Sports de ca Nostra

EL CIDE RECUPERA SENSACIONES Y VENCE (4-0) AL MENORCA

En un partido con marcado dominio local el Cide se resarció de la dolorosa derrota en Son Ferriol de la semana pasada y venció 4-0 a un Menorca que poco o nada pudo hacer ante el fútbol de los colegiales.

Jornada 20 de la Liga Nacional Juvenil y visitaba Son Rapinya un Menorca colocado en un zona relativamente tranquila de la clasificación lo que, sin duda, lo hacía, a priori, peligroso por el hecho de jugar sin ningún tipo de presión. En frente un Cide que salió tocado, sin duda, de Son Ferriol y que necesitaba recuperar sensaciones y su fútbol para continuar en la parte alta de la clasificación.
La apuesta del entrenador local, Toni Sánchez, fue clara, somos un equipo que sabemos y queremos tener el balón y desde ese principio básico intentamos ganar los partidos. La alineación inicial fue una clara declaración de intenciones con cinco centrocampistas a los que podríamos calificar como “jugones”. Los jugadores fueron fieles a ese planteamiento y el balón circulaba casi todo el tiempo por las botas de los jugadores locales. La apuesta del Menorca fue muy diferente, agazapados atrás buscando rápidamente su buena dupla atacante (Adrián Fortuny y Omar Cano) que, en varios momentos del partido, mostraron su calidad y pusieron en aprietos a la defensa local. El fútbol del Cide se vio rápidamente compensado, tras un magnífico cambio de orientación de Pau Mateu de derecha a izquierda que rompe dos líneas de presión, el balón llega a Sergi Barceló que, a un solo toque, pone un gran centro a Álex López que, de cabeza, remata inapelable y el balón besa las mallas menorquinas. Magnífica jugada y magnífico gol, 1-0 para los locales que encarrilaban el partido. El Menorca no se amilanó, ni mucho menos y, buscando continuamente a su buena dupla atacante, tuvo sus oportunidades. La más clara un lanzamiento de libre directo que impactó en la base del palo de la meta defendida por Damián. Ya se sabe que en el fútbol una de las máximas es que el que perdona … El Menorca tuvo sus oportunidades y no las aprovecho y en el minuto 36, Juanmi Durán desborda por banda izquierda y desde línea de fondo ponevun pase a Sergi Barceló, lateral izquierdo, cuyo disparo es repelido por el cancerbero visitante pero Jose Olivas, lateral derecho, aprovecha ese despeje para introducir el balón, de nuevo, en el meta menorquina, 2-0 a poco de finalizar la primera parte. En esos diez minutos que quedaban para finalizar el Cide demostró que aprendió la lección de la semana pasada y supo jugar con el resultado templando en el centro del campo sin arriesgar y sin dar oportunidades al equipo rival.
El reto de la segunda parte era mantener ese criterio futbolístico y seguir demostrando que la derrota de la semana pasada había servido para algo. La primera jugada de la segunda parte despejó todas las dudas. El Cide sacaba del centro del campo y después de una veintena de  toques, donde los jugadores del Menorca fueron meros espectadores y donde participaron la casi totalidad de los jugadores locales, el balón llega a Juanmi Durán en el semicírculo del área, su errático disparo se convierte en una excelente asistencia a Gabriel Calafat que, dentro del área pequeña, cruza raso cerca del palo donde nada pudo hacer el cancerbero visitante, 3-0 y partido casi sentenciado en el primer minuto de la segunda parte. No contentos con ello, cinco minutos después, otra internada por banda izquierda de Juanmi Durán dejó el balón franco para Xavi Balaguer que no perdona, 4-0 y restaban casi 40 minutos de partido. Pese a estar en el minuto 51 el partido se acabó en ese minuto donde Xavi sentenció, si no lo estaba todavía, el partido. Durante todo el resto de la segunda parte un equipo, el Cide, supo jugar con el resultado y dejó pasar los minutos y otro, el Menorca, nunca se creyó que la hipotética remontada fuera posible. Algunos acercamientos a ambas porterías pero poca cosa más.
Un partido que le sirve al Cide para recuperar sensaciones, para creerse su fútbol y para, como suelo repetir últimamente, seguir soñando y, hoy añadiré, seguir creciendo en una Liga Nacional Juvenil más que competitiva.
No quisiera acabar esta crónica sin dos apuntes. En el primero, quiero destacar, y soy consciente que esto se hace en pocas crónicas, la labor arbitral. Es cierto que el partido fue plácido pero la labor del trío arbitral, encabezada por el Sr. Antoni Bordoy, fue impecable, sin errores e interesándose siempre por la salud de los jugadores en los encontronazos que siempre se dan en el fútbol. En el segundo apunte, quiero darle la enhorabuena a Sergi Barceló Gomila, el magnífico jugador de banda izquierda nos deja para enrolarse en las filas del RCD Mallorca aunque este final de temporada lo hará con el San Francisco en la Liga Juvenil de División de Honor. Una baja muy muy difícil de suplir para el Cide pero, como no podía ser de otra manera, hay que alegrarse por el chaval. ENHORABONA SERGI, ET DESITJO EL MILLOR!!!!
Os adjunto la foto de despedida de Sergi Barceló con el Presidente (izquierda) y el Director Deportivo (derecha) del Cide.

Los comentarios están cerrados.