Sports de ca Nostra

Baloncesto Todos a Bintaufa

El Bàsquet Menorca, de cara a la fase de ascenso a LEB Plata en la que ejercerá de anfitrión en el Pavelló Menorca (del 18 al 20 próximos) tratará de dar forma a un peregrinaje de espectadores sin precedentes, por cantidad, en la historia de la Liga EBA en su actual formato ‘multigrupos’.

Si bien desde la directiva del club no se establece un objetivo numérico en cuanto a previsión de asistencia para la cita, la excelente respuesta percibida a lo largo de la Regular de parte de la afición local, con un promedio de asistencia en torno al millar de personas, «mucho mejor de lo que esperábamos», se sincera al respecto el vicepresidente y director deportivo del club, Miki Ortiz, motivará que se habilite el recinto –con un aforo de cinco mil personas, pero que ha limitado su apertura durante la temporada al anillo inferior– para acoger «un tope de tres mil aficionados», desvela Ortiz. A priori, la cifra se distingue suficiente, holgada incluso, pero, con los precedentes de concurrencia que ha arrojado la temporada en Bintaufa –rara vez se bajó en algún partido de los 800–, unido a la cercanía del proyecto de delinear un paso histórico como resultaría ingresar en el tercer nivel nacional a los dos años de apenas ser alumbrado, incitan a creer que quizá no tanto.

Más en función de las acciones de ‘movilización’ que están llevando a término en las últimas horas, no solo desde el propio club, sino también otros rostros del baloncesto local, como el presidente del Boscos, Lluís Moll, que personalmente trasladó a su homónimo del Bàsquet Menorca, Oriol Segura –que de inmediato comulgó con el mismo–, el planteamiento de fletar varios autocares que partiendo de Ciutadella hagan escala en las poblaciones insulares, recogiendo a los canteranos de los diversos clubes de Menorca (cada cual con el chandal del equipo al que pertenece), a los que se ubicará en un espacio concreto en la grada de Bintaufa.

Asimismo, en otra de las iniciativas para generar el mejor ambiente en el Pavelló, el Bàsquet Menorca ofertará la opción de adquirir bonos para presenciar la triple jornada o de hacerlo por días. Y es que llega el instante cumbre del año, quizá también un punto de inflexión en la cronología del baloncesto insular, y la premisa es clara, todos a Bintaufa para una peregrinación sin precedentes en la historia de la actual Liga EBA. El ascenso también se juega en las gradas.

Los comentarios están cerrados.