Sports de ca Nostra

El Iberojet Palma aplasta al Ourense (77-61) y luchará por el ascenso

Iberojet Palma ha derrotado con cierta facilidad a Río Ourense Termal (77-61) en la primera semifinal de la Final Four de LEB. Los mallorquines han estado liderados por Alex Hernández y Ucles, ambos con 16 puntos. Vidal (12) y Ott (11) han tirado de un Ourense que fue de más a menos durante la contienda. Los dos equipos lanzaron mucho desde el perímetro, aunque la diferencia ha estado en la pintura, con Palma casi doblando en puntos a su rival. El banquillo también ha sido determinante, con 21 puntos de diferencia a favor de los de Felix Alonso (37 a 16).

El partido comenzaba con Ourense más concentrado, con un Van Wijk muy inspirado firmando los primeros cinco puntos de la contienda. Ambos equipos abusaban del tiro de tres, forzando en exceso muchas situaciones de tiro. Con el paso de los minutos, Palma se fue asentando en el choque y recortando distancia en el marcador con Ucles y sus 8 puntos como mayor arma ofensiva. En el tramo final, los baleares lograban forzar varias pérdidas de Fergus para quedarse a un solo punto con una gran acción de Ucles, culminada con una canasta con tiro adicional en el último segundo del primer cuarto.

Ese empujón final tuvo su continuidad en el inicio del segundo cuarto, con Ucles como protagonista. Palma comenzaba a pisar el acelerador, dejando atrás a su rival. Alex Hernández y su capacidad anotadora machacaban a Ourense en cada ataque, mientras la intimidación Fran Guerra bajo el aro complicaba la tarde a los anotadores del conjunto gallego. Un 22-8 de parcial dejaba hundidos a los jugadores de Ourense, llegando estos últimos al descanso muy tocados en el aspecto anímico y teniendo que remontar una distancia de 13 puntos (43-30).

Tras el descanso, el cuadro gallego lograba recuperarse mentalmente y sacó su orgullo para intentar la remontada. Vidal tiró de dos buenas acciones para elevar la moral de sus compañeros. Sin embargo, el banquillo de Ourense seguía muy impreciso y no podía compensar el buen hacer de la rotación de Palma. El equipo Felix Alonso sufría en defensa, pero anotaba a buen ritmo, anulando el intento de recortar distancias en el marcador de Ourense. La diferencia se mantenía cerca de los 10 puntos, hasta que Ucles recupero los 13 de ventaja para los suyos.

El último cuarto apenas sirvió para que Palma alcanzase la máxima diferencia en el encuentro, llegando a poner 19 puntos de por medio. Ourense lo intentó, aunque se vio superado en todo momento por su oponente. El choque finalizaba con un 77-61 que confirmaba el favoritismo de los mallorquines, terceros en liga regular. La mayor calidad y capacidad de banquillo de Palma fue un factor fundamental para meterles en la final.

Los comentarios están cerrados.