Sports de ca Nostra

Un árbitro de baloncesto, agredido en el partido Ferre-Alcázar

El árbitro Lorenzo ‘Loren’ Villalonga fue agredido por dos jugadores del CB Ferreries durante el partido que el pasado sábado dirimió el equipo azulgrana ante el Alcázar en el Poliesportiu de Sant Bartomeu, correspondiente a la jornada 8 de la Liga de Menorca de baloncesto (terminado con triunfo mahonés por 63-72).

Los hechos se produjeron cuando en el tramo final del tercer cuarto del encuentro, algunos jugadores del Ferre estimaron que el colegiado les había perjudicado al no señalizar una falta a su favor. En la siguiente acción, sí sanciona una en su contra, y de inmediato, el ‘lío’; técnica al jugador local Coca, que responde tratando de arrebatar el pito de la boca al árbitro; momentos después, el también azulgrana Gustau, propina una bofetada a Villalonga.

Tanto Coca como Gustau son expulsados, se produce un conato de pelea entre jugadores de los dos equipos, encarándose incluso técnicos, delegados –y hasta el base local Pau Pons, en la grada por sanción, saltó a la cancha, pero aseguran desde el club azulgrana que fue con el propósito de poner paz y de separar. Además, el delegado del equipo local y a su vez expresidente de la entidad ferrerienca, Xavi Martos, expulsó a un aficionado que desde la grada increpaba al árbitro agredido, y posteriormente, al término del partido, acompañó a la dupla arbitral hasta el párking (a petición de estos; Francis Saura completaba la pareja de jueces junto a Villalonga), aunque las disensiones ya habían remitido y fuera del recinto no se registró problema ninguno.

Significar también que, durante el primer cuarto, el jugador del Alcázar Nico Camps fue expulsado por técnica descalificante al tener un enfrentamiento con Coca (al que lanzó un puñetazo sin acertar en su rostro) y protestar de forma airada, y que una vez se produce el gesto del mismo Coca que inicia y desencadena el ramillete de incidentes siguientes en el tercer cuarto del partido, desde el banquillo alcazareño plantean suspender el duelo (que estuvo detenido durante varios minutos), a lo que el árbitro agredido, Loren Villalonga, se negó. El partido se reanudó y concluyó con victoria visitante (63-72). Asimismo, subrayar que el colegiado dirigó después otro partido. Las reacciones a los incidentes fueron diversas. Por un lado, desde el Alcázar rechazan manifestarse en público hasta que no hayan visionado «el acta arbitral», explica el director deportivo del club, Rubén Pascual. Por contra, la delegada arbitral en la Isla, Cristina Lluch, declinó, no solo realizar declaraciones, sino también atender las llamadas de este diario o mostrar su respaldo en público al árbitro agredido. Sí en cambio hubo un comentario, vía redes sociales y a título personal, por parte del presidente de la Federació Balear, Juanjo Talens, que condenó la agresión.

Comunicado

Por su parte, desde el CB Ferreries emitieron un comunicado que reza lamentar «los hechos ocurridos», y que desvela también que la directiva azulgrana ha tomado la decisión, en caso de que el equipo se clasifique para la fase de ascenso, «de renunciar a disputarla», a modo de reprimenda por los incidentes sucedidos que, matizan, «no afectaron el transcurso del juego».

Al margen, la directora deportiva del Ferre, Analén González, reitera en las disculpas «al árbitro», recuerda que desde la entidad de Sant Bartomeu se muestran totalmente «contrarios a actitudes agresivas contra jugadores y árbitros» y considera que lo ocurrido «no se trata de un incidente aislado ni una cuestión exclusiva del Ferre, pues en esta liga se juega duro, suceden cosas y se trata de intentar evitarlas».

Menorcainfo.com

Los comentarios están cerrados.