Sports de ca Nostra

ATCO. BALEARES 0 – C.D. CIDE 0 ; JUSTO EMPATE EN SON MALFERIT:

Justo empate en Son Malferit (0-0) entre dos equipos de la zona alta de la Liga Nacional Juvenil, el Atlético Baleares y el C.D. Cide. Decíamos la semana pasada que, con todo el respeto al resto de partidos, éste era sin duda el partido de la jornada. Aquel aficionado que no ha asistido esta tarde plomiza a Son Malferit podrá pensar que un empate sin goles es consecuencia de un mal partido, ni mucho menos. El partido tuvo de todo, intensidad, dos buenos equipos cada uno con su estilo, buenas jugadas, oportunidades de gol, calidad, alternativas de juego, … sólo le faltó la salsa del futbol, el gol

El Cide y su entrenador, Pascual Pomares, que regresaba a la que fue su casa, fue fiel a su estilo. El hecho de jugar en el campo de unos de los candidatos al ascenso no intimidó para nada a los colegiales. Pomares repitió el 1-4-1-4-1 (o su variante 1-4-3-3) que tan buenos resultados le está dando últimamente. Analicemos al equipo por líneas. Juanan Naranjo estuvo bajo palos, mostró una seguridad y saber estar no habitual en un juvenil de primer año, impresionante todo el partido, dando seguridad y con varias intervenciones de mucho mérito. Iago Álvarez estuvo en el lateral derecho, gran partido del chaval, bien atrás y sacando el balón con seguridad cuando el equipo necesitaba de su intervención, puso varios centros de gran calidad. La pareja de centrales fueron Ismael Ramón y Alfredo Rodríguez, contundentes, dando seguridad atrás, bien por arriba, nunca fueron superados por sus pares. El lateral zurdo fue Jordi Casas en esta ocasión, muy bien atrás, tampoco le superaron, llegó a la línea de fondo en más de una ocasión poniendo varios centros que crearon peligro. En el pivote estuvo Pau Mateu, tácticamente perfecto, equilibrando siempre al equipo para que no se desajustara, muy buena salida de balón y ayudando a los dos centrales siempre y en especial en los balones aéreos, tuvo sus ocasiones de gol en los balones parados. La línea de cuatro por delante del pivote la conformaron cuatro jugones. Marco Jaume, impresionante, en la línea de la semana pasada, calidad de sobra con balón y con una intensidad defensiva fuera de lo normal, gran conducción y visión de juego. Pedro García Bussy fue el otro interior, pese a no ser su posición natural, gran partido del chaval, puso unos cuantos pases filtrados de gran calidad y siempre ayudó en defensa con su intensidad habitual. Xavi Balaguer parte de la banda pero casi siempre ayuda por dentro, calidad de sobra también y llegada de segunda línea, le faltó muy poco para marcar en más de una ocasión. Por la izquierda Jefferson desbordó una y otra vez, especialmente en la primera parte, puso varios balones de gran peligro. Y en punta estuvo Alberto Sánchez, el delantero ideal para este equipo, es el Benzema particular del Cide, gran juego combinativo y de espaldas, siempre fijando a los dos centrales y con movimientos muy inteligentes dentro del área, en Son Malferit sólo le faltó el gol.

Con esta puesta en escena, los primeros 25 minutos de la primera parte fueron, permítanme la expresión, un “baño de futbol” de los colegiales. El Baleares no veía el balón, por tanto, sufría y mucho. En Son Malferit un equipo quería y tenía el balón y éste era el Cide. Basculación izquierda derecha, profundidad en banda, rapidez de balón, posesiones largas, calidad en las conducciones, … faltó lo que muchas veces, el gol. La tuvo Xavi Balaguer tras pase de Jefferson, solo en el área pequeña remató arriba con un Tomeu Puig claramente batido. Posteriormente, Pau Mateu remató de cabeza un saque de esquina y el balón salió rozando el palo de la portería local. El gol no llegaba y el Atco. Baleares, con su estilo más directo y buscando la contra empezó a llegar con peligro. Adrià Obrador tuvo la primera pero su intento de vaselina se marchó fuera. Posteriormente el mejor jugador en ataque de los blanquiazules, Víctor Gibert, tuvo dos ocasiones que desbarató Juanan Naranjo con dos excelentes intervenciones. Con dos equipos que intentaban imponer su estilo iban pasando los minutos pero el gol no llegaba ni en una ni en otra portería. Así llegamos al final de la primera parte con tablas en el marcador, quizás puso más fútbol sobre el campo el Cide pero el Baleares exhibió llegada y contundencia en ataque.

La segunda parte empezó de forma similar a la primera. Ángel Jiménez entró en la posición de central por un lesionado Ismael Ramón pero el equipo siguió igual, la profundidad de banquillo de esta temporada hace que todos los chavales sean importantes. En los primeros minutos de esta segunda parte el balón volvió a ser de los colegiales, el Baleares volvía a sufrir pero, de nuevo, no se acertó delante de Puig que en esta segunda parte tuvo varias intervenciones de mérito. Pomares movió el banquillo para romper el partido, entrando Saúl Bautista primero y Amadou Konate después. Se llegaba bien por las bandas pero no se acertaba en el remate. Balaguer la tuvo, de nuevo, pero Tomeu Puig salvó a los suyos del 0-1. Se llegaba a línea de fondo muy bien, con paciencia y elaboración en el centro del campo pero faltaba algo de precisión en los centros finales al área. Alberto no llegó a poder rematar casi ningún balón con claridad, el ariete estuvo siempre muy bien vigilado por los dos centrales blaquiazules, el capitán Álex Vázquez y el zurdo Manel Cruz. Pasados esos quince veinte minutos iniciales el partido se convirtió en un ida y vuelta, y en eso es mejor el Baleares. Gibert mostró su potencia en varias ocasiones y su buen disparo, un golpe franco del zurdo jugador se encontró con una gran parada de Juanan. En la otra área, en sendos saques de esquina la tuvieron Alfredo Rodríguez y Ángel Jiménez pero en una ocasión el esférico se fue fuera y en la otra Puig sacó una muy buena mano. En los colegiales entró David Herreros para reforzar el centro del campo y darle algo de pausa al partido. Los últimos minutos el Baleares achuchó y mucho pero sin precisión en el remate final. Calero había movido el banquillo para refrescar su línea de ataque pero el gol tampoco llegó. Llegamos a los 90 minutos con un empate que hizo justicia a lo visto en el campo, quizás las oportunidades del Cide fueron más claras pero el Atco. Baleares también llegó claramente a las inmediaciones de un gran Juanan.

Pese a no haber goles, un muy buen partido que no defraudó y con unas gradas de Son Malferit repletas de público. Nadie pudo ganar, o sí, los rivales de la zona alta seguro que celebraron el reparto de puntos. La clasificación de la Liga Nacional Juvenil está que arde en la parte de arriba con cinco equipos en cinco puntos. En esta jornada el equipo más favorecido ha sido el actual líder, la Penya Arrabal. Queda mucho pero, en una liga tan larga y competida como esta, si no puedes ganar, no pierdas, el punto conseguido por el Cide en Son Malferit puede valer mucho. De momento, hay que hacer este empate bueno la semana que viene en Son Rapinya donde nos espera el derbi contra La Salle, casi nada.

Enlace al acta del partido:

http://www.ffib.es/Fed/NPcd/NFG_CmpPartido?cod_primaria=1000110&CodActa=466552

Enlace a las fotos del partido:

 

Joan Mateu Barceló

Los comentarios están cerrados.