Sports de ca Nostra

Voley ; Ushuaïa Ibiza – CMA Soria Numancia (3-0) El bloqueo les hace grandes(25-19, 25-21- 25-16 )

Magistral en la defensa y poderoso en el ataque, el Ushuaïa Ibiza Voley pulveriza al CMA Soria Numancia en tres sets para enmarcar | La presencia de Adrián Fidalgo en la red, fundamental para derrotar al equipo con más temporadas en Superliga

Aunque en el vestuario se le conoce por su diminutivo (Fidi), Adrián Fidalgo Ferrero es un jugador superlativo. Una planta que se eleva 205 centímetros por encima del suelo y un corazón que no da un punto por perdido. Gigante y guerrero a partes iguales, el leonés fue la punta de lanza de un Ushuaïa Ibiza Voley que ayer confirmó que puede causar un estropicio a cualquier equipo que se atreva a acercarse por Es Viver. Rimando los bloqueos de Fidalgo (hombro con hombro, a veces con Saulo Costa, a veces con Juan Guerrero) con el saque de Arthur Borges, el equipo de Toni Gino pasó por encima literalmente del Ciudad del Medio Ambiente Soria. A los numantinos de poco les valió la fama de inexpugnable que acompaña a su ciudad desde el siglo II antes de Cristo. Lejos de la tierra que cautivó a Machado y a Bécquer, la poesía la pusieron los pitiusos para llevarse el partido por 3-0.

Contundente marcador, con tanteos parciales (25-19, 25-21 y un 25-16 digno de coleccionar que sirvió para cerrar el choque con Saulo Costa tirando del carro con litros de fe) que resonaron en la versión de Es Viver más animada en lo que va de curso. Más de 400 personas se reunieron en el pabellón ibicenco, que ayer sí que recordaba del todo al tendido de las grandes ocasiones, del subcampeonato de la Copa Príncipe o, si nos remontamos más aún, al del ascenso a Superliga 2. En aquella Liga FEV –temporada 2010/2011, capítulo tercero de una historia que desea ser cada vez más maravillosa– ya remataba Edmond Solanas, que contra el Numancia bregó, recibió bolas envenenadas y se metió en el barro dando ejemplo de capitán cuando hubo que dialogar con los árbitros en un partido que se fue cargando de tensión al compás de la metamorfosis que sufrían las caras de los sorianos.

Naufragio visitante Ahí estaba Alberto Salas, central rojillo, náufrago por culpa de la ola amarilla, que amenazaba con comerse al gigante, como ya estuviera a punto de hacerlo el 27 de octubre contra el CAI Teruel. Esta vez, el temporal fue mayor y el transatlántico de turno se hundió en aguas ibicencas, mar cada vez más peligroso. Como un pulpo, Fidalgo dispuso durante todo el choque de infinitos tentáculos para tocar todas las bolas. Así, entre abrazos, puños en alto y saltos de Toni Gino en la banda, se fue minando la moral del Numancia, que atracaba colíder a las Pitiüses. Su quilla estaba intacta después de haber perdido solo dos sets en cinco jornadas: fue contra el Unicaja Almería, el único gallito que ha picado a su antojo en el corral de Es Viver, en gran parte, gracias a que se topó con un Eivissa sin callos en las manos por falta de pretemporada.

Contra el Ushuaïa, los intentos de remontada del Numancia duraron los primeros puntos de cada set. Siempre fue ganando en el comienzo de los tres parciales. Hasta que Carlos Mora dijo basta. Brillante en la coordinación, la joya de la corona ibicenca volvió a desplegar su ramillete de virtudes, catálogo que engloba todos los aspectos del juego. A su antojo, creció el ritmo del Ushuaïa, espoleado por su público, cerrando cada acto con un bloqueo que está haciendo grande a un equipo que está mutando de aldea gala a ciudad imperial. Ya no se resiste al invasor. Se le gana. Ya no se pelea por la salvación. El objetivo más cercano pasa por entrar, lo más arriba posible (más incluso que la altura de Fidi) en la Copa del Rey. Es el siguiente techo a romper por un Club Voleibol Eivissa que se ha acostumbrado a vivir sin tejado, a soñar a cielo abierto.

La pareja arbitral

BARTOLOMÉ Y GONZÁLEZ Lidiaron un partido complicado Fue un choque con carga ambiental y protestas de los dos equipos, pero la pareja arbitral se desenvolvió con calma. Erraron al dar un punto al Ushuaïa en el tercer set, al no apreciar que la defensa ibicenca había tocado una bola que se fue fuera.

Lo mejor. El público responde y espolea Unas 450 personas se dieron cita en Es Viver para ver la mejor versión del Ushuaïa este año. La entrada más alta de lo que llevamos de campaña fue fundamental para dejar con las ganas de llevarse un set al actual subcampeón de Copa.

Lo peor. La actitud de Aaron Gámiz Cuando finalizó el encuentro, el líbero del Numancia intentó irrumpir en la piña que formaban los jugadores del Ushuaïa, extasiados por una victoria sin paliativos. Gámiz estaba molesto por las provocaciones de los jugadores locales. El técnico fue uno de los miembros de los que agarraron y calmaron al líbero.

La cifra

13 puntos anotaron Borges, ´Fidi´ y Guerrero

Los tres máximos anotadores del Ushuaïa se combinaron para destrozar al Numancia. El central leonés se lució con tres bloqueos y tres saques y el receptor alicantino convirtió en puntos cinco rechaces.
Diariodeibiza -Sportsdecanostra

Los comentarios están cerrados.