Sports de ca Nostra

El Urbia Palma busca la sexta victoria del curso en Almoradí

 

El Pabellón Mayte Andreu acogerá otro partido trampa. El colíder de la Superliga quiere conseguir en Alicante su cuarta victoria consecutiva, contra un recién ascendido que está en puestos de descenso. Se enfrentan dos equipos con objetivos muy diferentes, aunque para el Urbia Palma es otra final. En la memoria de los jugadores está la derrota de Lugo en un partido similar. Ahora tienen en sus manos la posibilidad de no tropezar dos veces con la misma piedra.

Máxima confianza y mucho respeto. El Urbia Palma visita este próximo sábado, al Club Voleibol Almoradí (Pabellón Mayte Andreu – 17:30 horas). La pequeña localidad alicantina saborea esta temporada el voleibol de más alto nivel gracias a su equipo masculino. El Urbia se ha conjurado para salir a ganar una vez más pero no se fía del rival, a pesar de la posición de descenso que ocupa el equipo alicantino en estos momentos. Tras seis jornadas disputadas, los hombres de Marcos Dreyer buscan la excelencia apoyados en una actitud encomiable de todos los jugadores. El Urbia viene de imponer su potencial en el derbi contra el Ushuaïa pero Marcos Dreyer prefiere frenar la euforia. El entrenador de los mallorquines asegura que “es más difícil hacer bien el trabajo cuando sabes que tienes la obligación de ganar y ya tenemos el ejemplo del día de Lugo” ha dicho el brasileño esta semana al recordar la única derrota del equipo hasta el momento.

El Urbia Palma que es colíder con los mismos puntos que el Almería, afronta el próximo partido con “dificultad” apunta Dreyer. El rival suma varias semanas sin conocer la victoria y esta es otra oportunidad para que el equipo mallorquín siga enganchado al grupo de cabeza. En caso de victoria los palmesanos llegarían en condiciones óptimas para recibir al Soria en casa, antes de viajar a Almería. “En el vóley siempre se empieza de cero en cada set y ellos van a asumir riesgos porque no tienen nada que perder”, aclara el preparador carioca. “Esta es una liga donde

empezamos jugando mal pero mis jugadores son muy inteligentes. Tienen la experiencia de saber que cuando el equipo contrario es inferior pueden hacerte daño” apunta Dreyer. Con esta mentalidad viaja el equipo hasta Alicante, pensando que cada partido es una final, un tópico del deporte moderno que los jugadores del Urbia Palma tienen muy asumido. En este sentido el central Valter da Cruz es optimista: “Será otra final, ahora estamos dando pasos hacia adelante y veo a todo el equipo muy centrado. Podemos llegar lejos”, asegura el brasileño.

De momento no se contabilizan enfrenamientos directos entre ambas plantillas porque esta es la primera temporada del Almoradí en la máxima categoría. Cabe destacar la figura de Pedro Miralles, actual entrenador y todavía jugador del primer equipo a sus 41 años de edad.

Los comentarios están cerrados.