Sports de ca Nostra

Sant Rafel ; El incombustible gen ‘blue’

El San Rafael pelea por ampliar a diez el número de campañas seguidas en la categoría

Periodicodeibiza

Hablar del San Rafael es hacerlo de un club familiar, una entidad trabajadora y cercana que se ha ganado a pulso un nombre en el grupo XI de Tercera División. Su primer equipo se llegó a ganar en muchas ocasiones el sobrenombre de matagigantes por su capacidad para completar gestas ante los peces gordos de la competición. Sin ir más lejos, este curso fulminó al Mallorca B en casa (2-0).

Su llegada a la categoría balear se produjo en 2009 de la mano de Mario Ormaechea, entrenador que hizo que un grupo de jugadores de la isla acabase transformándose con el tiempo en un equipo a tener en cuenta en Tercera. El pueblo entero comenzó entonces a volcarse con su principal referencia deportiva y llenaba, semana sí y semana también, la grada de sa Creu para disfrutar de las hazañas de los suyos. El míster barcelonés transmitió a sus pupilos el denominado gen blue. Consistía en llevar la casta por bandera y en la prohibición de arrojar la toalla a lo largo de los 90 minutos. Eso que lo hagan otros; el San Rafi, no.

En su primer año en la categoría, los rafelers fueron capaces de acabar en la sexta posición, algo inesperado para un recién ascendido. Pero no era casualidad. De hecho, el buen trabajo siguió dando frutos y el curso siguiente se mantuvo en la zona media-alta merced a una más que digna octava plaza. En el 2012-13 llegó la explosión blue. Se quedó muy cerquita de disputar el playoff de ascenso a Segunda B tras acabar en la quinta posición por encima de equipos importantes como, por ejemplo, su vecino: la Peña Deportiva.

Fue entonces cuando el club santaeulariense se hizo con los servicios de Mario Ormaechea y el San Rafael apostó por Vicente Román, que procedía del Puig d’en Valls de la Regional pitiusa. El gallego situó a los suyos en la séptima posición a la finalización del ejercicio 2012-13.

Las siguientes campañas, el San Rafi merodeó por mitad de tabla antes de volver a brillar en la temporada 2016-17, en la que fue sexto. Fue un año deportivo en el que se llegó a soñar con alcanzar la fase de ascenso, palabras tabú de cara al exterior pero que se dejaban escuchar en el vestuario. Con la ilusión por las nubes, la directiva y el cuerpo técnico decidieron que había llegado la hora de dar un salto de calidad para aspirar al playoff o, al menos, tratar de estar de nuevo cerca de las cuatro primeras posiciones.

El delantero Juan Carlos Ortiz y el polivalente centrocampista José Carlos Moreno se convirtieron en los fichajes estelares de la entidad presidida por Francisco Bonet. Los dos llegaron procedentes de la Peña Deportiva, que les descartó para su proyecto de Segunda B. El primero venía de marcar 15 goles y de ser el sexto máximo artillero de la categoría, mientras que el segundo ya tenía experiencia de sobra en ella tras haber defendido tanto los colores del Formentera como los de la Peña.

No fueron los únicos en aterrizar en el pueblo de Sant Rafel. Un central con experiencia en Segunda B como Jonathan Rosales y dos futbolistas uruguayos de los que, en principio, se manejaban grandes informes (Diego Martín y Flavio Scarone) completaron la nómina de fichajes top para estar arriba.

Sin embargo, pasa con frecuencia que la teoría no se plasma sobre el papel y eso es lo que le ha tocado vivir al San Rafi. De esta arriba ha pasado a verse pelando por salvar la categoría en esta recta final. Increíble, pero cierto.

Pronto comenzaron los problemas a nivel de resultados y las fugas de futbolistas como el ariete Juan Carlos Ortiz, el defensa Diego Martín, el portero Álex Román, el extremo Manu Cabezuelo o el centrocampista Ander Arbeloa.

El equipo entró en una racha negativa de resultados y la directiva decidió prescindir del míster. Juan Ibáñez Buti, que la temporada pasada había estado en la Unión Deportiva Ibiza, tomó el relevo de Vicente Román y precisamente el fin de semana pasado logró su primera victoria, tres puntos que, salvo catástrofe, aseguran –entre comillas– la continuidad del incombustible gen blue en Tercera División.

Fin a una racha de doce jornadas sin ganar

El San Rafael puso fin el domingo a una racha de 12 jornadas consecutivas sin ganar. El equipo blue superó en el último minuto al Santanyí (2-1) para sumar tres puntos cruciales de cara a la salvación. Los ahora pupilos de Buti no sabían lo que era ganar desde el 21 de enero, cuando vencieron por 2-0 al Mallorca B en la vigesimosegunda jornada.

LA FICHA

Presupuesto

195.000 euros.

Historia

Fundado en 1968.

Palmarés

Campeón de Preferente de Ibiza y Formentera en ocho ocasiones.

Principal jugador

Francisco Archidona ‘Zurdo’ y Gady Randazzo (actuales), así como De Pablos (retirado).

Socios

200.

Coordinador

Juanma Mulió.

Capacidad del campo

1.000 personas.

Otros datos

Es su noveno año seguido en Tercera.

EN EL BANQUILLO

Juan Ibáñez, ‘Buti’

ENTRENADOR ● 1 temporada en el cargo

«Este equipo entrena a un nivel espectacular que hacía tiempo que no veía»

Juan Ibáñez Buti llegó en marzo al San Rafael en sustitución de Vicente Román. El nuevo míster, que el curso pasado había estado en la UD Ibiza, consiguió que el equipo blue regresara por fin el domingo a la senda de la victoria tras una racha de 12 partidos sin ganar, algo que achaca a la «presión que los propios jugadores sienten».

«El equipo está muy comprometido con el club. Hay jugadores que llevan aquí media vida como, por ejemplo, Enric, Iván o Zurdo, que están muy comprometidos. Por un lado, es bueno, pero, por otro, les afecta estar emocionalmente tan implicados. En estas jornadas he visto que se llevan todas las emociones a casa. A veces, conviene tomarse esto como un trabajo, donde te dejas la piel, rindes y, luego, te olvidas de todo, pero hay gente que no lo puede hacer porque está muy vinculada al club», explicó el técnico.

El preparador considera que «la temporada ha sido irregular». «Se empezó con un equipo muy competitivo, que se pensaba que iba a estar arriba, pero luego se quedó un plantel descompensado y eso dificulta la competitividad», explicó.

Buti espera que «la liga acabe con buenas sensaciones para todos». «Los jugadores entrenan a un nivel espectacular que hacía tiempo que no veía, pero salen atenazados al campo por la situación actual. No se plasma en el campo lo que veo en los entrenamientos y la victoria del domingo hará que pierdan esa ansiedad», afirmó.

EN EL DESPACHO

Francisco Bonet

PRESIDENTE ● 20 temporadas en el cargo

«Con una victoria tendremos la permanencia, pero estamos sufriendomucho»

Francisco Bonet es el vivo ejemplo de lo que es el San Rafael: humildad y trabajo. El máximo mandatario de la entidad blue no ocultó que el deseo este año era estar arriba y que, en cambio, ahora hay que «conseguir la salvación sea como sea».

«El objetivo ahora mismo es salvarnos. Es la meta número uno», indicó. El presidente del San Rafi reconoció que no se han cumplido las expectativas previstas: «Yo creo que la temporada nos ha salido rana. Hicimos una primera vuelta aceptable, pero la segunda ha sido casi un fracaso. Aún no estamos salvados, pero hemos dado el fin de semana un paso grande para conseguirlo. Me parece que con una victoria más tendremos la permanencia asegurada, pero la verdad es que estamos sufriendo muchísimo».

El directivo rafeler subrayó que «cuando el primer equipo subió a Tercera no se soñaba con estar tanto tiempo en la categoría». «Nos hemos ido acomodando a ella. Este año nos ha salido mal, pero la trayectoria es muy buena para un club humilde y de un pueblo pequeño como Sant Rafel», explicó Bonet.

El presidente lamentó que «en Ibiza es difícil mantener un equipo en Tercera porque no hay jugadores y los tienes que traer de fuera». «De lo contrario, las pasas canutas», sentenció.

 

 

Los comentarios están cerrados.