Sports de ca Nostra

El Ibiza quiere podar las espinas del Algeciras

Hace cuatro años Amadeo Salvo y Rufete fueron al Nuevo Mirador de Algeciras a jugarse la permanencia de Segunda B con el Mestalla. El próximo domingo volverán al mismo estadio, pero lo harán con un equipo distinto y en busca de un objetivo diferente, el ascenso a la división de bronce. El guión que dicta el fútbol moderno tiene estos giros dramáticos. El presidente y el entrenador de la Unión Deportiva Ibiza saben perfectamente que la bola que les ha tocado en suerte tiene espinas, que el Algeciras era uno de esos rivales -como el Hospitalet o el Jaén- que ningún tercero deseaba encontrarse en la primera etapa del playoff. Será el momento para que el Ibiza de Salvo olvide el baile de técnicos que ha condicionado su temporada regular de principio a fin y saque a relucir el potencial que atesoran sus estrellas para podar al Algeciras sin pincharse los dedos. Disponer del partido de vuelta en Can Misses debería dar tranquilidad a los ibicencos de cara a una promoción de ascenso que llevan nueve meses esperando. Es el momento de matar o morir.

 

Historia, afición, experiencia y una plantilla que mezcla veteranos de vuelta de todo y chavales que vienen con ganas son las bazas del Algeciras. El club gaditano está entrenado, además, por un perro viejo de los banquillos. A sus 63 años, el sevillano José Antonio Asián quiere darle una alegría a su ciudad de adopción. Asián vive en la ciudad más poblada del Campo de Gibraltar desde hace más de tres décadas. En ese tiempo ha ocupado casi todos los cargos posibles (jugador, ayudante, coordinador de la cantera, entrenador interino y, ahora, míster principal) en el Algeciras. Es un referente de los rojiblancos y su palabra es la ley en el Nuevo Mirador. Fruto de su experiencia, Asián sabe muy bien cómo disputar un playoff. Se ha visto en muchas así. Para sacar adelante los 180 minutos de infarto que le esperan a su equipo contra el Ibiza, Asián apostará por Jesús Romero en la portería. Quienes le han visto domingo tras domingo aseguran que es uno de los mejores guardametas de las dos ligas territoriales andaluzas. En defensa destacan dos súper veteranos nacidos en la provincia de Cádiz: el central Miguel Ángel Berlanga (36 años en agosto) y el lateral zurdo Mané (36 cumplidos en diciembre), que jugó 183 partidos en Primera División entre el Almería y el Getafe. En la medular, asusta la llegada al área contraria que aportan Ayala (siete goles) y Albertito (trece). Son los complementos perfectos para Moussa Sidibe, que ha marcado nueve desde que viste de rojiblanco. Tras su llegada en invierno proveniente del Guadalajara, el maliense ha sido el falso ariete que necesitaba el Algeciras. Con él, los algecireños se recuperaron de la mala racha con la que alcanzaron la Navidad y recuperaron el juego alegre que les llevó a permanecer invictos durante las primeras diez jornadas de liga. Además, contra un ex como el Ibiza, Moussa tendrá ganas de ampliar la cuenta goleadora que acumula desde que atracó en el puerto que da entrada al Mediterráneo y conecta la península con África.

futbolpitiuso

Los comentarios están cerrados.