Sports de ca Nostra

El Sporting de Mahón se acerca a Tercera División

El equipo menorquín fue de más a menos en la primera parte pero sin premio ante un Murense más defensivo de lo esperado y que solo empujó en la recta final

El Sporting de Mahón empató sin goles en Muro en el partido de ida de la segunda y definitiva eliminatoria por el ascenso a Tercera División. El equipo mahonés cuajó una buena primera parte, sin complejos, y buscó el tanto que le diera ventaja en el cruce aunque sin éxito. En la segunda mitad acusó el esfuerzo pero mantuvo las embestidas en el tamo final de un Murense muy precavido y que decepcionó algo por su condición de local y subcampeón de Mallorca.

El Sporting, reforzado anímicamente tras superar la primera eliminatoria, salió mejor que su rival y con un planteamiento ofensivo buscó desde el primer minuto la portería rival, consciente de la importancia de marcar a domicilio en este tipo de enfrentamientos. El Murense, algo dubitativo, trazó un dibujo algo más reservado y con una apuesta por el juego directo, neutralizada en todo momento por la zaga mahonesa.

El primer aviso de los menorquines fue a balón parado merced a un remate de cabeza de Merca que detuvo el portero local Jesús. A los diez minutos, en esta ocasión tras una buena jugada combinativa, Castro probó fortuna desde la izquierda aunque con el mismo resultado. Los de casa, con poca profundidad en ataque, protagonizaron el primer aviso pasado el primer cuarto de hora con un remate de cabeza que salió a la derecha de Cris. La opción más clara para los de Bintaufa en los primeros cuarenta y cinco minutos fue un disparo de Rafel desde la frontal tras una jugada de Jorge por la derecha. El lance se igualó en el tramo final, sin sobresaltos para ninguna de las dos porterías.

El paso por los vestuarios permitió al técnico local ajustar la maquinaria, reforzando la línea defensiva y obligando al Sporting a jugar en largo al no encontrar espacios como en la primera mitad. A pesar de ello, Castro probó suerte a los dos minutos y su disparo se marchó fuera por poco. El cuadro mallorquín por su parte buscó sorprender a balón parado en una falta directa que Cris envió a córner.

Revulsivo

Juanan Gómez dio entrada a Adri por un luchador Merca en busca de mayor frescura y para tratar de sorprender a la contra. Sin embargo, fueron los de casa los que empujaron, especialmente por la banda derecha, abortando Cris, con mucha seguridad, todas las aproximaciones. El miedo a encajar un gol por parte de los dos bandos en los últimos minutos, con la posibilidad de resolver en Maó dentro de siete días, acabó en una tregua a la espera del decisivo encuentro.

Menorcainfo

Los comentarios están cerrados.