones de su cortijo, el Atlético Baleares Sociedad Anónima Deportiva.Tomeu Garcias

Los comentarios están cerrados.