Sports de ca Nostra

El Rapid de Ibiza no puede ascender ni a Nacional Juvenil ni a Tercera División

El cambio de normativa respecto al ascenso de equipos de categoría regional a nacional, así como la participación de éstos en las liguillas que permiten dicho ascenso impedirá que los conjuntos amateur y juvenil del Rapid puedan subir a Tercera División y a Liga Nacional, respectivamente, esta temporada.
El punto 17 de la circular número 3, con fecha 20 de agosto de 2012, que la Federación balear tiene colgada en su web lo deja muy claro: «Se notifica que a partir de la presente temporada, a las condiciones de ascenso a categoría nacional o a la participación en las liguillas que dan opción a tal ascenso, propias de cada categoría, los clubes y equipos de nueva creación o reincorporados deberán haber participado en competiciones regionales un mínimo de las dos últimas temporadas de forma ininterrumpida».
El curso liguero pasado, el Rapid no compitió en juveniles, reapareciendo en la 2012-2013, así que, según la nueva norma, tendrá que competir este año y el que viene para poder optar al ascenso porque es un equipo reincorporado. Lo mismo ocurre con el colectivo amateur, que participó la campaña pasada como Eivissa CF. Durante este ejercicio rivaliza como Rapid, pero tendrá que seguir haciéndolo en la 213-2104 si quiere aspirar a subir a Tercera. En este caso, también es un reincorporado, ya que el club militó en la categoría hace varias campañas.
Iván Córdoba, director deportivo del club de Can Misses, ha asegurado a Fútbol Pitiuso que el objetivo de la escuadra que él mismo ha diseñado y entrena no es el ascenso, por lo que no poder llegar a Tercera este mismo curso no supone un problema. «Realmente nos da igual, ya que para nada pensamos en ascender. La meta es divertirse y disfrutar jugando al fútbol», apunta.
En cuanto al juvenil, la situación es diferente, ya que en el seno de la entidad había mucha ilusión depositada en el proyecto del equipo de Carlos Marí. De hecho, el bloque ibicenco, a pesar de ser de primer año, tenía un potencial importante para intentar dar el salto de categoría. Ahora, ya no hay nada que hacer. El Rapid jugará, competirá y dará la cara, pero no tendrá la posibilidad de acceder al campeonato balear.
Y el gran beneficiado de esta historia es el Portmany, tanto el regional como el juvenil. Los dos equipos son los grandes aspirantes a subir de categoría y ahora tienen vía libre para alcanzar el ascenso, siempre y cuando se lo ganen, claro.
En la Liga Interpueblos, los portmanyistas parten como favoritos para entonar el alirón y tratar de disputar la liguilla de ascenso a Tercera. Salvo sorpresa, lo tienen en su mano y saben que el Rapid ya no será un obstáculo. Lo mismo ocurre en juveniles. Los sanantonienses, junto con la escuadra de Vila, eran los cocos del torneo y ahora no tendrán rival que les pueda arrebatar el ascenso a Liga Nacional en el caso de que lo consigan en el terreno de juego.
Tanto el Comité de Competición como el secretario de la Federación balear, Manuel Bosch, han subrayado que el Rapid, en ningún caso, podrá ascender a categoría nacional ni con el regional ni con el juvenil. «Este verano cambió la normativa, así que tendrán que jugar dos temporadas seguidas para que puedan optar al ascenso», indican desde el ente federativo
futbolpitiuso

Los comentarios están cerrados.