Sports de ca Nostra

LIGA NACIONAL JUVENIL ; PARTIDAZO EN SON RAPINYA, CIDE 3 MALLORCA “B” 3  (Galeria de fotos)

Cuando un espectador se dispone a disfrutar de un partido de fútbol lo que espera es ver: goles, alternativas en el juego, deportividad, nobleza, gestos técnicos de calidad, combatividad, esfuerzo, … pues todo eso se vio en el encuentro de jornada 31 de la Liga Nacional Juvenil disputado en Son Rapinya entre el Cide y el Mallorca B, un partidazo. El encuentro acabó en un empate a tres, justo desde mi punto de vista. Ese empate, junto a la derrota del Villacarlos en Son Malferit en partido matinal, le bastó al Mallorca “B” para proclamarse campeón de liga. ¡Enhorabuena al que seguro ha sido el mejor equipo del campeonato!

 

Entró el Mallorca mucho mejor al encuentro que el Cide. En esta ocasión los locales apostaron por un 1-3-5-2 (ó 1-3-4-1-2, ¡me encanta esto de las disposiciones tácticas!) que no funcionó. El Mallorca empezó arrinconando al Cide. No parecía premeditado por parte de los locales, no es su estilo, parecía más bien que los bermellones, al ser dueños del balón y gracias a la calidad técnica de sus jugadores, no dejaban hacer su futbol a los colegiales. Pese a ello el Cide llegó en contadas ocasiones en unas pocas contras. Ismael Quiroga en dos ocasiones e Iván Fragoso en otra pusieron a prueba al excelente cancerbero bermellón, Joan Salvá. En la otra portería, Damián García siguió mostrando su buen nivel de toda la temporada, voló para sacar un balón que iba casi por la escuadra en un muy buen disparo de Alejandro Barroso. En el minuto 24 Javi Nadal recibe dentro del área un balón filtrado por Gaspar Sastre y el delantero bermellón no perdona. 0-1 que, en esos momentos, hacía justicia en el marcador por el insistente dominio bermellón. De los muchos aspectos positivos de esta temporada del Cide destacaría su capacidad de adaptarse a las circunstancias del partido durante el partido. Tras ese 0-1, la disposición táctica de los locales cambió radicalmente. Se pasó al 1-4-4-2, Pedro García adelantó su posición al doble pivote junto a Pau Mateu, Marco Jaume se escoró a la derecha e Ismael Quiroga a la izquierda, Ivan Fragoso y Biel Calafat se mantenían en punta, quedando la línea de cuatro atrás para, Jose Olivas, Adrià Carretero, Alfredo Rodríguez y Jordi Casas. El cambio funcionó y los locales pasaron a tener la pelota, a dominar y a llegar con más asiduidad y peligro a la meta de Joan Salvá. Pese a ello, nos fuimos al descanso con ese 0-1 pero algo estaba cambiando en el encuentro.

La segunda parte empezó con los mismos derroteros que había acabado la primera, con un Cide dominador y un Mallorca algo sobrepasado. A los 5 minutos de la reanudación, un balón largo de Adrià Carretero es luchado con su tesón habitual por el ayer capitán Jose Olivas y el balón acaba en los pies de Iván Fragoso quien fusila a Joan Salvá desde dentro del área, 1-1 y de nuevo tablas en el marcador. Cinco minutos más tarde una buena internada por banda izquierda de Jordi Casas que cede a Iván Fragoso cuyo remate es desviado por Albert Sastre despistando a Joan Salvá, el balón vuelve a besar la mallas bermellones, 2-1. Los locales parecían haber hecho la más difícil pero esta película no iba a acabar así, ni mucho menos. Esos momentos fueron los mejores de los locales, su fútbol a pocos toques tenía desbordado a los locales. Además las entradas de Xavi Balaguer, Álex López y Armando Ortiz habían refrescado el centro del campo local y la delantera. Los locales se gustaban y llegó, en mi opinión, una de las jugadas claves del partido. Pau Mateu cede a Jordi Casas quien mete un muy buen centro en el área que es controlado y rematado por Álex López. El buen remate de Álex es rechazado por el ayer lateral zurdo bermellón, Sebastian Wade. El pelotazo de éste, que cruza más de la mitad del terreno de juego, se convierte en una asistencia a Javi Nadal que, con una calidad impresionante, bate a Damián con una magnífica vaselina, 2-2, minuto 68. Un Javi Nadal que le tiene tomada la medida a los colegiales ya que en dos partidos les ha metido tres goles. Tras ese gol el Cide pasó de disfrutar con el balón a sufrir sin él. En ocasiones dio la sensación que faltaba gasolina, la temporada es larga y la plantilla corta. El balón y las ocasiones volvían a ser de los bermellones y ocurrió lo que tenía que ocurrir. Una pared entre Etienne Etoo y Alejandro Barroso acabó con un sutil remate de este último que volvía a darle la vuelta al marcador. Tras ese 2-3 el Mallorca hizo dos palos pero no supo/pudo rematar la faena y, ya se sabe, el que en elfútbol perdona … El Cide avisó con un rematé también al palo de Xavi Balaguer y en una jugada posterior, casi en las postrimerías del partido, un magnífico centro de Álex López desde posición de carrilero diestro es rematado de cabeza de forma inapelable por Armando Ortiz, golazo del chaval que últimamente se está reencontrando con el gol. No hubo tiempo para más, un justo 3-3 que confirma el campeonato del Mallorca y permite que el Cide siga sin perder en Son Rapinya, impresionante el campeonato de los locales.

Déjenme acabar esta crónica con una cierta frivolidad. Ayer en un magnífico partido, de los mejores de la categoría juvenil, con dos equipos que están en el top de la misma participaron siete jugadores que han salido de un equipo modesto, el más representativo de mi pueblo, del Sporting Sant Marçal. León Rodríguez, Marc Guerrero y Liam El Mansouri por parte del Mallorca y Pedro García, Xavi Balaguer, Jordi Casas y Pau Mateu del Cide empezaron con eso del balón en Son Caulelles. ¡¡¡Impresionante la cantera del Sant Marçal!!!

Enlace a las fotos del partido:

Premsa CIDE

Los comentarios están cerrados.