Sports de ca Nostra

Escoleta del At.Baleares ; Sangre Blanquiazul

CANTERA La escuela del Atlètic Balears forma a 60 niños y niñas de 4 a 6 años en los conceptos técnicos y los valores deportivos.
La sonrisa del fútbol la encarnan los más pequeños. Las escuelas de los clubes se convierten en sus primeros pasos en el deporte rey y por este motivo la formación que reciben cobra una especial importancia. La cantera del Atlètic Balears es un ejemplo del trabajo que se desarrolla en las entidades para adentrar a los chicos y chicas de cuatro a seis años en un deporte que a buen seguro se convertirá en una de sus actividades favoritas.
El aprendizaje de los primeros conceptos técnicos es tan importante como el hecho de que las promesas más jóvenes del club descubran los múltiples valores que residen en un campo de fútbol. El respeto a los compañeros, la disciplina, el compañerismo o el trabajo en equipo son algunos de los conceptos más valiosos que irán adquiriendo en el Estadi Balear, casi sin darse cuenta. Estos valores fundamentales en cualquier disciplina deportiva son tan o más importantes que el hecho de que los niños y niñas tengan un gran manejo del balón o sepan golpear la pelota con fuerza.
Formación. Los más pequeños aprenden nociones técnicas y,
al mismo tiempo, entran en contacto con los valores propios
del deporte rey como el trabajo en
equipo o el respeto a los compañeros.
El trabajo de los técnicos que se dedican a la formación de los más pequeños precisa del equilibrio entre la formación y la diversión. Las sesiones de entrenamientos de la cantera  del Atlètic Balears rondan la hora y cuarto  y es difícil mantener la atención  y el interés de chicos de cuatro, cinco y seis años de una forma continua durante este periodo, por lo que los técnicos tiene que ingeniárselas para conseguirlo. Los preparadores tienen que plantear entrenamientos con actividades divertidas que permitan a los participantes aprender con una sonrisa.
Balón
La formación en la escuela del Atlètic Balears también adentra en las jóvenes promesas en la actividad física, pero lo hace a través de la pelota. El balón es el gran protagonista de los entrenamientos que se realizan bajo la atenta supervisión de un notable grupo de preparadores. La pelota es el hilo conductor de las sesiones que realizan dos veces por semana los más pequeños de la gran familia blanquiazul.
Diez técnicos y un supervisor son los responsables de formar a los 60 chicos de cuatro, cinco y seis años que dan forma al primer escalón de la factoría de talentos blanquiazul. Todos los martes y los jueves el Estadi Balear multiplica su actividad sobre el césped artificial con los cinco grupos que se forman para procurar el mejor aprendizaje posible a los participantes.
Método Coerver
El coordinador de la escuela del ATB, Juan Carlos Ballesteros, explica que su grupo de trabajo ha apostado por el Método Coerver que ha sido uno de los pilares de la escuela holandesa. Las categorías inferiores del Ajax basan su trabajo en una metodología con la que también creció, entre otros, Cristiano Ronaldo. La premisa fundamental es que la técnica se aprende, no es innata. «Enseñarles la técnica es uno de los objetivos de la escuela junto a inculcar el sentimiento baleárico e iniciar a los más pequeños en la filosofía del club y en los valores del deporte, comenta Ballesteros, que resalta la buena sintonía con los padres para favorecer el aprendizaje, en especial, en las pautas de comportamiento. El responsable del fútbol base de la junta directiva del Atlètic Balears, Juan Palmer, asegura que la escuela es «la raíz» de las categorías inferiores en la estructura del club blanquiazul, que cuenta con representación en siete categorías del panorama regional. «Nuestro deseo es que los jugadores que empiezan de pequeñitos con nosotros puedan formar parte de la plantilla del juvenil», comenta Palmer.
El club que preside Fernando Crespí se ha visto obligado a limitar el número de inscripciones por motivos de espacio en el terreno de juego. Y es que la prioridad es dar una buena formación a los participantes y para ello es necesario disponer de las condiciones de entrenamiento ideales.
Texto: T. J. redactor del diario Última Hora

Los comentarios están cerrados.